Transportes y Turismo

Barajas recupera el 99,8% de tráfico y se distancia de Frankfurt y Schiphol

  • El vuelco en el ranking se consolida en el primer trimestre del año, con el segundo porcentaje de recuperación más alto de Europa
  • Heathrow y París se alejan tras volver a la normalidad este año, cuando la recuperación ha llegado a todos los países europeos
Madridicon-related

Barajas se hace fuerte entre los hubs europeos. El aeropuerto de Madrid, el de mayor capacidad en España, ha sumado durante el primer trimestre del año 3,2 millones de pasajeros de ventaja frente a los grandes aeropuertos rivales de Frankfurt y Schiphol, a quienes ha superado tras la irrupción de la pandemia y la posterior recuperación del tráfico aéreo. El impulso del aeropuerto de la capital se muestra también en el porcentaje de recuperación, que es ya del 99,8%, cifra superior a los aeropuertos mencionados y a otros como el londinense Heathrow o el francés París Charles de Gaulle, de acuerdo a los datos recopilados por elEconomista.es a través de Airports Council International (ACI) y las propias estadísticas que ofrece cada aeródromo.

Los datos de Barajas tras la llegada de la pandemia reflejan la evolución en el ranking de grandes aeropuertos europeos. El aeropuerto está impulsando su recuperación gracias al pasajero internacional, cuyo porcentaje es superior al nacional y progresa también en la recuperación de vuelos diarios, como muestran los datos de Eurocontrol, con una media de más de 1.000 operaciones. La recuperación se traslada a todos los rincones del aeropuerto, como el negocio comercial de las tiendas y los restaurantes, que crece con fuerza tras una renovación al alza en la oferta restauración.

La recuperación de Madrid-Barajas solo ha sido ensombrecida en Europa por el crecimiento del Aeropuerto Internacional de Estambul, el más grande de Turquía. Esta infraestructura es la única ya con niveles de pasajeros pre-Covid entre las grandes del Viejo Continente. Su crecimiento responde a un plan de expansión hasta 2028, por el que quiere alcanzar los 200 millones de pasajeros y ser de esta forma el aeropuerto más transitado del planeta. Actualmente es el octavo, tras Dubai y los estadounidenses Atlanta, Dallas, Denver, Chicago y Los Ángeles.

La previsión de este año en España, revisada recientemente al alza por el propio gestor aeroportuario Aena frente al último pronóstico esbozado en 2022 -lo mismo han hecho los analistas de Deutsche Bank esta semana-, apunta a que el aeropuerto seguirá registrando buenos datos, a la vista de las previsiones para la temporada alta (desde finales de marzo hasta finales de octubre), para la que Aena ha programado 221,8 millones de asientos y cerca de 1,3 millones de operaciones comerciales.

La patronal ALA, que representa a compañías como Iberia, Ryanair o Air Europa en España, ha pronosticado una cifra similar (219), tras haber actualizado los datos, aunque ha alertado de que el pronóstico puede distar mucho del resultado final a la vista de la oleada de huelgas programadas para la temporada alta, ya no solo en España, sino también en países como Francia, donde la cancelación de vuelos tiene una incidencia directa en la programación y puntualidad de las operaciones en nuestro país.

Ese condicionante ha activado todas las alarmas y ha llevado al presidente de ALA, Javier Gándara, a reclamar que, al igual que sucede en Italia o en España, se protejan con servicios mínimos los sobrevuelos en el espacio aéreo francés en el caso de huelga de su control aéreo, para "proteger el derecho a la movilidad de los miles de españoles y europeos afectados".

Pasajeros de negocios

Tanto en la programación anunciada por Aena como la corregida por ALA, Madrid seguirá sin batir las cifras previas al último mejor verano del año en España. Lo mismo sucederá con Barcelona-El Prat. El aeropuerto de la capital estará un 3,1% por debajo a la programación de verano de 2019, mientras que el aeropuerto catalán estará a mayor distancia (-7,9%).

Algunas voces del sector apuntan que uno de los causantes de esta situación es la competencia que tiene el avión desde otros medios de transporte como la alta velocidad por ferrocarril, que ahora ya cuenta con tres operadores y cuatro marcas comerciales en la conexión de ambas ciudades.

Pero el motivo de mayor peso es, sin duda, la exposición al turismo que tienen estos dos aeropuertos frente a los insulares (Mallorca, Tenerife) y otros como Málaga, donde en su mix de pasajero pesa mucho menos el pasajero de negocio. Ese mismo factor sigue presente en las previsiones de todos los analistas. Así lo apuntaba Barclays tras examinar los últimos números de Aena, gestor aeroportuario de Madrid y los otros 42 aeropuertos de España.

En el mismo sentido se han pronunciado aerolíneas extranjeras como Virgin Atlantic, aunque otros grupos turísticos extranjeros como IHG considera que el business travel ya ha regresado a los niveles de 2019. Estudios recientes como el publicado por Deloitte este mes apuntan a que la recuperación total de este segmento no se producirá hasta final de 2024 o finales de 2025.

París y Heathrow

Más lejos quedan para alcanzar París y Heathrow. El aeropuerto del país francés ha podido sobreponerse operativamente a las huelgas que azotan al país y ha recuperado en estos tres años el 86% de pasajeros del primer trimestre sin pandemia (ver gráfico). En el arranque del año este crecimiento se ha traducido en un mayor rendimiento económico del operador aeroportuario del país, Groupe ADP, que ha puesto en valor los últimos resultados pese a no haber recuperado todavía el mismo número de rutas nacionales. No obstante, las previsiones de ADP, que también aúna bajo su grupo operaciones en aeropuertos de Asia, no han convencido a algunos analistas como JP Morgan, que en febrero calificó sus nuevas expectativas como "decepcionantes".

El aeropuerto londinense, el más transitado de Europa hasta 2019, ha vuelto a subir al podio pese a depender en mayor medida de las conexiones con Asia, un aspecto en el que Madrid-Barajas todavía debe mejorar y por el que se ha apostado a favor de operaciones corporativas como la fusión de Iberia y Air Europa. Heathrow se ha aprovechado de la apertura definitiva de Reino Unido, uno de los países del Viejo Continente que más esperó a levantar las restricciones a la movilidad y distintos elementos disuasorio, como la PCR obligatoria.

Ahora, la previsión de Heathrow Airport Holdings, la compañía operadora de la infraestructura y cuyo accionista de referencia es la española Ferrovial -también Qatar Investment Authority (QIA) y Caisse de Dépôt et Placement du Québec (CDPQ)-, es alcanzar el 95% de pasajeros prepandemia al cierre del año, aunque todavía hay incógnitas por despejar como cuándo volverá la compañía a la senda del beneficio y con ello al reparto de dividendos, un extremo descartado para este ejercicio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud