Tecnología

Los cinco motivos por los que los propietarios de iPhone ya no usan fundas ni pantallas de protección

Alamy

Los iPhone son los móviles más caros del mercado, sobre todo los últimos lanzamientos que fácilmente superan los 1.000 euros y aun así ha surgido una tendencia en la que los propietarios de estos smartphones deciden no proteger con fundas o pantallas sus dispositivos.

Al parecer tienen sus motivos, y a pesar de que es cierto que los teléfonos sin fundas ni añadidos son muchísimo más estéticos, antes de pisar la calle sin nada que pueda salvar tu móvil de una caída o golpe es un riesgo a considerar.

Apple ha mejorado la resistencia a caídas y golpes de sus dispositivos

A medida que Apple desarrolla nuevas funciones y herramientas para las nuevas generaciones de los iPhone, también trabajan en mejorar las características físicas de este, y entre ellas está la de fortalecer la resistencia de estos a caídas, golpes, raspones o incluso al agua.

Y es que desde 2020 con el lanzamiento de los iPhone 12, todos estos modelos y los siguientes están equipados con un cristal frontal Ceramic Shield que destacan por su resistencia.

Las fundas impulsan el sobrecalentamiento del móvil

Uno de los problemas de los iPhone, sobre todo de los que tienen más tiempo, es que se sobrecalientan bastante rápido con el uso. Poner una funda, al final es como añadirle otra capa más el dispositivo, como si fuera un abrigo, por lo que muchos usuarios que sufren de este problema deciden quitar la funda protectora.

Es un símbolo de estatus o dinero

Para muchos otros esta decisión es un símbolo. Como decíamos antes los iPhone son móviles muy caros, algo que no ha impedido que todas las clases sociales decidan comprarlos, por lo que ya no es un dispositivo diferencial.

Es por ello que algunas personas para indicar su estatus deciden quitar la funda como para demonstrar que les da igual que se les caiga o rompa el teléfono ya que ellos pueden permitirse otro.

Cambian de teléfono más rápido

No es ningún secreto que la sociedad es muy consumista y que rápidamente nos aburrimos de lo que tenemos y queremos renovarlo. El mercado de los smartphones no se salva, y de hecho es uno de los más afectados, sobre todo en lo que se refiere a los iPhone donde los usuarios son capaces de renovar su teléfono anualmente cada vez que la compañía lanza uno nuevo.

De esta manera no les preocupa tanto cuánto les va a durar el dispostivo ya que en el caso de que le ocurra algo van a cambiarlo sin pestañear.

Con funda no caben

De nuevo consecuencia del mercado, muchos usuarios se deciden a quitar la funda de su iPhone porque simplemente no caben en los bolsillos o bolsos, que cada vez son más pequeños. Las fundas hacen que el dispositivo sea más aparatoso, por lo que por motivos de comodidad se la juegan a que si se cae su iPhone se rompa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud