Vivienda - Inmobiliario

No, no pagas menos impuestos: los 5 mitos de las casas prefabricadas

  • Lourdes Treviño desmitifica las creencias detrás de esta tendencia
  • "Una casa prefabricada solo podrá edificarse en aquellos solares urbanos"
Foto: Dreamstime.

El confinamiento hizo que la idea de vivir en un piso sea reemplazada por la idea de vivir en un espacio amplio como el que puede entregar una casa tipo chalet. Los altos precios y la escasez de ofertas de casas "céntricas", sin embargo, ponen los límites para buscar el sueño de vivir en un espacio generoso y con jardines. Pese a ello, se nos viene a la cabeza la idea moderna de conseguir una casa prefabricada porque de una extraña manera pensamos que es la opción más barata y asequible.

En un sinfín de portales y publicidades vemos, por ejemplo, casas estilo mediterráneo donde se aprecia lujo, modernidad y lo que llama la atención tras el impacto con la obra, es el precio. Es en ese punto cuando el receptor de la publicidad se da cuenta que es una casa prefabricada por el bajo precio, en comparación con anuncios de casas con un estilo similar, pero de construcción tradicional donde los precios no bajan del millón de euros.

Con los bajos precios que da este perfil de "vivienda moderna" pareciera que el sueño se podría hacer realidad, hasta que toca el momento de desglosar el valor total para instalar una casa prefabricada en cualquier rincón apto de la península. Por esta razón, hemos tomado la palabra de Lourdes Treviño, arquitecta y fundadora de Freehand Arquitectura, quien en un artículo publicado en la revista Arquitectura y Diseño, y la Casa Agency, han desmitificado todas esas creencias erradas del universo que hay detrás de estas construcciones.

Las casas prefabricadas son más baratas

Treviño hace una comparación de sostenibilidad la cual afirma que con el tiempo las casas prefabricadas serán más económicas (no en la actualidad), como lo que ocurrió con las luces LED. "Cuando surgió este tipo de iluminación era mucho más cara que una bombilla convencional halógena. En pocos años, al darse a conocer su eficacia se popularizó su uso y el precio bajó radicalmente".

Las casas prefabricadas no pueden personalizarse

La experta confirma que las casas prefabricas pueden personalizarse, tanto en fachada como en los interiores. "Hay que hacerlo cuidando cada detalle para mejorar la adaptabilidad al entorno y con un estudio previo de pendientes y topografía para dar las mejores soluciones a cada una de las viviendas", explica.

Las casas prefabricadas son de "peor" calidad

La arquitecta rompe con el estereotipo de que una casa por ser prefabricada tiene peor calidad. Para ella, la opción de lo malo está tanto en una casa de construcción tradicional como en una casa prefabricada. "La calidad de una edificación depende del diseño que se le dé. Las soluciones constructivas que se apliquen, la calidad de los materiales y, por supuesto, el cariño con que esté hecho. Además de las normativas que se deben cumplir", agrega.

Se pagan menos impuestos por una casa prefabricada

Por su parte, Casa Agency, en el portal Comunicae , en su ranking de mitos sobre las casas prefabricadas, aclara que este tipo de viviendas no paga menos impuestos que una casa convencional. "A la administración pública le da lo mismo cómo esté construida una casa. No le importa si es prefabricada o hecha con hormigón y ladrillos. Lo único que cuenta es que se trata de un inmueble, de una vivienda para ser exactos. Y como tal debe pagar los mismos impuestos de cualquier otra", afirman.

Una casa prefabricada se puede montar en cualquier terreno

Los expertos de Casa Agency argumentan que para la administración pública una vivienda siempre tiene las mismas "obligaciones" con independencia de cómo esté construida. "Por tanto, una casa prefabricada solo podrá edificarse en aquellos solares urbanos que tengan permitido la construcción de viviendas. Además, hay que tener en cuenta que cada parcela tiene unas limitaciones urbanísticas", sentencian.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin