Telecomunicaciones y tecnología

Google, Facebook y Twitter defienden su imparcialidad política ante el riesgo de perder su inmunidad legal

  • Los dos partidos ven prioridades distintas en las tecnológicas
Foto: Getty
Nueva York

La comparecencia del consejero delegado de Alphabet, matriz tanto de Google como de YouTube, Sundar Pichai, así como de sus homólogos en Facebook y Twitter, Mark Zuckerberg, y Jack Dorsey, ante el Comité de Comercio del Senado de Estados Unidos dejó cierto sinsabor ante la ofuscación partidista entre los propios legisladores.

Mas allá de la irónica nota de humor generada por los problemas técnicos de Zuckerberg para acceder a la audiencia, los senadores recordaron a este trio de directivos que "no son los árbitros de nuestro discurso político", como recalcó el republicano John Thune.

No obstante, algunos miembros demócratas del Comité, como el senador Richard Blumenthal, acusaron a los republicanos de organizar la audiencia del miércoles para "intimidar" a las plataformas tecnológicas por eliminar legítimamente la desinformación publicada por sus usuarios.

Acusaciones de censura

El presidente del Comité del Comercio de la Cámara Alta, el republicano Roger Wicker, culpó a las tres plataformas de censurar puntos de vista conservadores y perfiló estas acciones como consecuencias no deseadas de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Telecomunicaciones de 1996. Ésta ofrece a las compañías online una amplia inmunidad de responsabilidad legal por el contenido generado por sus usuarios así como una amplia libertad para controlar lo que aparece o no en sus plataformas.

El consejero delegado de Facebook, la red social más grande del mundo, reconoció que los legisladores deberían actualizar dicha ley, pero no revocar la Sección 230, "para asegurarse de que funcione según lo previsto". De esta forma, Zuckerberg se mostró a favor de una mayor regulación sobre la moderación del contenido y dijo estar dispuesto a trabajar con los legisladores para encontrar una solución viable.

Por su parte, Dorsey expresó su disposición a exigir mayor transparencia en las prácticas de Twitter pero advirtió que efectuar cambios en la Sección 230 afectaría directamente a las empresas tecnológicas de menor tamaño, que podrían demostrar dificultades para costear las repercusiones legales. "No debemos atrincherar aún más a las empresas más grandes", dijo, aludiendo al tamaño relativamente pequeño de su compañía en comparación con Facebook.

Pichai instó al Comité a reflexionar sobre cualquier cambio a la Sección 230 y las consecuencias que podrían tener en las empresas y los consumidores. El principal directivo de Alphabet, que concentró menos atención que Zuckerberg y Dorsey, insistió en que la legislación vigente ha sido "fundamental para garantizar el liderazgo estadounidense en el sector tecnológico".

Además fue claro al sentenciar que tanto Google como YouTube abordan su trabajo "sin prejuicios políticos". "Hacer lo contrario sería contrario tanto a nuestros intereses comerciales como a nuestra misión", añadió. Google se enfrenta actualmente a una demanda antimonopolio por parte del Departamento de Justicia, respaldada por los fiscales generales de once estados del país.

Tanto los republicanos como los demócratas han expresado cierto deseo de reexaminar la Sección 230, aunque no está claro cómo amabas partes podrían llegar a un acuerdo sobre qué es exactamente lo que podría reformarse, ya que cada partido observa problemas distintos en lo que se refiere a los gigantes tecnológicos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin