Telecomunicaciones

Twitter prueba la edición de tuits, pero limitado a 30 minutos después de su publicación

  • Los mensajes corregidos lucirán una etiqueta y una marca de tiempo
  • La empresa quiebra uno de sus principios fundacionales más sagrados
  • La funcion se limita inicialmente a EEUU, Nueva Zelanda, Australia y Canadá

Twitter está dispuesto a traspasar una línea roja hasta ahora infranqueable en la historia de la compañía, un principio fundacional absolutamente incuestionable: editar tuits. Según ha anunciado la empresa estadounidense, lleva trabajando desde principios de este año en lo que considera "una de las funcionalidades más demandadas por los usuarios de Twitter".

Tras infinidad de debates y deliberaciones internas, la empresa se siente preparada para empezar a probar la edición de mensajes, aunque con una limitación temporal que prevé contentar a los usuarios más ortodoxos de la red social. En concreto, los mensajes sólo podrán alterarse o corregirse durante los 30 minutos siguientes a su publicación.

Además, los tuits editados aparecerán "con un icono, una marca de tiempo y una etiqueta para que los lectores tengan claro que el Tweet original ha sido modificado. Al tocar la etiqueta, los usuarios accederán al historial de edición, que incluye versiones anteriores del Tweet para contextualizarlo". Este límite de media hora para realizar correcciones tipográficas o añadir enlaces, así como el acceso para conocer el historial de versiones, desempeñan un papel importante para Twitter ya que "ayudarán a proteger la integridad de la conversación y crearán un registro accesible al público de lo que se dijo".

Según un escueto comunicado de la empresa, la función de Editar Tweet se ampliará también a suscriptores de Twitter Blue (disponible actualmente en Nueva Zelanda, EE.UU., Australia y Canadá). La empresa señala que está probando intencionadamente el botón de Editar Tweets con un grupo más reducido de personas "para ayudarnos a identificar, aprender y mejorar la funcionalidad antes de compartirlo con el público". Puesto que "queremos asegurarnos de que la hacemos bien", añade". Esto incluye "la forma en que la gente podría hacer un mal uso de la función. Las pruebas son una parte muy importante del proceso, y estamos siendo lo más cuidadosos posibles", apuntan desde Twitter. A partir de las pruebas, al empresa confía "en entender rápidamente cómo se utiliza esta nueva función y cuál es su impacto en la forma en que la gente lee y escribe los Tweets".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments