Transportes

Airbus cede ante la OMC para frenar la guerra comercial abierta por EEUU

  • Pacta con España y Francia pagar más intereses por el préstamo para el A350
  • La firma y la CE aseguran que Trump ya no tiene excusas para fijar aranceles

Airbus ha decidido dar un paso adelante para poner fina a la guerra comercial abierta por EEUU, que se ha traducido en la imposición de aranceles a productos europeos por hasta 7.500 millones de euros al año. El fabricante aeronáutico ha pactado así con Francia y España pagar intereses más altos por el préstamo recibido hace años para impulsar el desarrollo de avión A350.

La medida implica cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que tachó de "subsidio" cualquier préstamo con un interés menor a la tasa de mercado o la tasa de interés de referencia. "Se ha adaptado la tasa de interés para que Francia y España obtengan un mayor rendimiento de sus préstamos. Eso implica un costo adicional para Airbus", explican fuentes del sector. 

"Se ha adaptado la tasa de interés para que Francia y España obtengan un mayor rendimiento de sus préstamos. Eso implica un costo adicional para Airbus"

"Hemos cumplido plenamente con todos los requisitos de la OMC. Este último paso muestra que Airbus no ha dejado piedra sin mover para encontrar una solución. Es una clara señal de apoyo a quienes sufren el grave impacto de los aranceles impuestos, especialmente cuando también se ven afectados por la crisis del covid-19", ha asegurado el consejero delegado de la firma, Guillaume Faury, en un comunicado. 

El fabricante europeo está convencido de que este paso le permite cumplir con todas las resoluciones de la OMC y elimina cualquier punto conflictivo o excusa que justifique la imposición de aranceles por parte del gobierno de Donald Trump que, pese a los dictámenes de la organización y las medidas llevadas a cabo por la UE, considera que continúan los incumplimientos. "Después de 16 años de litigios en la OMC, este es el paso final para detener la disputa y eliminar cualquier justificación para los aranceles estadounidenses", informan fuentes cercanas a la compañía. 

"Después de 16 años de litigios en la OMC, este es el paso final para detener la disputa y eliminar cualquier justificación para los aranceles estadounidenses"

Una postura que comparte la Comisión Europea, que ha defendido que EEUU se ha quedado sin argumentos para los aranceles que impone en el marco del caso Airbus. "Esto elimina cualquier base para que Estados Unidos mantenga sus contramedidas a exportaciones de la UE y crea un argumento sólido para un acuerdo rápido en la duradera disputa", ha agregado la CE. La Administración Trump ya ha impuesto aranceles al aceite de oliva, la aceituna de mesa, el vino, que afecta especialmente a Francia y Alemania, los licores, la carne de porcino o los quesos. 

En respuesta al covid-19

La decisión de elevar los intereses del préstamo reembolsable vinculado al programa del A350 no implica que Airbus de la razón a EEUU o Boeing en sus denuncias, ni que asuma que hayan hecho algo contrario a las normas del mercado. Según explica el fabricante europeo, la iniciativa sólo busca "encontrar una solución a la disputa" que está dañando a las aerolíneas y a decenas de sectores en un momento muy complicado para la economía debido al coronavirus. 

"Los aranceles impuestos por el Representante de Comercio de los Estados Unidos (USTR) están perjudicando a todos los sectores industriales, incluidas las aerolíneas estadounidenses, y se están sumando a un entorno muy difícil como consecuencia de la crisis covid-19. Esta es la razón por la cual Airbus ha decidido dar un paso final para eliminar el último punto polémico", ha señalado la cotizada. 

"Se está haciendo lo posible para poner fin a las tasas. Ya se han tomado medidas para cumplir con la OMC, pero como Estados Unidos está bloqueando esos procedimientos, estamos en un punto muerto. La única salida de esto ahora es a través de la negociación. Nadie gana con estas disputas comerciales. Boeing ya ha tenido que renunciar al apoyo del estado de Washington", señalan fuentes del sector. 

No se incluye el programa del A380 porque se ha dejado de fabricar y no es una amenaza para Boeing

La modificación del contrato se limita al programa A350 porque Airbus ya ha suspendido la producción del A380, por lo que el modelo ya no puede perjudicar a Boeing. En este punto, la firma que dirige Faury exige que EEUU reduzca el impacto del A380 de los aranceles. Los programas para el desarrollo de las familia A320, A340 y A330 no han sido censurados por la OMC.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin