Tecnología

Razer y Qualcomm sorprenden con una consola portátil para juegos móviles y en la nube

  • Es un prototipo para demostrar el nuevo chip Snapdragon para juegos
  • Puede ejecutar juegos Android y en la nube

El nuevo procesador de Snapdragon está dirigido al sector gaming, y para demostrar sus capacidades Razer ha creado un prototipo de consola portátil.

Éxitos como la Nintendo Switch y próximos lanzamientos como la Steam Deck han demostrado que las consolas portátiles vuelven a ser populares; a eso hay que sumar el lanzamiento de smartphones específicamente diseñados para videojuegos, como los Asus ROG Phone. Para cubrir esta demanda, Qualcomm ha presentado un nuevo procesador, el Snapdragon G3x Gen 1; mientras que el Snapdragon 8 Gen 1 será el modelo usado en los móviles Android punteros, este chip está más pensado para máquinas dedicadas en exclusiva para jugar.

Para demostrar las capacidades del Snapdragon G3x Gen 1, Qualcomm se ha aliado con Razer para desarrollar una consola portátil; aunque por el momento, es un prototipo diseñado para que desarrolladores puedan explorar las posibilidades de la plataforma. Por lo tanto, aunque estará disponible en la tienda de Razer, no es un producto pensado para el usuario final.

Con todo, esta es una consola muy atractiva por lo que se ha podido ver. Está basada en Android, y por lo tanto puede ejecutar todos los juegos de la plataforma sin problemas, y recibir actualizaciones para sus drivers directamente de Qualcomm para mejorar el rendimiento, igual que se hace en los ordenadores.

La GPU Adreno integrada ha sido potenciada para ser capaz de reproducir contenido a 4K y a hasta 144 frames por segundo, con HDR de 10 bits para la máxima calidad visual; aunque la consola de Razer se mantiene en resolución Full HD+, tasa de refresco de 120 Hz y HDR de 10 bits en su pantalla OLED de 6,65 pulgadas. Por lo tanto, la experiencia puede ser incluso mejor que con la nueva Nintendo Switch con pantalla OLED.

Además de juegos nativos para Android, la consola está pensada para ejecutar juegos en la nube, a través de servicios como Xbox Game Pass; también podremos usar Steam Remote Play para disfrutar a distancia de los juegos que tengamos instalados en nuestro ordenador. Para ello, los controles de la consola son muy similares a los de un mando de Xbox, incluyendo la posición de las palancas de control y los botones X, Y, A B, además de botones superiores y los gatillos con recorrido para juegos de disparos o de carreras. De la ergonomía del diseño se ha encargado Razer, que tiene experiencia con muchos productos gaming como los ratones Basilisk V3.

Gracias a la webcam de 5 MP capaz de grabar vídeo a 1080p y 60 fps, y los dos micrófonos integrados, podremos hacer streaming mientras jugamos, conectados a servicios como Twitch, por ejemplo. El puerto USB-C nos permitirá conectar la consola a un televisor 4K HDR o a un monitor, además de dispositivos de realidad aumentada como gafas. Los cuatro altavoces integrados con Snapdragon Sound se encargarán de ofrecer sonido sin retardo.

Esta consola de Razer y Qualcomm por ahora no tiene precio, ni nombre comercial (se llama "Snapdragon G3x Handheld Gaming Developer Kit"), pero puede ser el adelanto de una mayor competencia en el sector gaming portátil.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin