Vivienda - Inmobiliario

Así es el primer hotel gran lujo de Menorca

  • El 'resort' vacacional 5 estrellas abrirá sus puertas a finales del mes de julio
  • El hotel suma un total de 159 habitaciones, oferta gastronómica y bienestar
Vista exterior Villa Le Blanc

El primer hotel gran lujo llega a Menorca. A finales del mes de julio abrirá sus puertas el resort vacacional 5 estrellas de la marca de lujo Gran Meliá, Villa Le Blanc, y lo hará como miembro del sello Leading Hotels of the World, siendo el único en la isla de este segmento.

Situado en la costa de Migjorn, en la playa de Santo Tomás a medio camino entre Mahón y Ciutadella, el proyecto de reforma del antiguo Sol Beach House, liderado por el arquitecto Álvaro Sans, combina un diseño contemporáneo envuelto en sencillez y detalles. El hotel suma un total de 159 habitaciones, de las cuales 14 son de categoría premium y 86 supreme, con un precio desde 750 euros/noche. Las suites de hasta 130 m2 y villas (hay un total de 45 entre ambas) cuentan con precios desde 1.200 euros/noche. Tanto la Penthouse, como la Master Swim Up, o la Presidential Suite, ofrecen vistas al mar desde sus balcones y desde la piscina privada de la habitación.

Presidential Suite

"El proyecto de Villa Le Blanc está inspirado en la arquitectura vernácula de los pueblos de la isla. Como punto característico, destacan los arcos menorquines, por un lado, y el blanco de las casas típicas. Con una mirada técnica, rescatamos la tradición de las tejas, que en Menorca se han utilizado a lo largo de los tiempos pensando en los inviernos lluviosos y que, tradicionalmente, se pintaban de blanco para repeler el calor en verano", explica Álvaro Sans, del estudio ASAH, arquitecto de Villa Le Blanc.

Oferta gastronómica

La oferta gastronómica del hotel en sus distintos restaurantes está basada en el producto local, por una variedad de opciones que son un homenaje a la cocina y al estilo de vida menorquín.

Uno de los puntos clave culinario del hotel será el restaurante S'Amarador, situado en la planta baja del hotel y en la terraza central mirando al mar. Por otro lado, la línea de trabajo y personalidad del restaurador Joan Canals del restaurante Ulises, estará reflejado en Cru.

En la parte del bienestar, el hotel se convierte en un templo del cuidado y la belleza de la mano de la firma francesa Anne Semonin Paris. Basado en una cosmética vegana y con productos naturales, Anne Semonin abre su tercer spa en España precedido de una seleccionada ubicación en los más exclusivos hoteles del mundo, entre los que se encuentran, resorts de lujo en Japón, Hong Kong, Doha, Grecia o Maldivas.

El hotel es propiedad de la sociedad Victoria Hotels & Resorts, creada en 2021 con participación de Meliá Hotels International, Bankinter Investment, y otros inversores clientes del banco y con GMA actuando como socio gestor. Todos los socios comparten un fuerte compromiso con la sostenibilidad.

De hecho, el proyecto ha sido concebido como un prototipo de hotel neutro en carbono, el primero en la isla. Para ello, el hotel incorpora instalaciones y tecnologías de última generación que le permitirán reducir sus emisiones de alcance 1 y 2 en un 87%. Además, explorará alternativas para compensar el remanente de emisiones y asegurar así su neutralidad plena en carbono.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.