Telecomunicaciones

Elon Musk amenaza con prohibir los iPhones e iPads en sus empresas

  • Los empleados y visitantes deberán dejar los dispositivos de Apple en la puerta si prospera la alianza con OpenAI
  • Arremete contra la integración de ChatGPT en iOS ya que vulnerará la privacidad
  • Utilizará inhibidores para impedir una conectividad que tambien afectaría a todos los equipos conectados
Elon Musk, propietario de X.
Madridicon-related

Elon Musk, propietario y director ejecutivo de Tesla, Space X, The Boring Company y X (antigua Twitter), ha amenazado este martes con prohibir el acceso de iPhones en todas sus empresas en el caso de que prospere la asociación entre Apple y ChatGPT. Tampoco podrán entrar los Mac, iPads y otros dispositivos de la compañía de la manzana ya que representan una "violación de seguridad inaceptable". La advertencia podría ejecutarse a final de año, fecha en la que se espera la materialización de la alianza en materia de Inteligencia Artificial entre las dos tecnológicas.

En uno de sus ya célebres arrebatos, expresados como siempre a través de X, el magnate ha elevado el tono de sus advertencias al indicar que los empleados y visitantes de las instalaciones de sus compañías "tendrán que dejar los dispositivos de Apple en la entrada", donde quedarán inutilizados bajo los efectos de "una jaula de Faraday", es decir, sometidos a inhibidores de frecuencias. Ahora bien, lo que no se ha comentado es que tan radical solución tecnológica no sólo afectaría a los dispositivos de Apple, sino también a cualquier otro dispositivo conectado, ya sea por redes celulares, wifi o bluetooth, por ejemplo.

Ante los anuncios de la conferencia mundial de desarrolladores (WWDC) que estos días celebra Apple en su sede de Cupertino, el presidente de OpenAI, GReg Brockman, celebró ayer a través de un mensaje en X la próxima integración de ChatGPT en los sistemas operativos de los iPhones, iPads y macs de Apple, cuyos primeros resultados llegarán al público a finales de este año".

Es conocido que Musk también ha extendido sus tentáculos en el ámbito de la inteligencia artificial, por medio de la subsidiaria xAI, por lo que también podría existir cierta dosis de malestar por la elección de Apple en una plataforma ajena a la de su grupo. La animadversión de Musk y Altman, fundador de OpenAI, se ha dejado sentir mediáticamente, ya que el primero ha acusado a su antiguo socio de deslealtad en el uso del software de software abierto y sin fines de lucro.

Musk también disparó a discreción contra el acuerdo a base de mensajes. Primero rogó a los usuario a que "protejan su privacidad mientras entregan sus datos a una IA de terceros que no entienden y que no pueden crear por sí mismos, ya que eso equivale a no proteger la privacidad en absoluto". Y horas después añadió más leña al fuego con otra andanada: "Es evidentemente absurdo que Apple no sea lo suficientemente inteligente como para hacer su propia IA, ¡pero de alguna manera debe ser capaz de garantizar que OpenAI proteja su seguridad y privacidad! Apple no tiene ni idea de lo que realmente está pasando una vez que entregan tus datos a OpenAI. Te están vendiendo río abajo", añadió Musk.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud