Tecnología

Musk abre el melón con Twitter: cómo despedir al 70% de los empleados y que la empresa siga funcionando

  • Esto es principalmente a que Twitter es una app establecida y la mayoría de acciones que hay que tomar son de mantenimiento
  • El modelo de gestión de Musk no es el tradicional pero se ha mostrado efectivo y podría ser un ejemplo a seguir

Mientras más grande la empresa, más trabajadores. Esta afirmación se ha aplicado siempre en todo tipo de negocios y sectores, pero Elon Musk parece estar dispuesto a cambiar este concepto, y es que después de pasar de tener una plantilla en Twitter de 7.500 a menos de 2.000, todo el mundo se está preguntando cómo sigue funcionando la red social casi como si no hubiera ocurrido nada.

No es ningún secreto que Elon Musk es un empresario diferente, cómo trabaja y sus métodos de liderazgo son cuestionables, pero poco se le puede decir al magnate, ya que sus empresas son de las más punteras en sus respectivas áreas. Y es que Musk no es el típico directivo de Silicon Valley, y a pesar de que algunas de sus decisiones le salen rana, cuando acierta también hay que darle sus flores.

Desde su llegada a Twitter, el CEO también de Tesla ha llevado a cabo numerosas rondas de despidos, sin ir más lejos este último fin de semana se deshizo de alrededor de 200 trabajadores, pero es que en total desde que compró la red social, Musk ha cesado al 70% de la plantilla que había antes de su llegada.

Lo que es realmente sorprendente, es que salvando algunos aspectos, Twitter sigue funcionando con total normalidad y no parece haber notado los enormes recortes que se han producido. Esto no ha pasado desapercibido y como explicaba Brian McCullough, socio general del Ride Home Fund a The Wall Street Journal "Creo que muchos directivos del sector tecnológico se preguntan si sus empresas realmente necesitan tanta gente".

Aunque es cierto que la resiliencia de Twitter se debe también a la posición en la que se encuentra la red social, es decir, como una de las más usadas e importantes del mundo. Como señala Jason Goldman, exejecutivo de la compañía, "Twitter no está ahora mismo en su fase de hipercrecimiento, es muy diferente si sólo intentas hacer que las cosas sigan funcionando".

Por lo que, en realidad, los trabajadores restantes solo tienen que asegurarse de que las cosas funcionan con normalidad ya que los códigos y solicitudes ya están creados, por lo que sus labores ya no son tanto de creación sino de mantenimiento.

Aunque todavía tienen cosas que mejorar

Sería imposible que unos recortes tan grandes no hubieran tenido efecto en el funcionamiento de la app, y es que como ha detectado NetBlock, tan solo en febrero Twitter ha sufrido cuatro cortes a nivel internacional frente a los nueve que sufrió en todo el 2022.

Otro ejemplo, sería la falta de control sobre las publicaciones que se ha traducido en el auge de tutis que contienen películas completas o la necesidad de que la plantilla deje de lado lo que están haciendo para hacer más robusto el sistema cuando se avecina un gran acontecimiento que va a ser muy comentado en Twitter, como ocurrió con la SuperBowl.

A pesar de estos fallos, que son más puntuales que otra cosa, Musk ha conseguido reducir enormemente el número de trabajadores sin que afecte de una manera muy notable al correcto funcionamiento de la app, y es muy posible que otras compañías apliquen este método para salir adelante en tiempos complicados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud