Vivienda - Inmobiliario

Reformas por menos de 1.500 euros para renovar radicalmente tu vivienda

  • Pintar las paredes es un forma rápida y sencilla de dar un aire nuevo a la casa
  • El suelo laminado es más resistente y económico que otros materiales

Existen muchas opciones para hacer que nuestros hogares parezcan nuevos sin necesidad de realizar grandes cambios o reformas que impliquen un gran compromiso tanto económico, como temporal.

Una forma rápida y sencilla de dar un vuelco a la vivienda es pintar las paredes. Si elegimos esta opción, nos recomiendan la pintura plástica, que es la más usada en interiores. "Este tipo de pintura es muy demandada al ser la que más rápido seca y no desprender olor, pero es que además cubre muy bien, como mucho con dos capas tendríamos suficiente", explican desde habitissimo.

En cuanto a la inversión que tendríamos que destinar, "un piso de unos 90 m2 costaría en torno a unos 900 euros, mientras que una vivienda más grande donde se tuvieran que alisar paredes o quitar gotelé el precio estaría en torno a los 1.500 euros", dicen los expertos de la plataforma digital para la mejora del hogar.

Otra forma de dar sensación de novedad es cambiando el suelo. Este puede decir más de nuestra casa de lo que imaginamos. Un suelo nuevo hará que una vivienda vieja cambie radicalmente. El suelo puede ser una inversión mayor que otras, no obstante, existen opciones más económicas.

El suelo laminado es una buena opción y además, está de moda; sus modelos imitan perfectamente a la madera, siendo un material muchísimo más resistente y económico. "Instalar un suelo laminado en una vivienda de unos 70 m2 tendría un coste medio de 1.400 euros", indican desde habitissimo.

Por otro lado, si nuestra vivienda tiene problemas de luz, se puede mejorar con la eliminación de tabiques. Sin embargo, si lo que queremos es luz, pero no queremos una vivienda abierta, existen las paredes de vidrio. Estas nos permitirán que entre luz a la vivienda y a su vez nos permitirán transformar espacios, pudiendo agrandarlos o cerrarlos según la necesidad.

Además, esta opción está muy de moda; y es que suponen una opción funcional con cierto toque industrial. "En cuanto al precio, dependerá de las dimensiones de la pared en sí. No obstante, una pared de vidrio de unos 8 m2 estaría en torno a los 1.000 euros" indican los expertos de habitissimo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud