Transportes

Grupo Alonso entra en el hidrógeno con una filial que buscará abastecer a su flota

  • Su división de renovables crea Diverxia H2 para desarrollar plantas junto a sus centrales solares
  • El grupo de transporte y logística, que roza los 500 millones, cuenta con más de 500 vehículos
Un camión de Grupo Alonso en el centro logístico de Morrot (Barcelona).
Valencia

El hidrógeno verde se ha convertido en una de las grandes apuestas para poder reducir el uso de los combustibles fósiles en el transporte. Uno de los mayores operadores logísticos valencianos, Grupo Alonso, no quiere perder la oportunidad de estar en primera línea de una tecnología que puede marcar la descarbonización de su flota de camiones y barcos.

Y más cuando una de sus grandes líneas de crecimiento en los últimos años ha sido su división de energías renovables, Diverxia, dedicada al desarrollo de parques fotovoltaicos, esenciales para poder generar ese hidrógeno verde.

Diverxia acaba de constituir una nueva sociedad denominada Diverxia H2 destinada precisamente a desarrollar proyectos de plantas de hidrógeno ubicadas junto a sus propias centrales de energía solar fotovoltaica. Una actividad que según explican desde la empresa tiene como finalidad que en el futuro pueda servir para abastecer a la flota del grupo de transporte para aprovechar las sinergías dentro del grupo, aunque no se plantean plazos.

"Somos realistas y actualmente el hidrógeno no es una alternativa competitiva, pero sí que creemos que en el futuro puede tener un desarrollo similar a lo que ha supuesto la energía fotovoltaica", explican desde Diverxia.

La firma lleva dos años trabajando internamente en esta tecnología. Además, Grupo Alonso también es una de las empresas privadas que forman parte de H2VLC, una alianza impulsada por las administraciones y universidades valencianas para impulsar esta energía. En esta iniciativa también están presentes la Autoridad Portuaria de Valencia, el grupo energético BP o el fabricante ferroviario Stadler, entre otros. El programa prevé una inversión de 170 millones en más de una treintena de proyectos.

Precisamente la descarbonización de su actividad es una de las prioridades estratégicas del conglomerado empresarial que dirige Jorge Alonso, que cuenta con una flota de más de 500 vehículos sólo en el área de transporte de carreteras. En los últimos años ha renovado parte de esa flota de forma que el 20% ya utiliza GNL como combustible.

Grupo Alonso alcanzó una cifra de negocio consolidada de 492 millones de euros, un 14% más. Unos ingresos procedentes mayoritariamente de su actividad transitaria y logística, en que su principal empresa es Operinter, y que incluye también almacenes, navieras y terminales intermodales.

Además el grupo está presente en otros sectores con compañías como la marca de ron Legendario o la gestora de los espacios de ocio y cultura de la estación de Chamartín en Madrid.

El ferrocarril, pilar de su plan logístico

Aunque el grupo familiar valenciano nació a partir de los camiones, su crecimiento vino por el puerto de Valencia y el transporte marítimo. Ahora su apuesta es la intermodalidad con el tren como elemento clave para complementar al camión y el barco. Para ello ya gestiona la concesión de los centros logísticos de Adif en Morrot y Can Tunis (Barcelona), hace unos meses logró Fuente de San Luis en Valencia y prevé más plataformas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin