Tecnología

La inteligencia artificial de Fujitsu combatirá los accidentes de trafico

  • La compañía japonesa prueba en Alemania una tecnología capaz de anticipar peligros e imprevistos sobre el asfalto
  • El proyecto del circuito alemán podrá replicarse en cualquier autopistas y 'smart cities'
Alexander Gerhard, director de comunicación de Nürburgring, junto a los directores generales del circuito, Christian Stephani e Ingo Böder.

La Inteligencia Artificial comienza a probar sus prometedoras capacidades para predecir accidentes de tráfico con vistas a su aplicación en los próximos años. En ese empeño trabaja la tecnológica Fujitsu, a través de un proyecto piloto que estos días arranca en el circuito de automovilismo de Nürburgring (Alemania), bautizado por el piloto Jackie Stewart como el "infierno verde" dada la extrema dificultad de las 90 curvas repartidas en sus 21 kilómetros, el trazado más largo de la Formula 1.

Tan exigente laboratorio para los pilotos promete evidenciar las aplicaciones prácticas de la IA antes de 2025. Cuando eso suceda, los gestores de las carreteras y autopistas estarían en condiciones de extender las mejoras experimentadas en los circuitos a la totalidad de las autopistas del mundo y, por lo tanto, multiplicar la seguridad de las infraestructuras viales. Así ha sucedido en otros desarrollos tecnológicos importados del deporte del motor, como los frenos de disco, el airbag, la fibra de carbono, la aerodinámica o los sistemas de ayuda a la conducción. En este caso, la ayuda procederá de los algoritmos, las cámaras de alta definición conectadas, la sensorización del Internet de las cosas y las telecomunicaciones fijas e inalámbricas de alta capacidad y velocidad.

Jörn Nitschmann, Jörn Nitschmann, Jefe de la Unidad de Transformación Digital DACH de Fujitsu Services GmbH, ha detallado las habilidades de los nuevos sistemas de video y fotografía para el renocimiento de anomalías e incrementar la velocidad. Lo mismo sucede con la información de las cambiantes condiciones atmosféricas o la presencia repentina de animales o cualquier otro elemento sobre las vías, y que los sistemas serán capaces de, supervisar detectar e informar en tiempo real a los pilotos o conductores con absoluta precisión y velocidad. "Las mejoras experimentadas en el circuito podrán impantarse no solo en las carreteras convencionales sino también en la ciudades inteligentes", apuntó.

Por su parte, Ingo Böder e Christian Stephani, directores generales de Nürburgring, coinciden en que el desarrollo aplicado en las instalaciones deportivas como uno de los mayores proyectos de construcción de la historia del circuito ya que incorporará la más avanzada digitalización del trazado largo del aerodromo renano, el Nordschleife, situado en los bosques de la región de Eifel y que envuelve a Nürburgring. Segun fuentes de la compañía gestora del circuito, la inversión del proyecto alcanza los 11 millones de euros, un presuuesto que no solo mejorará la seguridad del circuito, "sino que tambien beneficiará a todos los usuarios, desde los conductores privados durante las sesiones de conducción turística y los pilotos de pruebas del Industry Pool hasta los pilotos de carreras en diversos eventos".

Entre otras actividades, Fujitsu y sus empresas colaboradoras desplegarán mástiles a prueba de todo tipo de inclemencias para situar cámaras especiales de alta definición. Al mismo tiempo, se enterrará el cableado de fibra óptica y electricidad a lo largo de toda la pista. Además, se instalarán los denominados sistemas aislados de suministro eléctrico y paneles LED para las señales digitales de advertencia". Cuando todo lo anterior se haga realidad, Nürburgring confía en convertirse en el circuito más seguro y tecnológico del mundo, lo que ayudará para su retorno al calendario de la Formula 1.

Centro de control superdotado

Fuentes de Fujitsu precisan que la tecnología en proyecto "está diseñada para detectar peligros, accidentes y otros sucesos imprevistos en la vía y ayudar al equipo de control de operaciones a tomar medidas inmediatas". En los próximos años, las soluciones permitirán advertir automáticamente al tráfico de situaciones peligrosas a través de los paneles LED. "Además del procedimiento estándar de mensajes por radio de los comisarios, en el futuro todas las imágenes e información se transmitirán directamente al centro de control de operaciones a través de unos 50 km de cables de fibra óptica. Allí, el personal decidirá qué medidas adoptar, lo que podrá hacerse en cuestión de segundos, ya que por primera vez tendrá una visión directa de lo que está ocurriendo".

Los directores generales de Nürburgring destacaron en rueda de prensa que "la inteligencia artificial es la mejor solución en este caso, porque nadie sería capaz de supervisar y evaluar las imágenes de tantas cámaras en tiempo real y tomar las medidas adecuadas".

Desde la tecnológica recuerdan que, "para garantizar la seguridad de los pilotos y del público, actualmente los peligros e incidentes se comunican mediante anuncios por radio de los llamados comisarios de pista y se señalizan agitando banderas. Naturalmente, pasa un tiempo valioso hasta que la ayuda está realmente en camino y se cierra la pista si es necesario". Sin embargo, con la combinación de las imágenes captadas por las cámaras y la información transmitida con muy bajas latencias, en el suuesto de que se produzca un problema de seguridad, "un sistema posterior alerta al mando de incidentes y puede activar avisos adicionales de semáforos y mensajes iniciales a través de pantallas LED en la pista. Gracias a su diseño modular, el sistema es altamente escalable y puede ampliarse fácilmente a nuevos tramos de pista", añade Stephani.

En el futuro, con ayuda de los equipos con cámaras de alta definición y las evoluciones de la inteligencia artificial, el objetivo es apoyar y acelerar estos procesos de forma significativa y sentar las bases para que las irregularidades se detecten de forma automática y den lugar a las medidas adecuadas en tiempo real".

Jörn Nitschmann, responsable de Transformación Digital de Fujitsu, tiene claro que el lema del que presume el circuito renano 'Todo el mundo alaba lo que Nürburbring prueba', no se limita únicamente a las innovaciones relacionadas con el motor. Tambiçen puede hacerse extensivo a las novedades tecnológicas, incluida la inteligencia artificial al servicio de la seguridad sobre el asfalto. "Sobre la base de esta solución, ya estamos discutiendo la aplicación de la tecnología, por ejemplo, en el tráfico por carretera pública u otros escenarios", apuntó el directivo. Fujitsu ha adoptado un enfoque local para garantizar una latencia mínima del sistema y utiliza una combinación de métodos de IA para satisfacer los requisitos específicos de Nürburgring. El software incluye reconocimiento de objetos por IA para identificar vehículos o personas en la pista. Mediante la segmentación de imágenes, también puede distinguir entre la pista de carreras, las superficies de grava y hierba, así como los guardarraíles y las vallas de seguridad, entre otros elementos del circuito.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud