Transportes y Turismo

Talgo recorta distancias con CAF tras aumentar su cartera un 45% con DB

  • El acuerdo con la compañía alemana es el de mayor envergadura de la historia de Talgo
  • CAF sigue a la cabeza en número de pedidos, ingresos, ebitda y resultado
  • La compañía tiene identificadas oportunidades en Europa (Portugal e Italia) y Oriente Medio
Madridicon-related

Salto de gigante de Talgo en su pulso ferroviario con CAF, el otro gran fabricante nacional de material rodante. La compañía controlada por el fondo Trilantic y la familia Oriol ha aumentado su volumen de pedidos de manera significativa tras su último acuerdo con el fabricante alemán Deutsche Bahn, hasta mejorar en un 45% las cifras comunicadas hace apenas unos días al cierre del primer trimestre y recortando distancia así frente al fabricante vasco, cuya especialidad se centra en trenes regionales.

Talgo suma así 4.495 millones de euros, teniendo en cuenta los pedidos del operador danés DSB y los ocho trenes nocturnos para (Egypt National Railway). La compañía matizó ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que esta cartera se encuentra adjudicada pero no se puede contabilizar oficialmente, porque está pendiente de algunos trámites como, por ejemplo, la aprobación del parlamento de Dinamarca en el caso de DSB.

Sin duda, el mayor volumen de la cartera de Talgo lo representa el acuerdo firmado esta semana con Deutsche Bahn (DB), en lo que supuso un pedido histórico para el fabricante español. La misión ahora es entregar 56 trenes, que se suman a los 23 encargados en 2019 y se enmarcan en un acuerdo marco que puede llegar hasta las 100 unidades. Los trenes, cuyo modelo es el Talgo 230 y comercialmente son denominados ICE L (Intercity-Express Low-Floor), tendrán la misma configuración que los correspondientes al primer pedido de 2019 y mantendrán "su apuesta por la sostenibilidad y el ahorro energético". La compañía explicó que la ejecución del proyecto comenzará una vez que se acuerde la estructura de financiación. El encargo incluye de momento solo la fabricación, por lo que podrá aumentar de manera significativa si también se adjudica el mantenimiento.

La mente en el futuro

Dentro de la cartera de Talgo hay que sumar otros acuerdos encauzados. Uno son los primeros trenes del operador privado Le Train en Francia, uno de los competidores del incumbente SNCF en el país vecino. Las dos empresas firmaron hasta el momento un acuerdo que abarcaba la potencial adquisición futura de una flota de hasta diez trenes de muy alta velocidad, incluidas posibles ampliaciones y la posibilidad de ocuparse del mantenimiento de los equipos en Francia, así como la creación de una unidad conjunta de investigación y desarrollo en Nueva Aquitania.

El otro gran acuerdo sobre la mesa es el protocolo de colaboración con ENR, cuyo pedido podría volver a ser de récord: fabricar hasta 100 trenes y fijar una planta en el país. El Gobierno de Egipto comunicó que el acuerdo llevaba al país a convertirse en "el primer país en fabricar unidades móviles en Medio Oriente y África" y "representa el primer paso para hacer realidad el sueño de convertir a Egipto en uno de los principales países industriales en este campo". Talgo confirmo al regulador bursátil sus intenciones, pero matizó que hasta el momento no suponían ningún "compromiso contractual".

Con vistas al futuro, el consejero delegado de Talgo, Gonzalo Urquijo, comentó ante analistas tener ofertas en Arabia Saudí, donde sigue además pendiente de la extensión de su primer acuerdo para el Haramain, y haber peinado el mercado europeo en plazas como Portugal o Italia. La compañía está en las quinielas para ser el fabricante seleccionado por Iryo para la siguiente fase de apertura de la alta velocidad en España. 

CAF sigue a la cabeza

Con todo, CAF continúa siendo el primer fabricante ferroviario por volumen de pedidos, negocio y resultado bruto y neto. La compañía con sede en Beasain continúa siendo el primer fabricante ferroviario por volumen de pedidos, negocio y resultado bruto y neto. Suma hasta marzo más de 12.000 millones en pedidos históricos, una cifra que bate la anotada en el mismo periodo del año anterior y que únicamente se rebaja ligeramente respecto al cierre del año. Al igual que Talgo, en el arranque de 2023 se ha apoyado en uno de sus principales clientes, con la firma de 18 trenes por 161 millones a fabricar en Francia y entregar allí su mayoría (11) y en Senegal (7).

Las unidades para el país africano las recibirá la Agencia de Promoción de Inversiones y Grandes Obras (APIX), dependiente del Ministerio de Transportes del país. Se trata de un pedido compartido con el fabricante francés Alstom y enmarcado en el plan de la compañía vasca de crecer en el país vecino tras hacerse con la planta de fabricación de Reichshoffen en el marco de los descartes regulatorios de la fusión Alstom-Bombardier.

La compañía vasca tampoco contabiliza en su cartera todos los pedidos. Uno de ellos es el firmado con Renfe para el suministro de trenes de Cercanías, un acuerdo enmarcado en el Plan Renove del operador incumbente que se anunció a finales de marzo. El valor de este acuerdo era de 193 millones de euros, a razón del suministro de 29 unidades eléctricas y su mantenimiento durante 15 años.

La comparativa de pedidos con Talgo [ver gráfico] no incluye la cartera del negocio de fabricación de autobuses, donde CAF se ha introducido con fuerza tras la compra de la compañía polaca Solaris. En este sentido, la empresa ha firmado durante el primer trimestre el suministro de buses de hidrógeno en Cerdeña (Italia) por más de 40 millones. Tiene pendiente de firma el mayor contrato por 52 autobuses de hidrógeno Solaris Urbino ganado hasta la fecha en Alemania para el operador Rebus Regionalbus Rostock.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud