Vivienda - Inmobiliario

El oligarca Alekpérov, cuarta fortuna de Rusia, se queda sin socios en Barcelona

  • Squircle Capital rompe con el expresidente de Lukoil por sus vinculaciones con Putin
  • Liquida un fondo de 350 millones con los pisos más lujosos de la capital catalana
Vagit Alekp?rov, expresidente de Lukoil. Reuters
Barcelona

Los fondos huyen ahora de la sombra del dinero ruso. Vagit Alekpérov, cuarta fortuna del país, ha visto como casi una década después se ha roto su alianza con el español Squircle Capital. El oligarca, uno de los más cercanos a Vladimir Putin, fue uno de los impulsores del primer vehículo de la entidad, pero el reguero de sanciones impuestas por Occidente provocó que la gestora haya liquidado el paquete de activos que poseía entre Barcelona y Bulgaria y los haya entregado al magnate a costa de asumir el golpe económico.

El accionista y expresidente de Lukoil estaba entre los 30 oligarcas que Putin citó en el Kremlin a finales de febrero para anunciarles la invasión de Ucrania. Con una fortuna estimada de 15.000 millones de euros, las consecuencias de la guerra afectaron pocos días después al exviceministro de petróleo soviético, cuando Reino Unido y Australia le sancionaron por su vinculación con el régimen.

Aunque la Unión Europea no le multó, su negocio en el continente se vio afectado de lleno. Y es que nadie quiere verse manchado por sus relaciones con un oligarca. Los rublos de Alekpérov había servido para impulsar el primer vehículo de la gestora catalana Squircle Capital: un fondo de 350 millones con el que adquirió el edificio de pisos más lujoso de Barcelona, en la plaza Francesc Macià -se comercializa a más de ocho millones de euros la vivienda-, y un complejo comercial y de oficinas en Sofia, la capital de Bulgaria.

Ocho años después de levantar el fondo, Squircle ha decidido liquidarlo y entregar los activos a Morcell Limited, el family office del magnate. Según consta en el registro mercantil de Luxemburgo, José Caireta -el gestor de la compañía- y Alekpérov optaron acabar con la sociedad SQC Opportunity SCA Sicav-Raif, que poseía los inmuebles.

A pesar del impacto por el movimiento, la gestora española tuvo como consolación un cobro de 2 millones de euros por los servicios de gestión prestados. Hoy Caireta ya no gestiona los activos del oligarca, que lleva su negocio con la intermediación de Pavel Novoselov y Pavel Sukhoruchkin. De hecho, ya abandonó la sociedad Francesc Macià 10 SL, la filial propietaria del edificio barcelonés.

Squircle tiene un segundo fondo de 1.100 millones totalmente invertido y trabaja en un tercer vehículo de 2.000 millones

Las fuentes consultadas por elEconomista.es explican que la ruptura se hizo para proteger al resto de inversores de los fondos de Squircle, que ya empezó a verse afectada por los problemas reputacionales de estar vinculada con el dirigente ruso. Scranton Enterprises, el family office de una rama de familia Grífols, le adquirió el local comercial situado bajo el bloque.

El fondo pudo trocear su cartera y entregar los inmuebles al oligarca sin muchas complicaciones. La gestora se quedó eso sí sin alrededor del 15% del portfolio. Le queda una cartera de 1.100 millones en la que está el astillero de superyates de Barcelona y activos en Francia, Reino Unido y Suiza. Además, se trabaja en un tercer paquete de fondos, que alcanzará los 2.000 millones.

Sin embargo, la relación entre Alekpérov y Caireta iba más allá de Squircle. El dirigente representa al oligarca en el consejo de administración de Marina Port Vell, el puerto barcelonés para grandes yates. El magnate ostenta el 25% del capital –el control está en manos del fondo soberano de Qatar- y el español es su hombre en la instalación.

Imagen de las viviendas de lujo de Alekpérov, en Francesc Macià 10. EEImagen de las viviendas de lujo de Alekpérov, en Francesc Macià 10. EE

En los acuerdos de la sociedad luxemburguesa se asegura que la ruptura también afectará al embarcadero, pero hoy Caireta todavía figura en sus registros.

La cuarta fortuna rusa según Forbes se queda así sin aliados en Barcelona. De nada le sirvió dimitir de su puesto en Lukoil, una empresa que pidió a Putin detener la guerra de Ucrania solamente una semana después de haberla declarado. "Urgimos a un rápido cese del conflicto armado y apoyamos plenamente su resolución mediante un proceso de negociación, a través de la vía diplomática", decía el 3 de marzo, apenas una semana después del inicio de la invasión.

El caso de Pamplona Capital

Squircle ha logrado lo que no ha podido hacer la británica Pamplona Capital, con más de 9.000 millones de activos. El fondo londinense tiene entre sus principales inversores a Mikhail Fridman, propietario de los supermercados Dia. Cuando el magnate fue sancionado por Occidente, nombres como Goldman Sachs y Kirkland & Ellis suspendieron relaciones.

El grupo inglés decidió entonces seguir el mismo camino que la firma española y liquidar las inversiones de Fridman a pesar de que representaban aproximadamente un tercio de los activos en gestión. Optó por romper lazos aunque tanto el oligarca nacido en Ucrania como su socio Petr Aven abandonaron Letterone, el vehículo que canalizaba el flujo del negocio.

No obstante, hasta el momento no lo consiguió. Según Bloomberg, Pamploma Capital se puso en contacto en mayo con Jefferies y Apollo para captar fondos que sustituyan los rublos rusos.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Manuel
A Favor
En Contra

Que raro, los nacionalistas son iguales que los Oligarcas rusos, supremacistas y excluyentes sino que se lo pregunten a Puigcerdón, siempre tan próximos a las Dictaduras y a los dictadores.

Puntuación 7
#1
VIO
A Favor
En Contra

Como se manipula el lenguaje. A un empresario ruso se le llama oligarca, y a un oligarca nacionalista de Kiev se le designa como empresario. Después de romper toda relación económica con Rusia, de prohibirle las transacciones comerciales, de confiscar sus activos, y que sus barcos puedan recalar en puertos europeos, se acusa a Putin de que está empleando el hambre como arma secreta. Así funciona la propaganda occidental, se trata de denigrar al contrario con todos los medios posibles sin ningún respeto a la verdad. El repunte de la inflación también es cosa de Putin, al igual que la guerra en el Shagel. Europa no hace más que mirarse el ombligo, olvidando que Ucrania no respetó los acuerdos de Minsk de 2014 y que fue Kiev quién atacó a la población mayoritariamente rusa del Donbass, más del 90 por ciento, para expulsarlos directamente de su país con el empleo de los batallones fascistas como el Azov. Parece que queremos que al final Rusia emplee alguna bomba atómica táctica para zanjar el conflicto y entonces veremos qué pasa. Kiev no ha pasado nunca de tener un mero control administrativo de la región del Donbass y de Crimea. No se entiende bien el deseo de recuperar por su parte unos territorios que nunca le han pertenecido. El posible final nuclear caníbal sigue flotando en el aire. Ahora los socios barceloneses que hagan negocios con Petro Poroshenko, el Rey del Chocolate, expresidente de Ucrania, corrupto hasta la cejas, y otros oligarcas de Kiev, y que siga la fiesta.

Puntuación 0
#2
VIO
A Favor
En Contra

Como se manipula el lenguaje. A un empresario ruso se le llama oligarca, y a un oligarca nacionalista de Kiev se le designa como empresario. Después de romper toda relación económica con Rusia, de prohibirle las transacciones comerciales, de confiscar sus activos, y que sus barcos no puedan recalar en puertos europeos, se acusa a Putin de que está empleando el hambre como arma secreta. Así funciona la propaganda occidental. Se trata de denigrar al contrario con todos los medios posibles sin ningún respeto a la verdad. El repunte de la inflación también es cosa de Putin, al igual que la guerra en el Shagel. Europa no hace más que mirarse el ombligo, olvidando que Ucrania no respetó los acuerdos de Minsk de 2014 y que fue Kiev quién atacó a la población mayoritariamente rusa del Donbass, más del 90 por ciento, para expulsarlos directamente de su país con el empleo de los batallones fascistas como el Azov y compañía. Parece que queremos que al final Rusia emplee alguna bomba nuclear táctica para zanjar el conflicto y entonces veremos qué pasa. Kiev no ha pasado nunca de tener un mero control administrativo de la región del Donbass y de Crimea. No se entiende bien el deseo de recuperar por su parte unos territorios que nunca le han pertenecido. De seguir así, el posible final nuclear caníbal sigue flotando en el aire. Mientras tanto, los socios barceloneses que hagan negocios con Petro Poroshenko, el Rey del Chocolate, expresidente de Ucrania, corrupto hasta la cejas, y otros oligarcas de Kiev, y que siga la fiesta. Eso sí que está permitido.

Puntuación -4
#3
Intruso
A Favor
En Contra

Si eres un millonario ruso para la prensa globalista eres un oligarca, ahora bien, si eres un millonario norteamericano eres un filántropo -como Bill GiliGates-...¿Qué raro no?

Puntuación -2
#4
françois
A Favor
En Contra

Al nº 2: La ignorancia, por desgracia. La gente ve las noticias de los ",

mainstream" y poco más. Ni saben del Donbass, ni saben que Zelenski es uno de los más corrupto del mundo y Ucrania, el pais más corrupto del mundo. En el instituto, me enseñaron que la inflación llega cuando se imprime demasiado dinero (lo que están haciendo desde 2008), hoy la gente se cree que es por Putin y la pandemia.

Puntuación -1
#5
lopez
A Favor
En Contra

Menudo hijo de la gran chingada este asqueroso oligarca que apoya al genocida putin. Me cisco en todos estos siniestros asesinos rusos

Puntuación 1
#6
kaligandaki
A Favor
En Contra

al tal manuel

Es difíl saber, el grado de supremacismo, unos que defienden a su tierra y otros que la esquilman, empezando con su idioma, y veo que eres de labia imaginativa, pero escasa de contenido, procura no quemarte en el sol que luce en benidorm

Puntuación 2
#7
Manuel
A Favor
En Contra

Al 7 defienden a su tierra pisoteando los derechos de los demás que no se consideran como ellos (el idioma, en vez de utilizarlo como instrumento de entendimiento lo utilizan como agravio comparativo). No al nacional-socialismo. Por cierto no puedo permitirme el lujo de tumbarme al sol de Benidorm, me tengo que quedar en la tasca del pueblo, soy un currante que no puede ir al pueblo de al lado con el precio de la gasolina.

Puntuación 1
#8
CARLOS
A Favor
En Contra

Los oligarcas rusos tienen como hobby morirse.Quiénes serán los siguientes??? Jajajaja!!

Puntuación 0
#9
ANTITONTOS
A Favor
En Contra

Retiradas de capital a mansalva. Punto. Al fin y al cabo, los multiculturales son la salvación de este país...

Puntuación -1
#10