Transportes y Turismo

Renfe adjudica 29 Cercanías a CAF en su 'Plan Renove' por 193 millones

  • La compra responde al plan de renovación de flota, por más de 5.500 millones
  • CAF ya fue adjudicatario en octubre de un pedido similar para trenes de Media Distancia
  • La sustitución de flota permite a Renfe ser más eficiente en partidas como la energía y en sostenibilidad
Madridicon-related

Renfe sigue con su plan de renovación de flota, un programa que contempla más de 5.000 millones en la adquisición de nuevo material rodante. La compañía pública ha adjudicado al fabricante CAF el contrato para el suministro de 29 trenes eléctricos de Cercanías. El importe del acuerdo es de 192,7 millones de euros, según ha aprobado este lunes el Consejo de Administración de la operadora.

La adjudicación a la compañía vasca, uno de sus proveedores más importantes de Renfe, incluye el mantenimiento de trenes durante 15 años y las piezas de repuesto, así como la posibilidad de ampliar el suministro de hasta nueve trenes eléctricos adicionales.

La compra de estas 29 unidades de Cercanías complementa la adquisición de nuevos trenes de Media Distancia, adjudicada también a CAF el pasado mes de octubre. El mantenimiento en este caso se llevó a cabo a través de una sociedad mixta entre operadora y fabricante.

En el marco de este plan, CAF también se adjudicó 37 trenes de ancho métrico para la sustitución de antiguos FEVE y nuevos Alpinos. El contrato, no obstante, contempló errores en la fase inicial de diseño y provocó retrasos en las entregas que, a la postre, dinamitaron la salida del antiguo presidente, Isaías Táboas, y la entonces secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera,  

El objetivo de esta última adjudicación es "garantizar la máxima eficiencia en la operación de la nueva flota y el menor coste durante un largo periodo de tiempo", explica la compañía presidida por Raül Blanco en un comunicado.

Plan de renovación

La compra de nuevos trenes de Cercanías forma parte del Plan de Renovación de Flota puesto en marcha por Renfe en 2019. La hoja de ruta persigue sustituir el 50% de la flota dedicada a Obligaciones de Servicio Público (OSP). 

No hay que olvidar que parte de esta renovación fue actualizada en 2021, con motivo de la aprobación de la nueva Ley del Clima, que marcaba como objetivo alcanzar la neutralidad climática antes del año 2050. La nueva meta afectó a la negociación para la compra de un paquete que contemplaba la adquisición de trenes duales, es decir, que pueden circular consumiendo luz en las vías electrificadas o, en su defecto, diésel.

Al respecto de estos contratos de fabricación, la nueva Ley del Sector Ferroviario incluyó a finales de diciembre una disposición adicional que permitía proteger a estos acuerdos de la inflación. Esta disposición adicional habilitaba a la revisión de los términos alcanzados en materia de precio, siempre y cuando no se tratara de contratos ligados a servicios comerciales (AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity), como los de alta velocidad.

Cuarto contrato desde 2019

Por importe, el de este lunes es el cuarto contrato del Plan Renove de Renfe desde 2019. La compañía dependiente del Ministerio de Transportes aprobó en 2021 la adjudicación a las empresas Alstom y Stadler del contrato para la compra de 201 trenes de gran capacidad (una longitud de entre 100 y 200 metros) de Cercanías, un acuerdo que más tarde se amplió con la compañía francesa y suiza a 280 trenes tras ejercer una opción de compra para trenes de Rodalies.

El importe en esta ocasión fue el más elevado entre los acuerdos firmados: 3.119 millones de euros. Parte de esta compra estaría financiada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) con fondos procedentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

El rejuvenecimiento de la flota, que, en algunos casos, es superior a 30 años, conlleva el incremento de la fiabilidad y la reducción de incidencias. También una mayor eficiencia energética, un aspecto importante habida cuenta del peso de los costes de la luz en la partida de gastos de la compañía ferroviaria. Renfe también mejora así la adecuación a las obligaciones de implantación de la accesibilidad y la sustitución de material diésel, otro de los compromisos fijados en materia de sostenibilidad.

La nueva adjudicación ponen de manifiesto "el mayor esfuerzo inversor de las últimas décadas para renovar y ampliar su flota de trenes", por parte de Renfe. La inversión en firme es superior a 5.500 millones de euros para poder comprar o remodelar 539 trenes o locomotoras. El impacto en el empleo es 52.000 nuevos puestos de trabajo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud