Tecnología

El último giro de Uber Eats: hacer un pedido para recogerlo y comerlo en el propio restaurante

  • La nueva modalidad es un proyecto piloto en varias ciudades de EEUU
  • También busca agregar a los restaurantes más pequeños en Europa

El sector de la comida a domicilio se encuentra en plena ebullición. Las compañías están probando nuevos métodos para tener más oferta, bajar precios y agilizar los envíos, sin embargo, Uber Eats está trabajando en una nueva opción no vista hasta ahora. En paralelo, la compañía ha comenzado a abrirse a restaurantes más pequeños en Europa permitiéndoles usar sus propios repartidores.

Uber Eats está probando en algunas ciudades de EEUU un servicio que permite encargar la comida a través de la aplicación pero ir al restaurante a consumirla, como cualquier otro comensal.

Hasta ahora la app daba la opción al usuario de que le enviaran la comida a casa o bien que éste fuera al local a recogerla, sin embargo, a partir de ahora, también se podrá comer en algunos restaurantes asociados al sistema 'Dine-in' de Dallas, Austin, Tucson y San Diego, según explica Eater.

A diferencia de los envíos, la opción Dine-in no cobra a los usuarios por la gestión del pedido, aunque sí lo hace a los restaurantes. Eso sí, la publicación indica que esta tarifa es más pequeña que la del resto de servicios que ya viene ofreciendo.

La idea de esta opción es que los clientes puedan experimentar la experiencia de comer la comida recién hecha en el local pero sin la necesidad de esperar, pues su pedido estaría preparado en cuanto lleguen. "Queremos que los restaurantes se centren en lo que mejor saben hacer: una comida increíble y brindar un servicio de primera", ha explicado Uber al medio a través de un comunicado.

Pese a la novedad del servicio, la nueva opción parece muy concebida para el mercado norteamericano donde existen negocios propicios para esta opción de recoger y degustar en el local, ya que el sector de restauración suele ser más informal que en Europa.

En busca de restaurantes más pequeños

En paralelo a esta estrategia, al otro lado del charco la compañía también se está moviendo para extenderse. En concreto Uber Eats está abriendo su plataforma restaurantes europeos más pequeños permitiéndoles la posibilidad de usar su propia flota de repartidores, del mismo modo que hacen Just Eat o Deliveroo.

"Tenemos muchos restaurantes que quieren hacer sus propias entregas. Realmente estamos apuntando a los restaurantes más pequeños e independientes", ha explicado Stephane Ficaja, gerente general de Uber Eats para Europa occidental y meridional a Reuters.

De este modo Uber, que se ha asociado con grandes empresas de restauración como McDonald's o KFC, busca escalabilidad para tener cada vez un mayor catálogo y dar nuevas opciones a sus clientes. 

Esta opción está siendo probando en Gran Bretaña, Irlanda y Países Bajos desde principios de año y se espera que se siga extendiendo por el continente para llegar a otros mercados europeos. Sin embargo, la compañía ha preferido no desvelar los planes y ha valorado la iniciativa como "buena" debido a su acogida, aunque sin dar más detalles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Sebas
A Favor
En Contra

El próximo proyecto piloto de Uber eats sería la posibildad de reservar la cena en la aplicación en forma previa a cocinarla y comerla uno mismo en casa. Se prevé que el precio de gestión bajará considerablemente.

Puntuación 4
#1
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Fenómeno. Con tal de no esperar.

A ver cuando son capaces de hacer el pedido cuando empiezo a pensar que tengo hambre, o me suenen las tripas.

Puntuación 4
#2
José
A Favor
En Contra

Esto ya existe en España desde hace tiempo con una app que se llama Mr. Noow

Puntuación 0
#3