Vivienda - Inmobiliario

Las agencias inmobiliarias anticipan cierres en el sector por la nueva ley de vivienda

  • Echan en falta que se regule su mercado con un registro de agentes a nivel nacional

Las agencias inmobiliarias anticipan cierres en el sector por la medida que incluye la nueva ley de vivienda que obliga a que sean los propietarios los que se hagan cargo de pagar los honorarios de intermediación, independientemente de si son personas físicas o jurídicas, empresas o particulares.

Así lo apunta a elEconomista.es Nora García, Vicepresidenta de la Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias (FAI), que advierte que "algunas inmobiliarias viven únicamente del mercado del alquiler, son las menos, pero las hay".

La experta señala que esta normativa va a suponer "evidentemente es una merma de los ingresos", pero asegura que el sector es "muy resiliente", ya hemos superado varias crisis y pese a que habrá destrucción de empleo en el sector, creo que la mayoría podrá reinventarse y ofrecer nuevos servicios".

En este sentido, García explica que al igual que se hace con la compraventa, en el alquiler también se puede ofrecer un servicio de personal shopper en el caso de que un inquilino contacte con nosotros para encargarnos que le busquemos un piso de alquiler. "Esto ya sucede a día de hoy y hay muchos inquilinos que quieren un servicio personalizado".

Así, recuerda que las agencias no solo se dedican a "abrir la puerta de una vivienda, ofrecemos muchos más servicios, como el acompañamiento en la firma del contrato, mediamos entre las partes cuando surge una incidencia en la vivienda y les ayudamos también con otros trámites si así nos lo solicitan, como la mudanza, suministros, cuentas bancarias. Especialmente estos servicios son muy prácticos para extranjeros", destaca la experta, que cree que el principal perjudicado de esta nueva medida será el inquilino.

"Si trabajamos para el propietario los contratos, siempre dentro de la legalidad, irán redactados a su favor" y "a la hora de tratar incidencias tendrán que hacerlo directamente con el propietario".

Por otro lado, García reivindica que no se haya regulado "un sector que cuenta con más de 150.000 profesionales y si lo hayan hecho con los administradores de fincas". "Necesitamos profesionalizar nuestro sector y para eso creemos necesario un registro obligatorio de agentes en toda España, lo que protegería mucho tanto a compradores como a inquilinos y propietarios".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud