Transportes y Turismo

Alsa amarra dos concesiones de autobús por 58 millones en Valencia y Alicante

  • La Generalitat descarta las ofertas de la almeriense Busbam
  • Gana las líneas entre las dos capitales asociada con Transvía
  • También se impone en la concesión entre Las Marinas y Alicante
Valencia

Los autobuses de Alsa seguirán manteniendo el servicio público de transporte en varias de sus principales rutas que actualmente cubre en Valencia y Alicante. El grupo de transporte ha sido el seleccionado para hacerse con dos de las concesiones de líneas regulares interurbanas que la Generalitat Valenciana ha licitado para los próximos 10 años y que suman un volumen estimado de 58 millones de euros.

Entre ellas se encuentra el servicio regular entre las dos grandes capitales de la Comunidad Valenciana, Valencia y Alicante, además del enlace desde la ciudad del Turia a Elche, cuyo importe alcanza los 25,6 millones de euros.

En este caso La Unión de Benisa, filial de Alsa, se ha unido a través de una agrupación de empresas con una sociedad del Grupo Transvía, uno de los principales operadores valencianos de transporte público por carretera y que pertenece a la familia Catalán.

Ambos se aseguran así estas rutas, ya que tradicionalmente Alsa venía prestando el servicio entre las dos grandes capitales y otras poblaciones por la costa, mientras que Transvía lo hacía con la mayoría de localidades por el interior.

La otra concesión incluye las líneas regulares para unir las localidades ubicadas en las comarcas alicantinas de La Marina Alta, cuya capital es Dénia, y La Marina Baja, que incluye Benidorm, entre ellas y con Alicante. Un servicio valorado en 32,4 millones de euros y que será asumido en solitario por la filial de Alsa.

La Generalitat descarta a Busbam

El único competidor que se presentó a ambos concursos fue la compañía almeriense Bus Madrid Almería (Busbam), que en los últimos años ha aumentado su actividad entre Murcia y el sur de Alicante. Sin embargo, la mesa de contratación descartó sus ofertas al considerar que no había justificado las condiciones económicas y que no garantizaban la ejecución del servicio con la calidad requerida en los pliegos.

La adjudicación aún está pendiente de los trámites finales tras la propuesta de la mesa, un plazo que se puede alargar debido a que todo el proceso se ha visto retrasado por los recursos presentados por varias asociaciones de transportistas.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments