Vivienda - Inmobiliario

Cuánto tiene que invertir un hogar medio en comprar una vivienda: en cuatro CCAA se hace inviable

  • Madrid, Baleares, Cataluña y País Vasco, inalcanzables para sueldos medios
  • Una mujer soltera necesita seis años más que a un hombre para comprar una casa
  • Quienes pueden cambian menos de residencia por la falta de oferta
Foto: iStock

¿Cuánto tiempo lleva a un ciudadanos medio comprar una vivienda en España? Para esta pregunta no existe respuesta única. Dependerá del lugar donde se resida, del sueldo que cobre o del tamaño de la unidad familiar. Pero no solo eso. En tiempos convulsos como los que corren, con la inflación en máximos y el poder adquisitivo de capa caída, el coste de vida supone un bocado cada vez más elevado en los ingresos que hace prácticamente inviable ser uno más en un país de propietarios.

A precios más altos, más cara la vivienda, más caros los préstamos bancarios y más tiempo para amortizar la hipoteca. En España, donde invertir en vivienda es uno de los signos patrios que más define a los ahorradores, el contexto actual está torpedeando los planes de muchas personas y familias a quienes las cuestan no les salen.

Reunir el dinero para la entrada es siempre el primer escollo (sin olvidar los costes iniciales como los de escritura o impuestos a la propiedad) y cumplir con las condiciones de los bancos para una hipoteca es cada vez más complicado. La clave de por qué para muchos el acceso a la vivienda queda prácticamente descartado está en los datos existentes sobre sueldo medio, precio medio de la vivienda por comunidades, gasto medio por hogar y coste de vida por regiones.

En España, el precio medio de una vivienda se sitúa en 164.390 euros mientras que el salario neto medio de una familia está en torno a los 38.000 euros anuales. Teniendo en cuenta que los gastos básicos ascienden a 28.805 euros y sólo la mitad de los ingresos restantes (8.664 euros) se destinan al pago de la entrada, el presupuesto que le queda a una pareja es de 4.759 euros al año, unos 400 euros al mes, según los datos recopilados por Raisin.

La cuota mensual de la hipoteca, aún con el sueldo medio, supone un esfuerzo inasumible para muchos. Para una familia media se traduce en casi un 75% de su sueldo (después de sus gastos básicos). Es decir, a una familia en España le llevaría aproximadamente 10 años ahorrar para la entrada de una casa y 25 años para pagar una hipoteca. Y que una vez hipotecados y cubiertos los gastos mensuales dispondrán de aproximadamente 200 euros al mes para destinar a ahorros o imprevistos.

Madrid, Baleares, Cataluña y País Vasco, inalcanzables 

Centrando el análisis por regiones, las cuentas desvelan que en cuatro comunidades el acceso a la vivienda es prácticamente imposible aún contando con dos sueldos. En la Comunidad de Madrid el precio medio de la vivienda se fija en 279.735 euros y el sueldo medio familiar alcanza los 44.852 euros. En Baleares son 254.915 euros  y 37.995€ respectivamente. El estudio desvela que la hipoteca de una casa en estas dos regiones con esas condiciones se sitúa entre 900 y 1000 euros al mes y le llevaría a las familias entre 43 y 48 años poder pagarla al completo.

Hay que tener en cuenta que el plazo de amortización disponible dependerá del banco con el que se contrate la hipoteca, aunque lo más habitual es que el máximo sea de 30 años, y las condiciones y requisitos se están endureciendo.

Asturias y Castilla-La Mancha son las únicas en las que las familias podrían disponer de más de 500 euros mensuales una vez pagada la hipoteca y los gastos mensuales, más de 600 en el caso de Asturias. 

Una mujer soltera necesita seis años más que a un hombre para comprar una casa 

La brecha salarial entre hombres y mujeres también se deja notar a la hora de comprar una vivienda. Según Raisin, a una mujer soltera le resultaría prácticamente imposible comprar una casa en la mayoría de las Comunidades Autónomas españolas, a excepción de Murcia, Castilla La Mancha y Ceuta. Para poder permitirse una casa en España, tendría que pagar unos 600 euros al mes durante 25 años, y eso sólo para la hipoteca. Ahorrar para la entrada de una casa (aproximadamente unos 33.000 euros) le llevaría una media de unos 16 años.

Esto significa que a una mujer soltera en España le llevaría unos 41 años poder acabar de pagar una propiedad, y en la mayoría de los casos el acceso a una hipoteca le sería casi imposible. En el caso de un hombre soltero, esta media se reduciría a 35 años.

Los españoles cambian menos de residencia debido a la falta de oferta inmobiliaria

Quienes pueden cambian menos de residencia por la falta de oferta. En los últimos años está aumentando el tiempo que los españoles mantienen sus casas antes de venderlas. Según los Registradores de la Propiedad, el periodo medio de posesión de las viviendas en España se situó a cierre de 2021 en 16,4 años.

La cifra, récord de la serie histórica, supone un aumento interanual de un 5% respecto al 2020, y supera en más de dos veces el promedio registrado tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Desde que tocó suelo en 2009, con 7,3 años de media, el plazo ha ido creciendo de forma ininterrumpida, llegando a más que duplicarse en poco más de una década.

Para Donpiso esta tendencia se explica en la escasa producción de nuevas viviendas en España en los últimos años y en que la obra nueva, pese a que está mejorando en términos de volumen, continúa en unos niveles bajos. "En los años de la burbuja se vendían más de 300.000 viviendas nuevas, mientras que ahora estamos en una media de unas 70.000 unidades por ejercicio. Esto significa que no hay suficiente oferta y que hay menor rotación de viviendas, lo que también puede influir en este indicador", analiza Emiliano Bermúdez, subdirector general del portal inmobiliario.

Bermúdez también recuerda que la banca ha endurecido los requisitos a la hora de conceder préstamos para la compra de vivienda desde que estalló la burbuja inmobiliaria y la crisis económica y financiera, lo que impide que muchas familias busquen un nuevo hogar más adaptado a sus necesidades, sobre todo si se trata de un inmueble de nueva construcción, cuyo precio suele ser más elevado.

En el medio plazo se va a registrar un cambio de tendencia. Según el experto, "la rotación de viviendas irá a más en los próximos años, por lo que esperamos un cambio de tendencia respecto a la registrada hasta ahora".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud