Vivienda - Inmobiliario

Dejar en herencia o donar una vivienda: pros y contras

  • Una de las principales diferencias radica en el tiempo
  • Ambas operaciones requieren del pago de impuestos

Un total de 198.939 inmuebles residenciales se transmitieron a través de herencias durante 2021, según datos del INE, unas cifras históricas afectadas por la pandemia sanitaria. De igual manera, las donaciones presentan una tendencia alcista, al repuntar cerca de un 25% interanual hasta superar las 25.000 operaciones durante el año pasado. Pero, ¿cuál es la mejor opción?

Para responder a esta pregunta es necesario conocer los pros y contras de ambas opciones. Los expertos de Casavo explican las diferencias entre los dos casos para poder tomar la mejor decisión. Una de las principales variables radica en el tiempo: mientras que tras firmar la donación la transmisión de la propiedad puede realizarse en cualquier momento, la herencia requiere, como requisito para la transmisión de la propiedad, que la persona que realiza el testamento fallezca.

Los expertos de la plataforma digital subrayan que ambas operaciones requieren del pago de sus impuestos correspondientes, regulados por la ley de Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones pero, puesto que este impuesto está cedido a las comunidades autónomas que regulan las exenciones y bonificaciones, en algunas regiones puede ser bastante más caro heredar o recibir una donación que en otras, así que para poder decidir por qué opción decantarse habrá que atender a la regulación de cada región.

También serán determinantes factores como el valor de la herencia, grado de parentesco o edad de los herederos, entre otros. En definitiva, el coste de la herencia será diferente en función de la ciudad de residencia o las características del heredero y la tributación por la donación recibida (por parte del donatario) también dependerá de la comunidad en la que residas.

¿Es fiscalmente más conveniente dejar una vivienda en herencia o donarla en vida? La verdadera diferencia fiscal ante la tesitura de decidir entre herencias y donaciones pasa por las desventajas fiscales de la segunda opción. "A pesar de que las donaciones siguen ganando popularidad, estas operaciones deberán declararse como ganancias patrimoniales en el IRPF del donante", señalan desde Casavo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud