Transportes

Cabify busca 15.000 conductores para multiplicar su red por siete en un año

Foto: Dreamstime.

Cabify, la plataforma de transporte de viajeros, confía en poder sumar el año que viene otros 15.000 conductores a su red en España. "El objetivo es multiplicar el número que trabaja con nosotros por siete frente a los 2.500 que tenemos en la actualidad en España", explica el director general de la compañía Mariano Silveyra.

Aunque por ahora solo hay 6.193 licencias de VTC (Vehículos de Turismo con Conductor), el Ministerio de Fomento ha reconocido, pese a la oposición del sector del taxi, que en los próximos meses los tribunales darán al menos 10.000 licencias más, que mayoritariamente se concentrarán en Madrid. El registro de las licencias, sin embargo, se está realizando a cuenta gotas y desde junio apenas hay 265 más operativas, lo que supone un alza del 4,4% en tres meses. "Aspiramos a sumar el mayor número posible y por cada licencia hay una media de casi dos conductores", dice el director general de la compañía.

Cabify opera con trabajadores autónomos o empresas, que para poder operar tienen que sumar al menos siete licencias en conjunto. Pese a las críticas de los taxistas, Silveyra dice que los conductores "no son falsos autónomos porque trabajan por su cuenta y no les exigimos exclusividad, sólo que no operen para nuestra competencia", en referencia a Uber. En esta línea, explica que el modelo de negocio de Cabify ha permitido a parados de larga duración y casi excluidos del mercado laboral volver a tener un trabajo, que en este caso, es por cuenta propia. "El 30% de los conductores que trabaja con nuestra plataforma tiene más de 55 años", asegura.

Cabify busca, actualmente, seguir desarrollándose en las ciudades donde ya está presente en el mercado español: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. A nivel mundial, Cabify cuenta con 150.000 conductores repartidos en 40 ciudades de doce países distintos, entre los que destacan México, Brasil, Portugal, Perú, Chile o Colombia, según consta en un comunicado enviado en 2016.

La plataforma digital aspira a seguir creciendo en nuestro país a pesar de las limitaciones que el Ejecutivo prevé imponer al desarrollo del sector. Fomento ha anunciado la aprobación de un Real Decreto que, entre otras cosas, prohíbe la venta o transmisión de cualquier tipo de licencia VTC durante dos años desde su otorgamiento y obliga a la creación de un sistema telemático para que firmas como Uber o Cabify informen de los clientes que les han contratado en tiempo real y antes de prestar el servicio. En este punto, algunas asociaciones del taxi, como Elite, han pedido que el Ejecutivo tarde una hora en dar el visto bueno a la contratación. Una medida que, para el sector, va en contra de la libre competencia y no tiene recorrido. Pese a los retos a los que se enfrenta el mercado, Silveyra se muestra convencido de que en 2018, por primera vez, lograrán entrar en beneficios. Maxi Mobility Spain, la sociedad a través de la cual opera la plataforma, registró el año pasado unas pérdidas de 3,5 millones. El volumen de negocio fue de 17,8 millones, lo que supone triplicar con creces los 5,4 millones que ingresó ya el año anterior.

20 vehículos adaptados

Cabify ha lanzado un servicio destinado a la población con algún tipo de discapacidad. La tecnológica ha promocionado entre sus conductores asociados la compra de vehículos adaptados para personas con movilidad reducida. Ya hay 20 en Madrid y el servicio se llama 'Access'.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

paquito
A Favor
En Contra

Si tiene una licencia VTC no está en el paro . Estos mienten más que hablan . Son unos piratas y están llevando a la ruina a 200.000 familias de taxistas

Puntuación -19
#1
Caser
A Favor
En Contra

Pues a ponerse las pilas los taxistas, no hay color entre el servicio sumamente profesional de Cabify y el q proporciona el sector casposo y anticuado del taxi

Puntuación 18
#2
Sí­ a Cabify
A Favor
En Contra

Adelante Cabify, hay que acabar con el monopolio del taxi.

Puntuación 13
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Janfri
A Favor
En Contra

El taxi debe espabilar y en vez de querer prohibir a la competencia debe ponerse a la altura. Coches limpios, trato amable, radio y temperatura al gusto del cliente, una app para que te vengan a recoger... y sobre todo precio cerrado desde el principio. De A a B por X euros, que son unos caraduras por intentar sacar un par de euros de mas.

Puntuación 6
#4
Bilbo
A Favor
En Contra

Lo que es una vergüenza es que la ley permita la reventa de licencia entre particulares.

Una licencia de Taxi pertenece al estado que es quien pone las infraestructuras y paga las vías. Una vez finalizado el uso debe volver al estado. Lo contrario es generar una economía falsa burbujera de reventa de licencias. Sólo es una nueva forma de falsear cuentas, balances y resultados apostando por un futuro valor que luego es totalmente falso.

¿Qué van a hacer ahora los taxistas con las licencias que compraron a 200.000Euros? ¿Vamos a repetir la misma historia?

Y sumen que en un par de años el coche autónomo y eléctrico será una realidad. Qué futuro tiene este negocio? En Londres pude ver mini-buses sin conductor en pruebas por el centro con capacidad para hasta 10 personas.

Una nueva estafa para engañar a gente desesperada en paro.

Lo único que esto demuestra es que el salario base universal es inevitable. Lo demás es poner parche sobre parche para intentar justificar un sistema económico caduco que dejó de funcionar hace ya mucho.

Puntuación 1
#5
Antonio
A Favor
En Contra

Como se llaman este tipo de artículos, que son escritos para crear globos sonda, estados de opinión, y mucho ruido... a si, ya me acuerdo, basura escrita por influencers, columnistas de perfil bajo, etc etc

Puntuación -2
#6