Transportes y Turismo

Mar Chao defiende la nueva terminal del puerto de Valencia "en el menor tiempo posible" en plena tormenta política

  • La nueva presidenta del puerto dice que el ruido mediático no ayuda a captar carga
  • Compromís llevará su bloqueo a las negociaciones para investir a Pedro Sánchez
Mar Chao, nueva presidenta de la Autoridad Portuaria de Valencia.
Valenciaicon-related

Con una auténtica tormenta política desatada en Valencia en torno a la nueva terminal de contenedores del puerto, la nueva presidenta de la Autoridad Portuaria, Mar Chao, ha defendido que su intención es "hacer realidad en el menor tiempo posible la nueva terminal norte" tras el primer consejo de administración en el que ha participado.

Según Chao, "desde el puerto nos limitamos a uno labor técnica, no valoramos el resto de opiniones" y defendió que la tramitación había seguido todas las garantías de seguridad jurídica y legales. Pese a ello, intentó no entrar en el debate político y no quiso valorar posturas como la de Compromís, que ha anunciado que exigirá paralizar la ampliación del recinto portuario en las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez como presidente.

El partido valencianista, que ya había sido junto a Podemos uno de los grandes opositores del proyecto a través de Joan Ribó como alcalde de Valencia y de sus representantes en Medio Ambiente en el anterior Gobierno autonómico, ahora ha decidido incluirlo en sus conversaciones con los socialistas.

Una reacción que se produce después de que desde el empresariado valenciano se alertase de la posibilidad de que los partidos independentistas, ERC y Junts, podían presionar para incluir el bloqueo al proyecto estrella del puerto valenciano en las condiciones para apoyar a Sánchez.

Aunque ERC ha rechazado que esa opción estuviese sobre la mesa, el propio Gobierno valenciano que preside el popular Carlos Mazón ha alentado las sospechas al recordar que el puerto valenciano lleva tiempo en el punto de mira de los socios de izquierdas de Sánchez y supera al de Barcelona en tráfico de contenedores.

La terminal planeada por la naviera MSC supondría una inversión de más de 1.500 millones de euros para garantizar el futuro crecimiento del puerto, además de contar con una nueva terminal ferroviaria en su interior. La Autoridad Portuaria remitió al Gobierno central el proyecto para licitar las obras que le corresponde, pero el expediente lleva meses paralizado en el Consejo de Ministros, donde Yolanda Díaz ha hecho valer su poder de veto.

Coyuntura a la baja

Chao intentó desmarcarse de la polémica recurriendo a la histórica valla que ha separado las instalaciones y los muelles del puerto de la ciudad asegurando que la Autoridad Portuaria se seguiría centrando en trabajar para sacar adelante "cualquier mejora que nos propongan las empresas portuarias" que beneficie a la economía.

"El ruido mediático no ayuda la captación de carga", aseveró, además de recordar que "estamos en un escenario complicado a nivel internacional" por el descenso del comercio y los tráficos mundiales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud