Telecomunicaciones

Vodafone y Málaga diseñarán los chips de las 'súper antenas'

  • La filial española recibe fondos europeos para desarrollar en la ciudad andaluza los microprocesadores de 'Open RAN'
Reunión del ‘Hub de innovación’ de Vodafone en la Universidad de Málaga. ee

Vodafone España ha recibido fondos europeos para liderar el diseño y desarrollo de los chips de la próxima generación de súper antenas de telefonía móvil. Según ha podido confirmar elEconomista.es, el operador de telecomunicaciones ha recibido el respaldo económico de Bruselas -con un importe que no ha trascendido- para impulsar la tecnología open ran desde la Universidad de Málaga, centro con el que la compañía de telecomunicaciones mantiene acuerdos de innovación.

A grandes rasgos, se trata de una apuesta llamada a promover los estándares abiertos en telecomunicaciones, con una iniciativa que cuenta con el beneplácito de la mayor parte de los operadores europeos. "Open RAN permite generar un ecosistema abierto de proveedores, promoviendo la competencia y flexibilidad, fomentando la innovación y reduciendo el coste total de despliegue y operación, en comparación con las redes de acceso actuales, donde las soluciones son monolíticas y propietarias", según explican a este periódico desde Vodafone España.

Las ayudas recibidas por Vodafone España permitirá a la teleco destinar 50 ingenieros para el desarrollo de especificaciones de chips para los principales componentes de Open RAN. Al mismo tiempo, la teleco trabaja con una veintena de partners especializados en el diseño y desarrollo de arquitecturas de microchips.

Estos fondos se enmarcan en el Proyecto Importante de Interés Común Europeo ("IPCEI, Important Project of Common European Interest) para apoyar la investigación, la innovación y el primer despliegue industrial de la microelectrónica y las tecnologías de la comunicación en toda la cadena de valor. En dicho programa europeo participan catorce Estados miembros: Alemania, Austria, Chequia, Eslovaquia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Malta, Países Bajos, Polonia y Rumanía.

A su vez, los estados miembros se han comprometido a aportar hasta 8.100 millones de euros de financiación pública para el referido IPCEI, que se espera desbloqueen otros 13.700 millones de euros en inversiones por parte del capital privado. Además, como parte de este proyecto europeo, 56 empresas emprenderán 68 proyectos, entre ellas startups y pymes.

Autonomía tecnológica

Los fondos europeos destinados para el diseño de microchips responden al objetivo de la Unión Europea de garantizar la autonomía tecnológica del continente en productos estratégicos. Al mismo tiempo, las ayudas prevén "potenciar un ecosistema sólido de suministradores", capaz de "aumentar y consolidar la presencia de suministradores europeos" en el mercado global, según fuentes de Vodafone España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud