Vivienda - Inmobiliario

La banca cierra el grifo de la financiación al alquiler por la incertidumbre de la Ley de Vivienda

  • Los temores sobre la nueva normativa dificultan el análisis de las inversiones
  • La subida los tipos ha supuesto un freno al lanzamiento de proyectos

La incertidumbre regulatoria que gira en torno al mercado del alquiler ante la espera de que se apruebe la nueva Ley de Vivienda ha llevado a la banca a frenar la financiación a los nuevos proyectos de pisos en renta.

Así lo han asegurado distintas fuentes del mercado y del mundo financiero a elEconomista.es, que apuntan que el "ruido generado en torno a este mercado" y un escenario de tipos al alza no permite a los inversores "cerrar planes de negocio certeros a largo plazo" y hacer "previsiones sobre los ingresos futuros", lo que dificulta "analizar la viabilidad y el riesgo de los proyectos".

A la situación de "inseguridad jurídica que se vive desde hace tiempo y que se ha acrecentado en el último año aplicando topes al precio del alquiler" se suma la escalada de los tipos, que está dificultando el cierre de las operaciones de Build to Rent (proyectos de obra nueva que se construyen para destinar al mercado del alquiler).

Concretamente, "se está dando un incremento de no menos de 100 puntos básicos en la rentabilidad exigida de los inversores para invertir en vivienda en alquiler. Eso está haciendo que el precio del producto en alquiler baje, pese a que las rentas están subiendo, y a muchos promotores los números ya no le salen, por lo que deciden pasar los proyectos a Build to Sell, un mercado en el que la demanda sigue siendo solvente", concreta Antonio de la Fuente, director de Corporate Finance de la consultora Colliers.

Efecto dilutivo de la financiación

Por otro lado, el directivo advierte que "el encarecimiento de la financiación está llevando a que el inversor cuando va a adquirir el proyecto se encuentre con un efecto dilutivo de la financiación".

"Esto significa que la financiación te cuesta más de lo que rinde el activo y por lo tanto cada euro que apalancas es un euro que te resta rentabilidad y eso lleva a que se complique la compra de este tipo de producto", explica el experto.

De la Fuente, asegura que este efecto "está haciendo que varios bancos se estén planteado su marco de financiación para operaciones de BtR". En este sentido, fuentes financieras consultadas por este medio, explican que "en general, sí esperan que temporalmente el inicio de nuevos proyectos de BtR podrá verse ralentizado hasta que se disipen dudas acerca de la nueva Ley de vivienda y los tipos de interés se ajusten".

Así, desde una de las principales entidades de este país reconocen a este medio que la banca "se encuentra en una situación similar" y puntualizan que "las incertidumbres no se mitigan con un endurecimiento de las condiciones financieras", sino que es necesario que "exista seguridad jurídica y se conozcan las reglas del juego, aunque cada entidad tendrá sus propias políticas de inversión al respecto".

Por su parte, los expertos del sector ven normal esta nueva postura que están tomando algunas entidades financieras. "Tomar posiciones en el sector inmobiliario les penaliza mucho en provisiones, con altos requerimientos de capital y los reguladores les miran con lupa", explican. Por otro lado, "simplemente con lo que tienen concedido y la subida de tipos están sacando diferenciales de 300 puntos básicos. No tiene mucho sentido que en el contexto actual entren en estos proyectos con según que inversores". Así, apuntan que "lógicamente hay muchos perfiles de inversores y los más estables como pueden ser las aseguradoras no tendrán problemas".

Sin embargo, hay muchos casos en los que no les interesa. "No tiene ahora mismo mucho sentido que los bancos entren en financiaciones a largo plazo con empresas que no van a ser las titulares de estos activos", detallan.

Además, en este tipo de producto la rentabilidad es muy ajustada y "con unos números tan justos, si no llegas a ciertos niveles de renta, lo más probable es que esas posiciones de deuda se tengan que renegociar en un futuro. El alquiler es un tema muy social y esto finalmente puede afectarles", explican las fuentes consultadas. De este modo, aseguran que hasta que no se resuelva al menos la incertidumbre generada por la Ley de Vivienda y haya más visibilidad en torno a los tipos, "el grifo a la financiación para el alquiler estará cerrado para muchos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud