Transportes y Turismo

Talgo acuerda con Egipto fabricar 100 trenes y fijar una planta en el país

  • La compañía se compromete a que el 45% de sus proveedores sean locales
  • La fabricación del material rodante contará con un equipo de supervisión de españoles
  • El acuerdo aumenta la cartera de pedidos, que el pasado año ascendía a 2.700 millones
Madridicon-related

Paso adelante de Talgo en Egipto, país en el que aterrizó el pasado año tras un encargo millonario de la empresa estatal de ferrocarriles de Egyptian National Railways (ENR). Ahora, el ministro de Transportes del país, Kamel al-Wazir, ha firmado un protocolo de colaboración entre la Autoridad Ferroviaria de Egipto (ERA) y el fabricante de trenes y material rodante para que la empresa construya una fábrica en Egipto.

Las autoridades del país explicaron que la futura planta se construiría en la ciudad Beni Suef, situada en a unos 115 kilómetros al sur de El Cairo, y tendrá una superficie de aproximadamente 90.000 metros cuadrados. La planta se situará junto a los talleres ferroviarios que ya se encuentran allí.

La hoja de ruta fue firmada por Mohamed Amer, presidente del consejo de administración de la Autoridad Nacional de Ferrocarriles de Egipto, y Mohamed Khadra, director regional de Talgo. La compañía española no quiso dar más detalles tras ser contactada por elEconomista.es.

El Ejecutivo egipcio, sin embargó, lanzó en un comunicado que el acuerdo llevaba al país a convertirse en "el primer país en fabricar unidades móviles en Medio Oriente y África" y "representa el primer paso para hacer realidad el sueño de convertir a Egipto en uno de los principales países industriales en este campo".

El ministro de Transporte, Kamel Al Wazir, dijo tras firmar este protocolo de colaboración que el objetivo responde a los planes de directivas del presidente egipcio, Abdel Fattah El-Sisi, que quiere localizar industrias estratégicas en el país.

El proyecto está concebido en dos fases distintas, cada una con la planificación de fabricar 50 trenes. Esta tarea se llevará a cabo por ingenieros y trabajadores egipcios, pero estará supervisada por expertos españoles. Se prevé además que el 45% de los proveedores de Talgo en su fábrica sean locales, si bien este porcentaje deberá aumentar gradualmente.

Tras la publicación de esta información, Talgo ha confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los planes de la compañía en el país, matizando que la firma del acuerdo es sobre futuras intenciones y, a día de hoy, no suponen ningún compromiso contractual. Los analistas de Renta 4 han analizado las bases del acuerdo y han calificado la noticia como "positiva", a la espera de "conocer más detalles en cuanto al alcance económico del protocolo y la inversión a realizar". La acción de Talgo cae en las primeras horas del día ligeramente (-0,8%), situándose en los 3,06 euros. Los títulos acumulan una devaluación de más del 10% en el último mes.

Mercado en crecimiento

El anuncio es el segundo gran movimiento de Talgo en pocos meses. En diciembre, la empresa nacional de ferrocarriles del país inició operaciones comerciales trenes construidos por el fabricante español. El contrato que hizo posible el suministro de material rodante se firmó meses atrás por 160 millones de euros, a cambio también del mantenimiento de estos trenes durante ocho años.

Los trenes Talgo pertenecen a la plataforma Intercity, con la que la compañía consiguió recientemente otros contratos en países como Alemania y Dinamarca. En el caso de Egipto, se trata de seis unidades de tren con una velocidad comercial máxima de 160 kilómetros por hora y 490 plazas. El encargo se enmarca en el proceso de modernización del sistema ferroviario emprendido por el gobierno egipcio que busca conectar la capital con la ciudad de Alejandría.

A este primer contrato se le sumó en agosto un segundo acuerdo para la fabricación de otros siete trenes de pasajeros. En este caso se trata de trenes destinados a servicios nocturnos y el importe aproximado es de 280 millones de euros. Aunque el mantenimiento se dará en Egipto, la construcción de las nuevas unidades será en las plantas de Álava (Rivabellosa) y Madrid (Las Matas).

A la espera de nuevos contratos

La cartera de pedidos de Talgo asciende asciende a más de 2.700 millones de euros, de los que más de 800 millones corresponden a proyectos de fabricación y remodelaciones. La compañía considera que el nivel de proyectos en marcha le permite mantener un elevado nivel de actividad industrial hasta 2025. En el horizonte cuenta con varios planes a concretar, como la ampliación de su contrato en Alemania o Arabia Saudí, así como la homologación de los trenes Avril para Renfe en la alta velocidad en España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud