Transportes y Turismo

Irizar rozará 1.000 millones de negocio este año y fabricará 3.700 autobuses

Imanol Rego, director general del Grupo Irizar. DOMI ALONSO
Bilbaoicon-related

Irizar logró cerrar 2023 superando sus mejores previsiones en negocio, producción y rentabilidad, en un ejercicio que supuso la recuperación y reactivación del mercado de la movilidad mundial. Para el presente 2024 el reto del fabricante vasco de autobuses es rozar la barrera de los 1.000 millones de negocio y fabricar unas 3.700 unidades en todas las tecnologías del grupo.

"Tras unos años convulsos y de pérdidas, el objetivo era volver a beneficios en 2023 y alcanzar cifra récord de facturación. Hemos cerrado con 895 millones de negocio, un 40% más respecto de 2022, superando ampliamente las previsiones en rentabilidad", explica Imanol Rego, director general de Irizar, a elEconomista.es.

Para el presente 2024 el reto de Irizar es rozar la barrera de los 1.000 millones de negocio y fabricar unas 3.700 unidades en todas las tecnologías del grupo, frente a las 3.100 producidas en el ejercicio precedente. "Prevemos cerrar el año en 970 millones de negocio", comenta el directivo. Lo cierto es que el grupo ha conseguido duplicar sus pedidos en un año y suma más de 3.000 unidades en cartera. "Tenemos carga de trabajo para 2024 y 2025, con una visibilidad sin precedentes", afirma Imanol Rego.

Con estas expectativas de actividad y de aumento de las ventas, Irizar ha diseñado un plan de inversiones a 2025 que supera los 20 millones de euros, para abordar incrementos de capacidad productiva en todas sus filiales y poder así sustentar este crecimiento. El grupo cuenta con dos instalaciones productivas en Guipúzcoa: la sede en Ormaiztegi, centrada en vehículos interurbanos y de larga distancia, y en Aduna, para eléctricos urbanos. Así mismo, tiene plantas en Marruecos, México, Brasil, Sudáfrica y Australia, -donde acaba de abrir nueva sede-, y filiales comerciales en Estados Unidos, Francia, Reino Unido e Italia.

Además de la inversión en capacidad, Irizar destina anualmente el 4% de su facturación a innovación para avanzar ante los retos de la descarbonización. "A pesar de las pérdidas de los últimos años hemos seguido desarrollando productos, nuevas plataformas y vehículos más sostenibles, para dar respuesta a las necesidades de clientes, operadores, ciudades y ciudadanos", asegura Imanol Rego.

Nuevos lanzamientos

En cuanto a nuevos lanzamientos de vehículos, el grupo vasco presentará sus novedades en la Feria Internacional del Autobús y del Autocar (FIAA), que se celebrará en Madrid en octubre de este año. "En gama eléctrica tenemos un nuevo vehículo, con el que gracias a las nuevas generaciones de baterías vamos a mejorar un 30% en eficiencia energética y en operatividad en cualquier tipología de línea urbana", detalla Imanol Rego.

En cuanto a la tecnología del hidrógeno, "mostraremos una nueva gama de producto que integra una optimización y permite más eficiencia que la plataforma anterior". Así, estas diferentes inversiones en plataformas y producto "nos permitirán dar saltos cualitativos a nivel de capacidad", explica Rego.

Irizar no solo incrementó su negocio y producción el pasado año, sino que también generó nuevos empleos. Su plantilla actual asciende a 3.844 trabajadores, frente a los 3.500 del ejercicio anterior. "De los 3.800 empleos, más de 2.200 están en España", matiza el director general del grupo vasco.

El grupo vasco fabricó 3.100 autobuses de todas sus tecnologías en 2023, destacando el impulso de las ventas en el 'mix' de plataformas que contribuyen a la descarbonización y la eficiencia. "Hemos logrado unas ventas de más de 1.000 unidades de vehículos convencionales de la gama 'Efficient', que reduce emisiones", señala Imanol Rego. En eléctricos, Irizar también ha superado los 1.000 de autobuses y vende ya a 16 países y 39 ciudades. Recientemente, se ha adjudicado un pedido en Bélgica para el suministro de 100 vehículos eléctricos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud