Vivienda - Inmobiliario

Vía Célere negocia con Greystar para crear una sociedad conjunta con su cartera de alquiler

  • La venta del portfolio que suma 2.431 pisos se podría traspasar por 400 millones
Promoción de Greystar en Valdebebas

Vía Célere avanza en las conversaciones con Greystar para la venta de su cartera de pisos en alquiler con el objetivo de cerrar la transacción en el primer trimestre del año, según han apuntado fuentes del sector a elEconomista.es, que aseguran que una de las alternativas que se están negociando es la creación de una alianza en la que la promotora se quede con una participación de la cartera.

El objetivo de esta alianza, en la que Vía Célere seguiría vinculada al portfolio de alquiler, pasaría por que la promotora fuera inyectando nuevos proyectos de forma que el portfolio vaya tomando una mayor magnitud a lo largo de los años.

El portfolio inicial, uno de los más grandes que están en el mercado ahora mismo, suma 2.431 viviendas y la transacción, en la que la promotora está siendo asesorada por Credit Suisse, podría cerrarse en el entorno de los 400 millones.

Según las mismas fuentes, la intención de Vía Célere es quedarse con una participación que en ningún caso alcance el 50% pero que esté por encima del 10%. Se trataría de una alianza con "caducidad", puesto que la promotora no tiene ambición de convertirse en un agente patrimonialista.

Si bien, a través de este acuerdo la compañía liderada por José Ignacio Morales lograría absorber un mayor valor de esta cartera al salir del proyecto en un momento de mayor consolidación, con las viviendas ya alquiladas y generando ingresos recurrentes.

Este ha sido siempre el principal foco de Vía Célere en su estrategia con las viviendas de alquiler, puesto que a diferencia de otras promotoras que venden los proyectos llave en mano con acuerdos firmados, la compañía de Värde apostó por levantar un portfolio de alquiler a riesgo y ponerlo a la venta cuando el proceso de obras estuviera muy avanzado, eliminando así el riesgo de promoción para los inversores y logrando por tanto un mayor retorno.

Concretamente, a lo largo de este año se finalizarán unas 2.000 unidades que están ya en construcción, estando el 90% del portfolio terminado en el primer trimestre de 2024. Del grueso de la cartera de alquiler, el 41% de las viviendas se ubican en Madrid, con 997 unidades. Otras 533 se encuentran en Valencia. Sevilla es el tercer mercado con más fuerza dentro de este portfolio con 419 unidades. En Málaga se encuentran otras 323 viviendas y en Baracaldo 159 pisos.

Además de esta primera cartera, Vía Célere, que cuenta con un banco de suelo con capacidad para promover 20.000 unidades, estaría en disposición de destinar al mercado del alquiler otras 7.500 viviendas a lo largo de los próximos años. De modo que la compañía podría lanzar otra cartera similar este año.

En caso de cerrarse con éxito esta operación, Greystar se consolidaría como uno de los grandes inversores en este segmento. El pasado verano, la gestora capitaneada por Juan Manuel Acosta selló la compra a King Street de 2.500 unidades de alojamiento flexible en Madrid en distintos proyectos que el fondo estaba desarrollando junto a Momentum.

La alianza de Vía Célere con Greystar no sería la primera que se sella en el sector del alquiler. Está el caso de Kronos, que lanzó Stay junto a Nuveen, con la previsión de invertir 1.000 millones para levantar 5.000 pisos. Las mismas cifras manejan en Vivia, la marca de Grupo Lar y Primonial Reim.

El cierre de esta operación supondrá un hito en el mercado, que acumla varios meses de letargo afectado por la situación de incertidumbre generalizada, el encarecimiento de la financiación y a la espera de una corrección de precios. Así, la transacción podría marcar un precio de referencia para el resto de grandes carteras que se encuentran a la venta.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud