Tecnología

Reino Unido bloquea la compra de Microsoft a Activision Blizzard y veta la mayor operación en videojuegos

  • La CMA ve "deficiencias" en la solución propuesta por Microsoft
  • Activision Blizzard se desploma un 10% en premarket tras la decisión
  • La firma se hubiera convertido en la tercera por ingresos en videojuegos
Foto: Reuters.

El regulador británico ha bloqueado la compra de Microsoft a Activision Blizzard. Se trataba de la mayor adquisición en el sector de los videojuegos, anunciada en enero del año pasado por 68.700 millones de dólares. Tras más de un año revisando si la operación terminaría perjudicando la competencia, la Competition and Markets Authority (CMA, por sus siglas en inglés) ha decidido no dar su visto bueno.

El organismo ha explicado este miércoles en un comunicado que la solución que había aportado Microsoft para intentar sacar adelante el acuerdo no le convence. Este procedimiento es habitual, ya que la CMA estudia las operaciones en distintas fases y permite a los partícipes modificar aspectos para poder cumplir con los requisitos que se le exigen. Sin embargo, en este caso, la propuesta de 'enmienda' de la tecnológica "presentaba importantes deficiencias", justifica el regulador. 

El principal escollo a la compra era cómo afectaría esta a la competencia y la CMA considera que la transacción alteraría el futuro de la industria de los videojuegos, reduciría la innovación y que dejaría menos elecciones a los consumidores. Si la adquisición hubiera seguido adelante, la tecnológica se hubiera convertido en la tercera empresa de videojuegos por volumen de ingresos tras Tencent y Sony, según datos de la consultora Newzoo.

Activision Blizzard se desploma un 10% en premarket de Wall Street tras conocerse la decisión de la CMA. Sin embargo, Microsoft no reacciona al bloqueo, ya que la tecnológica presentó ayer a cierre sus resultados y ello ya venía impulsando sus acciones antes de la apertura, más de un 7%, un ascenso que se mantiene. Su competidora, Sony, avanza un 2,5%. 

La tecnológica de Redmond va a recurrir la decisión del regulador, según Bloomberg, lo que hará que el proceso se alargue. La firma se había comprometido a vender el título 'Call of Duty' (de Activision Blizzard) para compensar la compra y, además, había asegurado que dejaría que sus competidores distribuyesen sus juegos. 

Microsoft es propietaria de la consola Xbox y, Sony, de la PlayStation. La adquisición de Activision Blizzard supondría incorporar en su oferta el mencionado 'Call of Duty', 'World of WarCraft' o 'Candy Crush'. Pero el regulador ve un obstáculo en que el gigante de internet vincule estos títulos a su servicio de nube. 

La CMA considera que Microsoft ya ocupa una posición lo suficientemente relevante en el sector, ya que tiene en torno al 60-70% de los servicios de nube de gaming, además de la consola, el sistema operativo de ordenador Windows y una infraestructura de nube global (Azure y Xbox Cloud Gaming).

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud