Transportes y Turismo

Renfe reclama 50 millones más a Talgo por el retraso en la entrega de los nuevos AVE

Talleres de Talgo realizando el mantenimiento a trenes de Renfe. / Talgo

Renfe ha decidido incrementar la cuantía de la indemnización que reclama a Talgo por la demora en la entrega de los trenes de alta velocidad Avril que compondrán la futura serie 106 de la operadora una vez sean entregados. La compañía pública dirigida por Raül Blanco reclamará a su contratista 50 millones de euros adicionales a los 116 millones ya anunciados debido a las pérdidas que le estaría generando el no poder competir con sus rivales tras abrirse el mercado a la competencia, además de no poder afrontar el aumento de demanda registrado tras la pandemia.

Así, la nueva multa se elevaría a 166 millones de euros de los 1.495,4 millones en los que se cerró el contrato de compra. También deja la puerta abierta a más penalizaciones, tras constatar que los trenes no entrarán en servicio el 1 de abril, como estaba inicialmente previsto y a lo que se comprometieron tanto el fabricante como el ministro Óscar Puente. Mientras tanto, Renfe no habría abonado los últimos fondos hasta que se produzca la entrega, ya que las cuentas de Talgo acumulan 470 millones pendientes de cobro.

Según la versión de Renfe, las 30 composiciones adquiridas debían haber sido entregadas en enero de 2021. Talgo se defendió de las acusaciones alegando "causas exógenas" como "interferencias en la cadena de suministro generadas por la pandemia y otros eventos geopolíticos", pero dado que los plazos de entrega continuaban dilatándose, la operadora optó por contratar un peritaje externo que cuantificase el valor de estos incumplimientos contractuales. El resultado serían estos 50 millones de euros adicionales por lucro cesante.

Fuentes próximas al holding húngaro Magyar Vagon, posible comprador de la compañía tras interesarse en presentar una oferta pública de adquisición (opa) por el 100% de sus acciones, aseguran que los ofertantes están al tanto de esta situación y no sería un condicionante para seguir adelante con la operación, que sigue sin ser presentada ante la CNMV ni ante el consejo de administración de Talgo.

Talgo asegura no tener noticias

En la mañana de ayer jueves, Talgo celebró su habitual conferencia con analistas para presentar los resultados financieros del ejercicio 2023, en los cuales el consejero delegado de la compañía, Gonzalo Urquijo, aseguró que no había novedades respecto a la indemnización. "Nos enviaron una notificación pidiendo información. Respondimos hace unos meses, pero no hay nada más que podamos decirles", aseguró, dejando la pelota en manos de la entidad pública. El fabricante admite en sus resultados no haber entregado ni uno solo de los trenes.

Respecto a la entrega de los trenes, explicó que a finales del pasado año obtuvieron la autorización de puesta en marcha para 22 trenes y que han estado haciendo pruebas de rodaje y formación de maquinistas en Galicia, Levante o Barcelona, entre otros. "Esperamos que para finales de marzo o principios de abril estén funcionando comercialmente", aseguró a preguntas de un analista.

No entregará los plazos el 1 de abril

Pero eso era antes de presentarse en la reunión semanal de seguimiento del proyecto de entrega de los Avril, en la que Talgo no pudo confirmar que fuese a entregar los trenes en el plazo previsto, ni de que se estaban cumpliendo los hitos necesarios para superar las pruebas de fiabilidad. "No han transmitido certeza alguna sobre la marcha del proyecto, que todavía refleja ineficiencias e incoherencias", explican desde Renfe. Este martes, este medio publicó que la última fecha planteada para la puesta en servicio era el lunes 8 de abril, sumando un nuevo retraso a lo inicialmente fijado.

También el Ministerio de Transportes se ha adherido a esta reclamación al considerar que es un "proyecto prioritario", y tras reclamar "máxima diligencia" al fabricante. "No es posible fijar una fecha definitiva de inicio del servicio, a la espera de que Talgo confirme la buena marcha de todas las pruebas de fiabilidad y los calendarios de entrega, algo que hoy no ha hecho", mencionan. Estas pruebas son "responsabilidad única y exclusiva" de Talgo, según los organismos estatales.

Retrasa la venta de billetes a Asturias y Galicia

Esta situación habría obligado a Renfe a postergar el inicio de la venta de los billetes para estos nuevos servicios, que estaba prevista para este 1 de marzo, incumpliendo también el plazo comprometido por el ministro. La empresa pública explica que pondrá a la venta los asientos "cuando Talgo confirme de forma fehaciente las entregas sin deficiencias", y mientras tanto ha extendido la venta actual hasta finales de abril.

Los planes de Talgo contemplan la puesta a disposición de los quince primeros trenes "en el menor tiempo posible", 11 de ancho variable y otros 4 de ancho fijo. Entrarían en servicio "en cuanto se formalicen estas entregas", según Renfe, que pretende destinarlos a las relaciones de Galicia y Asturias, en el caso de los de ancho variable; y a Barcelona, Valencia, Alicante y Murcia para los de ancho fijo. Mientras tanto, la operadora continúa con la formación de maquinistas y del personal de a bordo, y se ha comprometido a adelantar treinta minutos, a las 06:00 horas, el primer tren de la mañana con salida desde Gijón y destino Madrid.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud