Transportes y Turismo

Iryo prevé crecer un 15% en 2024 y pone en el foco Galicia y el Corredor Mediterráneo

  • Necesitará nuevos trenes para llegar a otros corredores
  • Ha alcanzado ya los 5 millones de pasajeros
Tren 'Flecha Roja' de Iryo. EE
Madridicon-related

Iryo, el operador ferroviario participado por Trenitalia, Operador Ferroviario de Levante (OFL) y Globalvia, ha cumplido esta semana su primer aniversario en España con 5,2 millones de pasajeros, 16.000 servicios prestados en los últimos doce meses y una ocupación en sus trenes del 66%. La compañía avanzó que para 2024 espera crecer y más adelante operar nuevas líneas como Galicia o el Corredor Mediterráneo, mientras que descarta su entrada en las obligaciones de servicio público (OSP), cuya liberalización está prevista de manera contenida en 2026.

Así lo ha detallado su consejero delegado y director general, Simone Gorini, en una rueda de prensa con distintos medios de comunicación en la que también ha informado de que la cuota de mercado actual de la compañía es del 24% -en línea con las cifras expuestas por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) en los últimos meses-, contando con el 30% de las frecuencias totales en España.

En total, sus 20 trenes Flecha Roja han recorrido más de nueve millones de kilómetros a lo largo de los 11 destinos en los que opera, con una cifra de empleados de 533 personas en plantilla. Gorini ha confirmado el interés de Iryo en operar en las nuevas rutas que se abran en el país, como las de Galicia o las que se enmarquen en el Corredor Mediterráneo.

En caso de entrar en nuevas líneas, opción a la que está abierta la compañía, la empresa tendría que acometer nuevas compras de trenes. En algunas rutas de Galicia, por ejemplo, se necesitan trenes de ancho variable, una solución técnica que únicamente ofrecen en España Talgo y CAF, aunque solo el primero lo hace para trenes de alta velocidad.

Rutas internacionales

El directivo también ha mostrado el interés por operar en rutas internacionales, como por ejemplo entre París y Barcelona, como próximamente hará Renfe, aunque en este caso se trataría de una colaboración con su principal accionista, el operador público italiano Trenitalia, que ya opera en Francia.

Por el contrario, Gorini ha descartado que actualmente la empresa esté pensando en entrar en la liberalización de las obligaciones de servicios públicos (OSP), si bien la compañía en 2022 sí expresó interés. Los OSP abarcan servicios como Cercanías, cuya entrada de la competencia empezará en 2026. Esta liberalización, que se iniciará con una pequeña parte de las líneas (3%), ha despertado el interés de otros operadores de transporte como Alsa y Ecorail.

Respecto a las previsiones, la compañía espera alcanzar un crecimiento del 15% el próximo año respecto a las cifras de 2023, con el objetivo de llegar a la rentabilidad pronto, aunque dependiendo de las negociaciones con Adif para bajar los cánones. En los primeros seis meses del año tuvo 80 millones de ingresos y se convirtió en el rival de Renfe con la mayor cifra de negocio, pero se desconoce cuánto dinero perdió.

Alianza con Air Europa

En este sentido, ha adelantado que todos los operadores, incluido Iryo, siguen trabajando con el gestor público de la infraestructura ferroviaria para bajar el precio de los cánones. Gorini lo considera alto comparado, por ejemplo, con países como Italia. La compañía encargó junto a Ouigo, el operador del grupo SNCF, un informe a KPMG hace meses un informe para probar los efectos de la actual política tarifaria.

Iryo también ha entablado diferentes acuerdos comerciales en los últimos meses con aerolíneas como Air Europa para permitir la compra de viajes combinados de tren y avión en un único billete, y el directivo ha confirmado que espera seguir haciéndolo con otras aerolíneas. Se desconoce, sin embargo, el estado de otras alianzas, como la que estudió con Imbric en materia de micromovilidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud