Vivienda - Inmobiliario

El 'crowdfunding', socio estratégico del mercado promotor

  • La financiación participativa ha avanzado posiciones en el 'real estate'
  • En Europa se financiaron 822 millones de dólares en 2020

Aunque estoy vinculado al mundo del crowdfunding desde hace tiempo, mi relación con este modelo de inversión colaborativa se hizo pública hace ahora tres años. En junio de 2019 arrancábamos un proyecto empresarial apasionante: Urbanitae, una plataforma de financiación participativa especializada en oportunidades inmobiliarias. Y aunque tres años no es nada, en ese momento teníamos importantes retos que hoy estamos muy cerca de superar.

Por un lado, tuvimos que asumir un papel que, en cierta medida, podemos calificar casi de evangelizador. Evidentemente, el crowdfunding no era una novedad para el mercado inmobiliario, pero seguía siendo desconocido para muchos, tanto profesionales como ciudadanos. Y, entre los que ya habían oído hablar de ello, todavía suscitaba algunas reticencias. Por este motivo, nos sumamos a la labor de difusión del modelo, exponiendo tanto sus bondades como sus riesgos -que los hay, como en cualquier producto financiero-. En este contexto, lo más retador fue avalar la viabilidad del planteamiento particular de Urbanitae: hacer posible que pequeños ahorradores participaran en proyectos inmobiliarios de referencia, hasta esa fecha terreno exclusivo de inversores profesionales y grandes fondos.

El segundo desafío era transmitir seguridad y solvencia al mercado: convencer a la gente de la calle de que el crowdfunding podía ser una opción de inversión igual de buena, o mejor, que otros productos más tradicionales. Y, en paralelo, que las promotoras confiaran en el modelo y en su capacidad para ofrecerles liquidez incluso en operaciones de cierta envergadura.

El último capítulo, como es lógico, se focalizaba en que ese conocimiento y confianza confluyeran en el modelo que habíamos desarrollado a través de nuestra plataforma y del equipo profesional que le da soporte.

Potencial de crecimiento

Apenas tres años después, y con una crisis sanitaria, social y económica de por medio, la financiación participativa ha avanzado posiciones en el real estate. Así se desprende de la última edición del informe Financiación participativa en España, elaborado por Universo Crowdfunding en colaboración con la Universidad de la República de Uruguay y la Universidad de Jaén. Este análisis cifra que en España el crowdfunding obtuvo 167.029.927 euros en 2020. De los sectores analizados el inmobiliario fue el más activo, con una recaudación superior a los 29,3 millones de euros. Y la mejor muestra de que desde entonces la evolución ha sido realmente positiva es que solo Urbanitae levantó más de 32 millones de euros en 2021. A nivel europeo, Statista apunta que el crowdfunding financió proyectos inmobiliarios por valor de 822 millones de dólares durante 2020.

Sin embargo, el mercado de la financiación alternativa, donde se enmarca el crowdfunding, es mucho más amplio, lo que aumenta considerablemente las posibilidades de crecimiento. La firma de investigación de mercados Research and Markets calcula que mueve al año en torno a los 7.000 millones de euros y la previsión es que supere los 93.600 millones de euros para 2028.

En España, Asprima calcula que la financiación alternativa supone entre el 10 y el 20% del crédito promotor anual que asciende a unos 10.000 millones de euros. Si tenemos en cuenta que en los países de nuestro entorno su peso aumenta hasta el 50%, el potencial de crecimiento de este tipo de financiación y, por tanto, también para el crowdfunding inmobiliario, podría escalar hasta los 4.000 o 5.000 millones de euros.

El hecho de que promotoras de referencia como Gestilar o Inmobiliaria Espacio se apoyen en el crowdfunding y den entrada a pequeños inversores en el equity de sus proyectos o para financiar deuda es una señal de que nos encontramos en un punto de inflexión. Que los proyectos de financiación que publicamos a través de Urbanitae obtengan el respaldo constante de miles de ahorradores, en la mayoría de los casos con sobredemanda, refrenda esa teoría. Y todo ello solo constata algo que venimos pensando desde ya hace tiempo: el crowdfunding está dejando de ser una fuente de financiación alternativa y empieza a ser un socio estratégico en el mercado promotor.

Como comentaba al inicio del artículo, Urbanitae celebra su tercer aniversario, y lo hace después de haber financiado 52 proyectos inmobiliarios con más de 60 millones de euros aportados por más de 20.000 inversiones. Estamos orgullosos de que durante este tiempo 35 promotores hayan contado con nosotros para sacar adelante desarrollos por toda España. Y realmente satisfechos de que en 11 de esos proyectos ya se haya devuelto el capital invertido a sus inversores, cumpliendo y mejorando en muchos casos la estimación inicial de plazos y rentabilidad, con un TIR promedio del 18%.

Estas cifras y el pulso que le tomamos al sector en el día a día nos invitan a ser optimistas y a pensar que nos encaminamos a superar los 100 millones de financiación anuales. El inmobiliario español está preparado para dar el salto y las plataformas de crowdfunding para dejar de ser una alternativa y ocupar una posición preferente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin