Tecnología

Indra, Escribano y TRC crean una alianza para contrarrestar los ataques de drones

  • Incorpora tecnología de sensores radar, optrónicos y de radiofrecuencia
  • También  utilizan sistemas de mando y control incorporando Inteligencia Artificial
  • El plan industrial fomentará la creación de capacidades estratégicas nacionales
Detalle de un dron de Indra
Madridicon-related

La compañías Indra y Escribano, esta última con TRC como socio, han creado una Unión Temporal de Empresas (UTE) para contrarrestar los ataques de drones (C-UAS) por medio de sus soluciones tecnológicas. Según explican estas empresas, todas ellas especializadas en defensa, la alianza permitirá a las Fuerzas Armadas españolas contar con la última tecnología para la detección, identificación y neutralización de drones en zona de operaciones.

Esta colaboración industrial entre diferentes empresas españolas se perfila como el nuevo exponente de trabajo en conjunto diseñado para "sumar capacidades y tecnologías complementarias con la que reforzar la soberanía y autonomía estratégica española en el ámbito". En concreto, la solución C-UAS combinará "la tecnología de sensores radar, optrónicos y de radiofrecuencia, con sistemas de mando y control incorporando Inteligencia Artificial y los actuadores soft-kill y hard-kill más avanzados y eficaces, jugará un papel clave para proteger a los efectivos y medios de las Fuerzas Armadas desplegados".

El acuerdo a tres bandas implica a tres empresas con contrastada experiencia en las tecnologías implicadas, testadas tanto para el Ejército del Aire y del Espacio (el sistema CROW de Indra para dar cobertura a bases militares y eventos singulares). También se han probado en el Ejército de Tierra (donde Escribano colabora con TRC en el proyecto CERVUS – solución desplegada sobre vehículos); así como en soluciones navales en las que colaboran actualmente Indra y Escribano para la Armada.

Las mismas fuentes apuntan que "las tres compañías cuentan con tecnologías consolidadas y de eficacia probada. La unión e integración de sus capacidades aportará una mayor protección y seguridad a las Fuerzas Armadas frente a las nuevas amenazas en el campo de batalla mediante una solución integral C-UAS, que será adaptada para su fácil despliegue e integración en plataformas terrestres, navales, o para la protección de infraestructuras críticas".

Indra y Escribano ya trabajan en conjunto en sistemas antidron, como el proyecto europeo Jey-CUAS. Se tratra de la propuesta para el proyecto coincidente BACO que se espera poner en servicio el 2025, o la participación en el futuro proyecto europeo E-CUAS que se lanza igualmente en 2025. Además, Indra y Escribano ya formalizaron una UTE para el desarrollo de un sistema de arma láser de energía dirigida para contrarrestar drones (programa DIAL). "Ahora vuelven a unirse de nuevo, contando con la tecnológica TRC para reforzar con sus capacidades y soluciones avanzadas la base industrial de la UTE a través de un plan industrial que fomentará la creación de capacidades estratégicas nacionales, la inversión en I+D+i, el posicionamiento de la Industria nacional en Europa y, sobre todo, la apuesta de las tres empresas por el fomento de la cohesión territorial y de la colaboración industrial, principios todos ellos de la Estrategia Industrial de Defensa EID 2023", indican desde las tres empresas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud