Transportes y Turismo

Talgo mantendrá su sede en España en caso de vender la empresa al grupo húngaro DJJ

Tren Avril de Talgo adquirido por Renfe en pruebas en Madrid. / J.E.

La fabricante de trenes Talgo no tiene previsto trasladar su sede social fuera de España en caso de que se complete la operación actualmente en marcha para traspasar la mayor parte del capital social al grupo húngaro DJJ. Así lo aseguró el presidente de la compañía, Carlos María de Palacio y Oriol, en una carta enviada a sus empleados en noviembre y que no se había hecho pública hasta el momento, remitida tras conocerse el interés de un inversor extranjero de lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) sobre la totalidad de sus acciones.

En dicha misiva, a la que ha tenido acceso elEconomista.es, el presidente y nieto de uno de los dos fundadores de la compañía se compromete a "mantener en España la sede, el centro de decisión, así como los centros de trabajo (...), y lo que es más importante, el equipo humano". Este compromiso, hasta ahora no informado públicamente por Talgo, sugiere que dentro de los compromisos planteados en la negociación con DJJ se establecerá el deber de mantener la sede de la empresa en suelo español y garantizar su nacionalidad española pese a que el capital mayoritario sea húngaro.

Palacio también garantiza el mantenimiento de las fábricas de Las Matas (Madrid) y Rivabellosa (Álava), así como su carga de trabajo y protege a su personal, disipando las posibles dudas que puedan surgir entre los empleados con esta operación. "Aquí está nuestro origen y aquí está nuestro futuro", asegura. El texto también señala que se mantendrán abiertos los centros de trabajo de España y el resto de filiales dispersas por todo el mundo.

La falta de capacidad exige nuevas fábricas

El presidente de Talgo asegura que esta operación permitirá "continuar expandiendo nuestro proyecto empresarial y dar cumplimiento, al mismo tiempo, a los actuales compromisos industriales con los clientes". Este hecho está vinculado a la necesidad de incrementar su capacidad industrial, ya que las fábricas actuales están saturadas por su intensa actividad, el crecimiento de su cartera y el gran dinamismo del sector ferroviario.

El holding en el que se integra su posible comprador, Magyar Vagon, posee dos fábricas en Hungría dedicadas a la construcción de material móvil, que podrían absorber parte de la futura carga de trabajo en caso de que lleguen a buen puerto aquellos contratos por los que Talgo está pujando a día de hoy, como pueden ser los de Marruecos, Arabia Saudí o los pedidos de nuevas unidades del modelo Avril para varios operadores europeos.

Palacio aseguró a sus empleados que "en el proceso que se puede abrir, y en el que se analizará en detalle en futuro, se buscará el mejor camino para Talgo". Concluye su escrito asegurando que en el momento en que envió su comunicación (16 de noviembre) "no hay nada más para comunicar" pero se compromete a mantener informados a los empleados de los próximos pasos.

La negociación sigue su curso

Según dieron a conocer fuentes de la operación, detrás de DJJ y Magyar Vagon se encontraría Andras Tombor, un reconocido empresario húngaro con interés en crear un gran grupo industrial europeo dedicado a la fabricación de trenes, animado por la apuesta de la Unión Europea por los ferrocarriles y la futura reconstrucción de Ucrania, país en el que la tecnología de ancho variable de Talgo se antoja como clave para salvar el diferente ancho de vía de sus líneas ferroviarias en su acercamiento al club comunitario.

El fondo de inversión Trilantic, que posee el 40% de las acciones de la fabricante de material móvil, se encuentra actualmente negociando los términos de venta de su parte del capital al grupo DJJ, que mostró su interés por lanzar una OPA por el 100% de la compañía a un precio de 5 euros por acción, algo que elevaría el coste de la operación a los 632 millones de euros. Según ha podido saber elEconomista.es, en la actualidad se está llevando a cabo la due diligence entre Trilantic y Tombor con el intercambio de información necesaria para auditar la situación de la fabricante.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud