Telecomunicaciones

Vodafone recibe ofertas por la filial española por valor de 3.700 millones

  • Fondos de capital riesgo, entre ellos Apollo, muestran interés por el operador
  • La agencia Bloomberg informa de contactos con pretendientes financieros
Sede de Vodafone España, en Madrid.

Vodafone España se encuentra en el punto de mira de varias firmas de capital riesgo, entre las que se encuentra la firma Apollo Global Management, según informó Bloomberg de acuerdo con datos proporcionados por personas conocedoras del asunto. La agencia de noticias financieras apunta que la subsidiaria española de la multinacional británica "ha sido contactada por pretendientes financieros y estratégicos interesados en el negocio", aunque sin que exista un proceso formal de venta de los activos. Fuentes de Vodafone España consultadas por elEconomista.es declinaron realizar declaraciones.

No obstante, la misma agencia señala que Vodafone España podría alcanzar un valor de 4.000 millones de dólares (cerca de 3.700 millones de euros), según las mismas fuentes anónimas. Ante este importe, analistas del mercado consultados por este periódico reconocen que la propuesta resulta claramente inferior al valor estimado del tercer operador español de telecomunicaciones, por lo que semejante cifra no respondería a a las expectativas del grupo. Entre otros detalles, se trata de una compañía con unos ingresos trimestrales de 971 millones de euros y el tercer mayor despliegue de telefonía móvil y fija en todo el país. A pesar de los anterior, Bloomberg precisa que "las deliberaciones están en curso y no hay certeza de que vayan a desembocar en una venta de las operaciones españolas".

Nick Read, ex consejero delegado de Vodafone, aseguró públicamente en diversos foros que la filial española no estaba en venta. Por su parte, Margherita Della Valle decidió incluir el negocio español junto con el de otros países europeos en un clúster de reciente creación. Por otra parte diversas fuentes aseguran que el Grupo Vodafone promovió una fusión con MásMóvil, acuerdo que finalmente quedó frustrado cuando el grupo de marcas como MasMovil, Yoigo y Pepephone alcanzó un acuerdo de integración con Orange. Bloomberg añade que el grupo Vodafone, "ha estado sometido a presiones para que simplifique su negocio y busque acuerdos que desbloqueen valor para los inversores e incentiven el decaído precio de sus acciones, que ha caído casi un 60% en los últimos cinco años". Entre otros detalles, recuerda Bloomberg, Emirates Telecommunications Group Company y Liberty Global han comprado más de una quinta parte de Vodafone en el último año, lo que plantea interrogantes sobre cómo podrían influir en la estrategia del grupo británico en el futuro.

Reporta al nuevo 'Clúster Europeo'

Mario Vas, desde el pasado 1 de abril al mando de Vodafone España, reporta directamente a Serpil Timuray, CEO Europe Cluster de Vodafone, filial de la multinacional en la que también se integran otros diez mercados: Holanda, Irlanda, Portugal, Grecia, República Checa, Hungría, Rumania, Turquía, Albania y Egipto. Por lo tanto, cualquier decisión sobre la compañía se sitúa bajo la órbita europea de esta sociedad, cuyos ingresos por servicio anuales de casi 18.000 millones de euros y que suma más de 100 millones de clientes de telefonía móvil.

Las acciones de la teleco subieron este miércoles un 2,3%, lo que proyecta al grupo un valor de mercado de 24.100 millones de libras (27.600 millones de euros).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud