Vivienda - Inmobiliario

Esta es la importancia de la orientación de una casa, y cuál se recomienda según el clima

  • El estilo de vida de la persona también debe considerarse para escoger
  • La orientación sureste se reconoce como una de las mejores
  • La norte se recomienda para climas cálidos, y la sur para climas fríos
Disfrutar de un piso luminoso (Dreamstime).
Madridicon-related

Cuando una persona busca comprar o alquilar una vivienda, entre los elementos que más se observan se encuentra la ubicación, la superficie, el estado en que se encuentra o su precio. Pero también destaca la orientación, que se pasa más veces por alto, a pesar de que condiciona las horas de sol que recibe la vivienda.

Félix Bozal, asesor inmobiliairo de Biarritz Inmobiliaria, explica que la orientación deben ser distinta según el estilo de vida de su futuro propietario, así como dependiendo del clima del lugar. Para ejemplificarlo, comenta: "Si no entras a trabajar a primera hora, una orientación este te permitirá tener tu casa soleada en el inicio de la jornada, lo que te ayudará a empezar el día con mejor pie. Por el contrario, si sales de trabajar a las tres, en este caso una orientación Oeste te proporcionará un salón soleado y acogedor para el invierno".

Todas las orientaciones posibles

Desde el portal inmobiliario idealista explican las posibles orientaciones de un piso, y las ventajas de cada uno:

-Orientación norte: las propiedades cuyas ventanas miren hacia el norte recibirán los rayos del sol solo en verano, a primera hora de la mañana y última de la tarde. Por tanto, es recomendable para casas situadas en lugares con un clima caluroso. Desde idealista añaden que si se sitúa en un espacio abierto o recibe el reflejo de otro edificio, entonces la propiedad puede llegar a ser muy luminosa.

-Orientación noreste: la luz solar baña la casa hasta el mediodía, durante una parte importante del año, siendo poco aconsejable para zonas frías.

-Orientación este: conocida para inundar de rayos de luz el inmueble desde que sale el sol. Y durante buena parte del año, la casa recibe luz natural desde el amanecer hasta el mediodía. De nuevo, se recomienda para lugares cuyo clima sea caluroso.

-Orientación sureste: el inmueble recibirá más sol en invierno que en otras estaciones, concretamente desde antes del mediodía hasta bien avanzada la tarde. Como contrapartida, la exposición es menor en otras épocas del año. Se considera una orientación muy útil, pues hace que la casa no sea muy calurosa en verano, y en invierno la luz solar calienta la casa.

-Orientación sur: el sol será abundante en todas las estaciones menos la estival, momento en el que solo bañará el piso con las horas centrales, esto es, las más calurosas. Como se puede suponer, es la orientación más aconsejable para climas fríos.

-Orientación suroeste: la luz natural bañará la casa en primavera, verano y otoño desde el mediodía hasta el atardecer. En el invierno, lo hará durante buena parte de las jornadas. Es aconsejable para climas poco calurosos.

-Orientación oeste: Durante buena parte del calendario, el sol iluminará la vivienda desde el mediodía hasta el anochecer. Se recomienda por tanto para climas de frío moderado.

-Orientación noroeste: El sol inunda de luz el inmueble todas las tardes de primavera y otoño, mientras que en invierno los rayos solares tan solo entrarán en el último tramo de las tardes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud