Vivienda - Inmobiliario

'Senior living', una vía de inversión inmobiliaria con mucho futuro

  • Las rentabilidades en Europa se sitúan entre el 3,3% y 6%
  • De aquí a 2030 haría falta una inversión de 13.000 millones de euros

A estas alturas del año, la inversión inmobiliaria ha ocupado muchos titulares. La incertidumbre económica es casi una constante, y el ladrillo está considerado un activo refugio en todo el mundo. En España, además, la vivienda ha sido un recurso tradicional para proteger los ahorros y sacarles un rendimiento extra. Por eso, cuando la gente piensa en invertir en inmobiliario piensa, sobre todo, en comprar una casa para reformarla y ponerla luego a la venta o en alquiler.

Es comprensible. El residencial es uno de los motores de la inversión en real estate, que alcanzó nada menos que 10.454 millones de euros en el primer semestre, según el banco de inversión CG Capital Europe. El dato es un 90% superior al del mismo periodo de 2021. Pues bien, el 23% de dicha inversión correspondió al sector living, es decir, algo más de 2.400 millones de euros -más del triple que el año anterior-.

Hay mucho apetito, que no solo implica a los grandes fondos. Cada vez son más los ahorradores que acceden a la inversión inmobiliaria a través del crowdfunding. Lo comprobamos en Urbanitae: en la primera mitad del año hemos superado la cifra de financiación de todo 2021. La posibilidad de acceder, desde 500 euros, a rentabilidades de doble dígito -lo estándar en promoción inmobiliaria- ha espoleado la demanda. En lo que va de año, hemos financiado más de 42 millones de euros y 20 proyectos.

13 millones de 'clientes'

Solo en el sector residencial, abundan las posibilidades de diversificación. Uno de los ámbitos que mejores perspectivas tiene es el segmento denominado senior living, centrado en las soluciones de alojamiento para personas de más de 65 años. No hablamos solo de residencias de ancianos, sino también de cooperativas de viviendas (cohousing), viviendas con acceso independiente y servicios comunes (coliving) o urbanizaciones costeras enfocadas al público extranjero (senior resorts).

La demografía es una variable importante. En España hay hoy más de 9 millones de personas mayores de 65, el 80% de los cuales tienen buena salud. Las previsiones del INE apuntan a que, en 2035, este segmento poblacional pasará del 20% a casi el 27% del total. Es decir, que dentro de apenas 10 años habrá cerca de 13 millones de personas mayores de 65 años en nuestro país.

Según un informe reciente de la consultora Atlas Real Estate, la mera dinámica demográfica impulsa la inversión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que haya cinco camas de senior living por cada 100 mayores. En España, la ratio actual es de 3,1. Por tanto, de aquí a 2030 haría falta una inversión de 13.000 millones de euros para cumplir los criterios de la OMS -y de 6.000 millones solo para mantener la ratio-.

A todo ello se suma el atractivo de España en el exterior. Como señala el informe Sector Sociosanitario en España. Nuevas tendencias de EAE Business School, "Tenemos un clima saludable y envidiable y nuestro estilo de vida atrae a diferentes culturas y nacionalidades que se sentirían atraídos por disfrutar de la última etapa vital en el área del Mediterráneo".

La buena noticia es que el interés por el sector ya se está materializando. Como apunta Miriam Goicoechea, directora de Research de la consultora CBRE España, "2022 está siendo un punto de inflexión en el segmento del senior living con el registro de las primeras operaciones de esta tipología de producto y las perspectivas de crecimiento para los próximos años son muy favorables".

Según Atlas, "en España se observan cerca de 5.600 centros de assisted care operativos, lo cual supone un aumento del 4% frente a 2017. En términos de plazas totales, la cifra supera las 384.000, marcando un crecimiento del 7% en los últimos cinco años". Entre 2021 y 2022 se han llevado a cabo inversiones por más de 2.500 millones de euros en el sector senior living. Hay más de 700 residencias y más de 48.000 camas actualmente en desarrollo.

Buenas rentabilidades

La inversión en este tipo de activos ofrece rentabilidades superiores a las de otros sectores inmobiliarios. Las rentabilidades en Europa se sitúan entre el 3,3 % y el 6%, según los datos de Savills. Según la consultora, la tasa de rentabilidad inicial de las residencias de mayores en España se sitúa aproximadamente en el 5,20%, aunque en las residencias prime, las tasas se han situado en torno al 4,5%.

La consultora JLL cifraba el rendimiento de las residencias de mayores en nuestro país en el 4,75% en el segundo trimestre de 2021, por encima de la rentabilidad del residencial (3,0%), las oficinas (3,35%), el high street (3,45%) o la logística (4,10%). España presenta también mejores cifras que algunos países de nuestro entorno, como Francia, Bélgica, Alemania o Suecia.

El potencial del sector es, pues, notable. En Urbanitae hemos estudiado algunas propuestas, y es solo cuestión de tiempo que publiquemos algún proyecto senior living que permita al gran público, literalmente, invertir en su futuro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.