Transportes y Turismo

Renfe firma con Alstom, Stadler y CAF la compra de 97 trenes para Rodalies por 858,4 millones

  • La francesa consigue 49 trenes por un importe de 368 millones
  • La valenciana Stadler producirá 20 trenes por valor de 307,7 millones
  • La vasca fabricará 28 unidades de media distancia por 183 millones
Raquel Sánchez, ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, ha firmado este jueves la compra de 97 trenes para Rodalies (Cercanías) que serán construidos por Alstom, Stadler y CAF, en un acto en la base de mantenimiento integral de trenes de Renfe en Sant Andreu (Barcelona).

En la firma han participado los presidentes de Alstom, Leopoldo Maestu, y Stadler, Íñigo Parra, y el consejero delegado de CAF, Javier Martínez, y ha contado con la presencia de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay.

Se trata de la "mayor compra de la historia" de material rodante ferroviario en Cataluña y, según Renfe, permitirá importantes mejoras en fiabilidad y puntualidad, y un incremento de las plazas, ya que ofrecen espacio para 900 viajeros, un 20% más que los actuales.

El acuerdo contempla que Alstom construya en la planta de Santa Perpètua de la Mogoda (Barcelona) 49 trenes de 100 metros, por un importe de 368 millones de euros. La planta está inmersa ahora en un plan de inversión y digitalización para hacer frente a toda esta carga de trabajo y que ha supuesto la creación del mayor taller automatizado del grupo en todo el mundo.

Por su parte, Stadler producirá 20 trenes de 200 metros por valor de 307,7 millones, y CAF fabricará 28 trenes de Media Distancia para los servicios regionales y una inversión de 183 millones de euros.

Está previsto que Renfe compre otros cuatro trenes durante los primeros meses de 2023 y que de los nuevos convoyes, 56 sustituyan a material antiguo y 45 aumenten el parque, y que estén en circulación entre 2029 y 2030.

Sánchez y Táboas

Sánchez ha explicado que la flota actual de Rodalies tiene una edad media de 20 años, lo que "repercute en la calidad del servicio" y que los nuevos trenes mejorarán la fiabilidad de la red y la puntualidad del servicio.

Ha apuntado que los convoyes estarán adaptados a las necesidades "presentes y futuras" de Rodalies y que permitirán absorber el aumento de la demanda prevista para los próximos años.

Ha celebrado que parte de la inversión se destinará a la planta de Alstom en Cataluña, lo que permite impulsar la economía.

Táboas ha recordado que de los 3.000 millones previstos en compra de trenes, 1.800 se destinarán a la producción en Cataluña, y que aseguran carga de trabajo para los próximos "siete u ocho años".

Ha apuntado que los trenes son responsables de cerca del 1% de los fallos en fiabilidad de la red de Rodalies y que los nuevos permitirán reducir los fallos y alcanzar el 94% de puntualidad.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud