Vivienda - Inmobiliario

El euríbor baja del 4% por primera vez desde junio tras darse por hecho que no habrá más alzas del BCE

  • Desde el inicio de noviembre ha comenzado a dibujar una tendencia bajista
  • La media mensual se sitúa en el 4,027% por debajo de los niveles de octubre
  • Los futuros y swaps financieros recogen fuertes caídas del euríbor para 2024
Foto: iStock.

El euríbor a 12 meses ha bajado del 4% en su cifra diaria de este viernes. La referencia se coloca en el 3,991% tras descender cuatro puntos básicos o un 1,04% desde ayer y situarse bajo dicha cota por primera vez desde el 15 de junio. Pese a los descensos recientes, el indicador sigue cerca de máximos de 2008. El actual retroceso refleja la tregua que se están tomando los costes de financiación tras las pausas de la banca central y darse por hecho que las subidas de los tipos de interés han finalizado.

El dato mensual del euríbor a 12 meses cerró por primera vez por encima del 4% en junio, un nivel sobre el que se ha mantenido durante cinco meses seguidos. Así, su cierre de mes más elevado se produjo en octubre. El dato diario de noviembre apunta a que su tendencia descendente puede continuar hasta finales de año, aunque su retroceso será progresivo. La caída diaria del 1,04% es la mayor en dos meses y medio, desde el primer día de septiembre.

Según los datos diarios de noviembre hasta hoy, el euríbor a 12 meses se sitúa en el 4,027% en su media mensual. Si sigue esta senda, sería la segunda caída mensual del actual ciclo alcista del euríbor, que lleva subiendo prácticamente sin descanso desde diciembre de 2021, con la excepción de agosto, cuando retrocedió desde julio.

El dato diario del indicador a 12 meses supone el primero bajo el 4% desde junio y todavía faltan por conocerse las cifras del resto de noviembre. En cualquier caso, la media en lo que va de mes supone rebajar en más de una décima la referencia de octubre, terminó en el 4,16%. Las medias mensuales son importantes porque es la referencia con la que se revisan las hipotecas. Ahora la gran duda es si las caídas son puntuales o es el principio de una tendencia.

Los futuros de euríbor, que sirven para cubrir sus posiciones ante oscilaciones en los tipos de interés, apuntan a que el euríbor empezará a bajar del 3,9% a partir de marzo para cerrar 2024 cerca del 3%. Hay de varios plazos de futuros del euríbor, pero el más seguido es a tres meses y se puede seguir toda la curva del euríbor tomando la referencia de los vencimientos de los contratos de futuro. Y toda la curva se ha movido a la baja desde octubre. "Hemos observado una tendencia a la baja del valor diario del euríbor desde que el Banco Central Europeo frenó sus subidas de tipos y mantuvo su interés principal en el 4,5%. Las previsiones apuntan a que el BCE no volverá a subir los tipos, salvo que la inflación se dispare, y hasta hay actores que piensan que podría bajarlos en algún momento del año que viene, lo que explica por qué el euríbor está bajando", añade Miquel Riera de HelpMyCash.

El euríbor y los tipos oficiales del BCE van históricamente de la mano. Si el banco central mueve las tasas, el euríbor se mueve con el precio del dinero. El euríbor se ha mantenido por encima de los tipos de financiación principal y ahora mismo sucede al revés. Los tipos están al 4,5% y el euríbor roza el 4% en tasa diaria. Esta distorsión significa que el euríbor está anticipando futuros movimientos del BCE. Esta semana los mercados han disipado todas sus dudas sobre el ciclo restrictivo de los bancos. La caída de la inflación en Estados Unidos al 3,2%, un dato mejor de lo previsto, provocó que se descartara automáticamente la posibilidad de que quedaran más subidas de tipos. Aunque el euríbor en España y el resto de la zona euro se fija en Europa, este se calcula en función de las transacciones del mercado monetario y estas dependen de las expectativas de tipos de interés, por lo que ocurra fuera de la zona euro acaba incidiendo.

Esta semana ha sido clave en cuanto a las perspectivas del ciclo monetario. Antes de conocerse el dato de inflación de Estados Unidos, una gran parte del mercado ya daba por hecho que tanto la Reserva Federal (Fed) como el Banco Central Europeo (BCE) habían concluido con las alzas. Sin embargo, las instituciones monetarias siempre han dejado la puerta abierta a subir más. Ese mensaje ha perdido prácticamente toda la credibilidad tras el dato macroeconómico y los pocos inversores que seguían valorando la posibilidad de otro ajuste, han acabado convenciéndose.

Es más, el propio mercado no solo descarta subidas de tipos en Europa, contempla recortes de tipos para el próximo año. En concreto, el modelo OIS (Overnight Indexed Swap) basa su pronóstico en la tasa de depósito del BCE, que actualmente se sitúa en el 4% frente al tipo de interés financiación que alcanza el 4,5%, y apunta a que el primer recorte tipos se ejecutará en la reunión de abril. Para octubre del próximo año, la tasa de depósitos estará en el 3%. Traducido en tasa de financiación, los tipos oficiales bajarán al 3,5% en octubre. Y el euríbor no debería estar lejos de estos niveles. Los swaps financieros se mueven en un mercado opaco mil millonario, pero es muy seguido por expertos y los propios bancos centrales. Recogen de primera mano los movimientos de los intereses en los mercados de bonos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud