Vivienda - Inmobiliario

La compraventa de viviendas firma el mayor desplome desde el periodo más duro de la pandemia

  • Las transmisiones cayeron un 23,7% en su octavo mes de retroceso
  • Las 44.086 operaciones suponen el peor dato en un septiembre desde 2020
  • El contexto de tipos altos profundiza en el cambio de ciclo del sector
Agencia inmobiliaria. Foto: EP

La compraventa de viviendas aumentó el ritmo de caídas en septiembre y se desplomó un 23,7%, nueve puntos más que en agosto y su mayor retroceso desde junio de 2020. El número de operaciones reconfirma el cambio de ciclo iniciado hace unos meses: las 44.086 registradas suponen el menor nivel de ventas para un mes de septiembre desde el primer año de pandemia.

Los últimos resultados de la estadística de Transmisiones de derechos de la propiedad publicada este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) elevan a ocho los meses de retrocesos consecutivos, que se enmarcan en el contexto de tipos de interés elevados. En los nueve primeros meses del año, la compraventa de viviendas se ha reducido un 8,5%.

Francisco Iñareta, portavoz de idealista, explica que aunque "es indudable que las caídas en el volumen de operaciones son muy relevantes y que han superado un descenso del 20% interanual por primera vez desde la pandemia [...] lo abultado de los descensos viene provocado también por el efecto escalón que supone compararse con un año de tantísima actividad como fue 2022".

En este sentido, indica que en los tres primeros trimestres de este año se vendieron un 19% más viviendas que en el mismo periodo de 2019 y suponen el mismo volumen que las que se vendieron en todo el año 2017. "Los datos apuntan a que el mercado cerrará 2023 con un menor número de viviendas vendidas que en 2022, pero aún así seguirá siendo uno de los mejores ejercicios de los últimos 15 años".

El descenso de la compraventa de viviendas se refleja tanto de las operaciones sobre pisos de segunda mano, que cayeron un 24,5% (35.908 operaciones), como a las realizadas sobre viviendas nuevas (-19,7%, hasta las 8.178 operaciones).

La comparativa mensual consolida la tendencia negativa. De agosto a septiembre, la compraventa de viviendas se desplomó un 10,5%, en contraste con los repuntes mensuales experimentados en este mes desde 2019.

"El mercado de la vivienda muestra síntomas de agotamiento en la fase final del 2023"

La incertidumbre económica tiene reflejo directo en el inmobiliario. El ritmo de caída en las compraventas se lleva meses acelerando en medio de un contexto de inflación alta y tipos elevados que dificulta la adquisición de viviendas que lleva a las familias a aplazar "la toma de decisiones económicas, incluyendo las relativas a la vivienda", destacan desde el Consejo General de los Colegios Oficiales de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI).

"El mercado de la vivienda muestra síntomas de agotamiento en esta fase final del 2023", indican los agentes de la propiedad, que recuerdan que "el mercado inmobiliario es cíclico". Las cifras en los periodos 2016-2019 y 2021-2022 fueron muy positivas, "por lo que resulta lógico que se produzca una estabilización de los datos macroestadísticos", matizan.

El precio parece seguir un guion distinto. Pese a lo complejo de acceder al mercado inmobiliario, la escasez de oferta frente a la elevada demanda mantiene la tensión que impide la caída del importe de la vivienda. "Esta tendencia todavía no ha llegado al nivel de precios, que sigue registrando una tendencia alcista, pero podría cambiar de cara al primer trimestre de 2024 en zonas con una demanda más reducida", indica Ferran Font, director de Estudios de Fotocasa, que además, deja el desarrollo de este periodo en manos de la evolución de los tipos de interés así como de las políticas de vivienda que lleve a cabo el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud