Tecnología

"No esperes tanto como yo para darte cuenta": las 3 grandes lecciones sobre el trabajo y el éxito de Bill Gates

  • A sus 68 años, Gates acaba de publicar su autobiografía
  • En ella comparte varios puntos de vista sobre la vida y el trabajo y su evolución a lo largo de los años

¿Qué entregarías a cambio de lograr el éxito? El joven Bill Gates, aquel que cofundó Microsoft y lo llevó a ser la empresa más valiosa del momento y, posteriormente, a tener varios conflictos por monopolio, entregó mucho. Al menos, así lo reconoce ahora, a sus 68 años, cuando justo acaba de publicar su reciente autobiografía, Código Fuente.

Aquel joven Gates no guardaba vacaciones y "trabajaba sin descanso los fines de semana mientras construía Microsoft". Sin embargo, con el tiempo, Gates se dio cuenta de que esta intensidad no siempre era apropiada ni adecuada para la empresa.

El camino de Bill Gates hacia el equilibrio entre vida y trabajo

Cuando Bill Gates y Paul Allen fundaron Microsoft hace 49 años, pocos imaginaban el impacto duradero que tendría en la industria del software y la tecnología. Microsoft se construyó sobre la base de una ética de trabajo implacable y, hasta cierto punto, abusiva.

Gates recordaba que en sus inicios en Microsoft, "Cuando tenía su edad, no creía en las vacaciones. Ni siquiera creía en los fines de semana". Desde su ventana, vigilaba el aparcamiento para ver quién trabajaba más horas.

Esta intensidad, sin embargo, tuvo sus costes. Gates reflexionó sobre ellos en un discurso a los graduados de la Universidad del Norte de Arizona en 2023 sobre cómo esta presión constante no siempre era la mejor manera de lograr el éxito.

La importancia de ser comprensivo y paciente contigo mismo

Con el paso del tiempo y al convertirse en padre, Gates comprendió que mantener un nivel tan alto de exigencia no era sostenible.

"A medida que envejecí, y especialmente una vez que me convertí en padre, me di cuenta de que tanto en términos de hacer tu mejor trabajo como de tener una gran vida, esa intensidad no siempre era apropiada. No esperes tanto como yo para aprender esta lección", aconseja.

Enfatiza la importancia de ser comprensivo contigo mismo y con los demás. "No eres un perezoso si te das un respiro", subraya Gates, una lección que le tomó años aprender.

Tres consejos de Bill Gates para el éxito

1. Hacerse preguntas al resolver problemas: Gates siempre ha abordado los problemas comenzando con dos preguntas clave: ¿Quién ha manejado bien este problema antes? ¿Y qué podemos aprender de ellos?

Este enfoque, aunque parece simple, es fundamental para encontrar soluciones efectivas y ha sido una constante en su carrera desde sus años de juventud hasta hoy.

Gates escribió en una publicación de blog en 2020: "Desde que era adolescente, he abordado cada gran problema nuevo de la misma manera: comenzando con dos preguntas. Utilicé esta técnica en Microsoft, y todavía la uso hoy en día".

2. Gestionar el tiempo de forma sabia: Warren Buffett, amigo y colega multimillonario de Gates, le enseñó una valiosa lección sobre la gestión del tiempo. A diferencia de Gates, que solía tener cada minuto de su día planificado, Buffett le mostró que tener tiempo libre para pensar es crucial. Gates ahora comprende que no es un signo de seriedad llenar cada minuto del calendario, sino que a veces es más productivo dejar tiempo para la reflexión.

"Recuerdo a Warren mostrándome su calendario", dijo Gates en una entrevista en 2017 con Charlie Rose. "No hay nada en él". Gates, por otro lado, solía tener "cada minuto ocupado" en su calendario y "pensaba que esa era la única manera de hacer las cosas". Pero Buffett le enseñó el valor de ahorrar tiempo para dejarse simplemente pensar. "Tú controlas tu tiempo", dijo Gates. "Sentarse y pensar puede ser una prioridad mucho más alta que para un CEO normal, donde hay todas estas demandas y sientes que necesitas ir y ver a todas estas personas".

3. Ser paciente y comprensivo: Gates aprendió que la paciencia es esencial para el éxito. En los primeros días de Microsoft, su intensidad a menudo creaba un ambiente de alta presión. Sin embargo, con el tiempo, comprendió que ser paciente y dar espacio para el descanso y la reflexión no solo mejora la calidad del trabajo, sino también la calidad de vida.

"La paciencia es un elemento clave del éxito", afirmó Gates.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud