Telecomunicaciones

Atento afronta una reestructuración crítica con su rival Konecta 'al acecho'

  • La integración crearía un gigante global de 'contact center' con 255.000 empleos
  • Telefónica ha renovado a Atento hasta 2025 y deja de trabajar con Konecta en enero de 2024
Dimitrius Oliveira, nuevo CEO de Atento, y José María Pacheco, presidente y fundador de Konecta.

El grupo Atento atraviesa una situación financiera crítica que ha despertado el apetito de potenciales compradores -presumiblemente a un precio de derribo-, y con el grupo español Konecta como primer interesado, según ha podido saber elEconomista.es de fuentes conocedoras de la eventual operación.

Los títulos del principal proveedor de servicios de atención al cliente de Telefónica -además del mayor empleador de Brasil- cotizaron al cierre del pasado viernes en la bolsa de Nueva York (NYSE) a 0,81 dólares por acción, frente a los 14,50 dólares de hace justo un año. La empresa arrastra un desplome en el parqué del 58% en el último mes y del 90% en un año. Además, las pérdidas netas trimestrales de la compañía se han disparado interanualmente un 75% y el ebitda ha caído un 27% en el mismo periodo. La deuda ha aumentado en cerca de 60 millones de euros en un año y los bonos de la compañía cotizan con descuentos superiores al 80%.

La pérdida de valor es muy relevante: Telefónica vendió Atento al fondo estadounidense Bain Capital en 2012 por 1.039 millones de euros y ahora languidece con una capitalización bursátil de apenas 11,4 millones de euros. Desde aquel hito de valoración y tras la salida al parqué, los títulos no han podido remontar.

De poco parece haber servido la reciente inyección de fondos de 40 millones de dólares (37 millones de euros), con la que Kyma Capital, MCI y otros inversores clave trataron de elevar su liquidez, el pasado mes de febrero, para poder hacer frente a sus pasivos financieros a corto plazo y a sus obligaciones de amortización de cupones correspondientes a sus bonos senior garantizados, con vencimiento en el año 2026.

Desplome bursátil

Por su parte, Telefónica observa con inquietud la situación crítica de Atento, con quien recientemente ha renovado un contrato hasta 2025. Al mismo tiempo, el grupo español Konecta extinguirá su relación con la compañía de telecomunicaciones en enero de 2024, lo que obliga a la empresa presidida por José María Pacheco a buscar todo tipo de fórmulas para mantener tan relevante cliente, siempre con Atento en el punto de mira. Con esta operación en el horizonte, el grupo presidido por Pacheco duplicaría su presencia y volumen de negocio. No obstante, la aprobación regulatoria de la eventual transacción se presumiría complicada debido a la dimensión laboral de ambos gigantes y los cuantiosos activos no siempre convergentes.

Para mayores casualidades, en el plazo justo de un mes, el próximo 22 de junio de 2023, vence el compromiso de no venta de acciones, conocido en la argot financiero como lockup agreement, suscrito por sus principales accionistas: HPS Investment Partners, dueño de cerca del 25% de las acciones, el fondo soberano de singapur GIC (22%), y Farallon Capital Management (15%).

En marzo de 2022 ya trascendió el interés de Atento por analizar todas las alternativas estratégicas a su alcance, incluida la desinversión. Para ello, según informó la agencia Bloomberg, la empresa contrató los servicios de Goldman Sachs con el fin de sondear el mercado en busca de potenciales compradores.

La compra directa de Atento no figura entre las prioridades inmediatas de Konecta, aunque todas las posibilidades están abiertas. Fuentes del mercado apuntan que el grupo liderado por José María Pacheco se perfila como el único potencial comprador, lo que crearía la mayor empresa de contact center del mundo con 255.000 empleos. En concreto, Atento ocupa a 135.000 trabajadores en 17 países del mundo, 8.000 de ellos en España con un centenar de centros y 400 clientes empresariales. Por su parte, Konecta cuenta con una plantilla de 120.000 personas, con 200 centros distribuidos en 24 países y con tres hubs tecnológicos, según datos de la propia empresa.

Para la multinacional tecnológica Konecta, la eventual adquisición reforzaría su presencia global y su posición en Latinoamérica tras la fusión con la italiana Comdata, sellada en abril de 2022. Una integración estratégica que todavía está digiriendo y para el que los equipos de ambas compañías se asociaron con el fondo británico ICG, especializado en inversiones de capital y deuda. La fusión posicionó a la firma de call centers como el sexto mayor grupo global de externalización de funciones para las empresas, con una facturación cercana a 2.000 millones de euros.

Desde 2014, Atento cotiza en New York Stock Exchange (NYSE). De las 15 millones de acciones en circulación apenas fluctúa en el mercado bursátil el 45%. El free float del grupo es reducido mientras los tres grandes accionistas citados ostentan una posición mayoritaria desde 2020, cuando su antiguo dueño, el fondo estadounidense Bain Capital, una de las principales gestoras privadas de inversión alternativa del mundo, transfirió todas sus acciones al grupo de inversores institucionales.

Opa parcial de MCI

El último movimiento importante en el capital de Atento tuvo como protagonista al fondo MCI Capital con el lanzamiento en 2022 de una opa parcial por el 10% de las acciones. La oferta de adquisición, valorada en 7,62 millones de dólares (7,41 millones de euros), fracasó al no conseguir el umbral mínimo de aceptación y alcanzar sólo el 3,4% del capital.

Precisamente, gran parte del interés de Atento reside en los contratos preferentes a largo plazo de grandes clientes entre los que destaca la operadora española. De hecho, a mediados del pasado abril, el grupo formalizó la renovación y extensión del Contrato Marco de Servicios suscrito con la compañía de telecomunicaciones, ahora en vigor hasta finales de 2025. Este acuerdo marco cubre los contratos con Telefónica en España, Brasil (VIVO), Perú, Colombia, Chile, Argentina, México, Ecuador y Uruguay. Ambas entidades han ampliado su acuerdo de reciprocidad por el que Telefónica seguirá siendo el proveedor preferente de servicios de telecomunicaciones para Atento a nivel global.

En 2023, José María Pacheco, el socio mayoritario de Konecta y valorado en el sector por su arrojo empresarial, se hizo también con el 25% de Grupo Atento Inversión (GAT), el holding propiedad de Rosauro Varo, consejero de Prisa, Acciona Energía y asesor de Telefónica, que cuenta también con inversiones inmobiliarias y negocios vinculados al ocio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud