Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana cierra bares a las 5 de la tarde y adelanta el toque de queda

  • Impone el confinamiento en los 26 municipios con más incidencia
  • Amplía el cierre perimetral de la autonomía hasta el 31 de enero

El presidente valenciano Ximo Puig ha tenido que anunciar nuevas restricciones para tratar de frenar el aumento de los contagios en la región, ante la evolución negativa de la pandemia con un aumento del 52% en las hospitalizaciones y 195 muertos en la última semana.

Unas medidas más restrictivas que van en la línea de las ya anunciadas por otras comunidades autónomas, como Cataluña, ante el descontrol en la expansión del virus durante el mes de diciembre.

El sector hostelero será de uno de los más afectados por la lista de nuevas restricciones impuestas, ya que ha anunciado que a partir del 7 de enero se establece el cierre de todos los locales en la Comunidad Valenciana a partir de las 5 de la tarde.

Además, también se reduce a un máximo de cuatro personas las que se permitirán en cada mesa tanto en el interior como en las terrazas.

Comercios al 30%

El comercio también se ve afectado por las restricciones aprobadas hoy, ya que se reduce el aforo de todos los establecimientos del 50% al 30%, con la excepción de las tiendas de alimentación, farmacia y algunos servicios considerados básicos.

Además, se adelanta a las 10 de la noche el toque de queda en toda la autonomía, después de que justo antes de las fiestas navideñas se rebajase de las 12 de la noche a las 11. En esa línea, el Gobierno valenciano también amplía el cierre perimetral de toda la autonomía, que se impuso antes del puente de diciembre.

Pero sin duda la medida más drástica es la imposición de un confinamiento durante al menos 14 días en los 26 municipios con más incidencia del coronavirus. En estas localidades se cerrará la hostelería salvo para servicio de comida a domicilio.

Los 26 municipios confinados

Una medida que afecta en la provincia de Castellón a Borriol, Atzeneta del Maestrat, Soneja y Jérica. En Alicante se incluyen Alcoy, Castalla y Polop. Por su parte en Valencia los municipios afectados son Llíria, Massanassa, Ayora, Utiel, Sedaví, Sollana, Guadassuar, Oliva, Daimús, Xàtiva, Ontinyent, Sinarcas, Quatretonda, Canals, Benigàmin, Cheste, Moixent, Anna y Bonrepós i Mirambel. 

Todas las nuevas limitaciones entrarán en vigor desde el jueves hasta el 31 de enero. La Generalitat Valenciana sin embargo ha decidido mantener las fechas para la vuelta a las clases y Puig instó a los padres a llevar a sus hijos a la escuela al defender que son espacios seguros.

El presidente valenciano también aseguró que se acelerará la vacunación y aseguró que entre el lunes y el martes se habrá administrado la primera dosis a todas las residencias geriátricas que no cuentan con ningún brote activo de coronavirus.

Puig se refirió a los sectores más afectados por estas medidas y aseveró que en los próximos días se reunirá con sus representantes para tratar de articular ayudas similares a las ya existentes en otras autonomías.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud