Tecnología

Sam Altman, 48 horas en el paro: despedido de OpenAI, ficha por Microsoft para liderar el equipo de Inteligencia Artificial

  • La perdida de confianza en Altman fue la clave del despido
  • Microsoft no ha perdido ni un segundo en fortalecer su equipo de IA

Este último fin de semana ha sido probablemente el más movido de la vida para Sam Altman, una montaña rusa que ha tenido un buen final para el que hasta hace unos días era el CEO de Open AI, la compañía creadora de ChatGPT. Y es que ha pasado de ser despedido el viernes pasado junto al presidente de la compañía Greg Brockman, a ser contratado por Microsoft este domingo para liderar su equipo de Inteligencia Artificial.

No es muy común que una empresa que está en pleno crecimiento, con todo un mercado por explotar y sin polémicas (por lo menos públicas) decida deshacerse de dos de sus principales fundadores, teniendo en cuenta que además eran el CEO y el presidente de operaciones de Open AI.

No obstante, esto mismo es lo que ha hecho la junta directiva de la compañía matriz de ChatGPT. Todo comenzó el viernes pasado, cuando la propia empresa emitió un comunicado anunciando la salida de Sam Altman (CEO) por "pérdida de confianza".

El problema fue que a la junta no les gustaba el acercamiento tan agresivo al desarrollo de la IA que tenía Altman, y buscaban un desarrollo más cauteloso de esta tecnología. Y aunque todavía hay mucho por saber sobre la decisión, se dice que la gota que colmó el vaso fue la llegada de la GPT Store, ya que a la junta directiva les preocupaba que cualquiera pudiera diseñar su propia versión de ChatGPT.

Por su parte, el caso de Greg Brockman en realidad no fue un despido, sino que la junta le comunicó que le relegaban de su cargo, pero que era una persona muy valiosa y la querían seguir teniendo en su equipo, no obstante, Brockman no lo vió claro y prefirió abandonar la compañía que junto a Altman había fundado.

Cambio de vida en dos días

Todo esto ocurrió el pasado viernes, sin embargo, Altman no ha tenido ni tiempo para asimilar lo ocurrido, ya que al día siguiente y con el respaldo de varios inversores de la compañía( entre ellos Microsoft), se planteó un regreso de Altman. Pero lo cierto es que no llegaron muy lejos ya que como explican en el comunicado Altman "no fue consistentemente honesto en sus comunicaciones" y la directiva había perdido total confianza en él.

A pesar de ello, la semana ha comenzado con noticias positivas para los cofundadores de ChatGPT, ya que tal y como ha anunciado Satya Nadella, CEO de Microsoft, desde su cuenta de X, tanto Altman como Brockman han sido contratados por su compañía para liderar el equipo de desarrollo de IA.

Nadella ha querido aclarar que los acuerdos con Open AI siguen hacia adelante, pero que la contratación de ambos sirve para impulsar el desarrollo interno de su compañía. Eso significa que quien quiera que sea el sucesor de Altman muy probablemente tendrá que vérselas con él en las próximas reuniones con Microsoft.

La cotización de Microsoft rebota

Microsoft no solo está de enhorabuena por la llegada de Altman para impulsar su área de IA, sino que la bolsa ha reaccionado positivamente con el precio de las acciones subiendo un 2,5%. La compañía no ha perdido el tiempo, y al ver la oportunidad la ha tomado por completo, por ahora parece que esta decisión ha sido un acierto, pero tendremos que ver a la larga todos los efectos de este cambio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud