Tecnología

El ratón gaming más completo, ahora con una rueda genial: prueba del Razer Basilisk V3

  • El nuevo modelo tiene una rueda que puede moverse libremente
  • Tiene todo tipo de botones para personalizarlos como queramos

Razer ha presentado hoy el lanzamiento de la tercera generación del Basilisk, uno de sus ratones gaming más populares por la cantidad de opciones disponibles.

Aunque no es el ratón con más botones que ofrece Razer (ese honor lo tiene el Naga con teclado numérico integrado), con 10 + 1 botones, el Basilisk es probablemente el ratón más completo para la inmensa mayoría de jugadores. Con la tercera versión, Razer no sólo ha mejorado lo presente, sino que también ha incluido novedades importantes.

Una rueda de la que te enamorarás

La principal de esas novedades la tenemos en el nuevo diseño de rueda, algo que puede sonar extraño. ¿Acaso han reinventado la rueda, como se suele decir? Sí y no. La nueva tecnología se llama Razer Hyperscroll Tilt Wheel, y es una rueda que se adapta a la fuerza que hacemos sobre ella para ofrecer dos reacciones diferentes.

Al principio, no notaremos la diferencia, y eso es a propósito. Si usamos la rueda como siempre, tendremos esa sensación táctil de cada 'salto' habitual en todos los ratones modernos; este es el modo perfecto para cambiar entre armas en juegos de disparos en primera persona, por el mayor control que tenemos sobre el movimiento de la rueda. Pero, ¿qué pasa si nuestra prioridad es la velocidad?

Pulsa el botón que está justo debajo de la rueda, y esta cambiará un modo libre: la rueda girará sin ningún tipo de restricción, hasta el punto de que puedes darle y girará y girará durante un buen rato. No tendrás ningún tipo de sensación táctil en este modo, y por lo tanto, ninguna restricción al movimiento. Este modo es ideal para hacer 'scroll' de manera rápida, para pasar entre muchas opciones de manera instantánea o para hacer zoom al máximo nivel sin tener que pasar por los anteriores, por ejemplo.

Y ahora, ¿y si te dijera que puedes cambiar entre ambos modos sin necesidad de tocar ningún botón? Si entramos en Synapse, el programa de Razer, y activamos una opción, podremos usar un modo inteligente, en el que el ratón estará en modo táctil y entrará en modo libre si detecta que así lo queremos. Es muy llamativo pulsar una opción en el programa y escuchar cómo el ratón se prepara para cambiar entre un modo a otro.

Cambiar entre un modo y otro depende de la fuerza que hagamos al mover la rueda. Con un uso convencional, es una rueda de ratón como cualquier otra; pero dale con algo más de fuerza, y se liberará y empezará a girar sin ataduras. Cuando termine de girar, volverá automáticamente al modo táctil de siempre.

Es algo muy intuitivo, y después de un par de días de uso usarás esta función sin darte cuenta; aunque personalmente, me gustaría que hiciese falta más fuerza para pasar al modo libre, aunque comprendo que para muchas personas que no tienen mi gigantesca mano eso sería un problema.

Tampoco puedo obviar que este diseño de rueda no es precisamente original. Si has usado alguno de los MX Master de Logitech, probablemente todo lo que he contado te sonará por su tecnología MagSpeed. Pero sinceramente, no me importa que se expanda a otros fabricantes; al revés, llevo años esperando a que alguna marca implemente una tecnología similar en otros ratones, especialmente en modelos gaming. Que finalmente haya sido Razer la que se haya atrevido a adoptar algo similar es motivo de alegría. Además, es una función interesante más allá de los videojuegos; en el escritorio es una herramienta muy útil para pasar muchas páginas de documentos y archivos, por ejemplo.

Ergonómico y lleno de botones

El Basilisk V3 también es una de las opciones más ergonómicas que Razer ofrece en su catálogo, y eso es evidente desde el principio. Su forma está diseñada para adaptarse a una mano derecha (lo siento, zurdos), con partes que suelo ver más en ratones diseñados para la oficina, como una zona para descansar el pulgar, aunque me hubiera gustado que fuese más grande.

El ratón también tiene una inclinación hacia la derecha, que hace que sea más natural dejar que la mano descanse, con los dedos alineados perfectamente con cada botón. Sin importar cómo cojas el ratón, esta es una de las opciones que mejor se adaptarán a tu mano.

Hablando de botones, este tiene de sobra. Junto al mencionado botón para activar y desactivar la rueda libre, tenemos otro para cambiar la sensibilidad del sensor, ideal si usamos diferentes armas en nuestros juegos (como el rifle de francotirador).

A la izquierda tenemos los habituales botones de Adelante y Atrás, junto a otro añadido muy interesante: un botón diseñado para el pulgar, que por defecto ralentiza nuestro ratón. Suena raro, pero si mantenemos este botón pulsado notaremos que el cursor se mueve más lento; en realidad, lo que está ocurriendo es que al mantener pulsado el botón estamos cambiando a otro nivel de sensibilidad más lento y por lo tanto, mucho más preciso. Razer lo llama "Embrague de sensibilidad", y por defecto cambia el ratón a 400 DPI. Puede ser extremadamente útil para obtener más precisión instantáneamente, por ejemplo, si lo pulsamos cuando apuntamos con un arma. La versión V2 del Basilisk ya tenía este botón, y se podía quitar, pero con la V3 Razer ha decidido mantenerlo fijo; el razonamiento es que simplemente no hay tanta demanda por quitar un botón útil como este, y una vez que te acostumbras a su posición, no lo vas a pulsar sin querer.

Los botones principales tienen un clic muy satisfactorio aunque, curiosamente, no suenan tanto como te puedas imaginar; la rueda tampoco suena, lo que hace que este ratón sea ideal para jugar por las noches. Razer ha implementado la segunda generación de 'switches' ópticos, que, en vez de funcionar con un mecanismo que activa un contacto, usa pequeños rayos láser que, si son interrumpidos, detectan el clic. Ni que decir tiene que es mucho más rápido, hasta tres veces más respecto a un mecanismo tradicional, pero a menos que seas un jugador profesional, probablemente no te darás cuenta. La otra ventaja que sí notarás es la duración: aguantan hasta 70 millones de clics, haciéndolos un 40% más resistentes.

Por último, la rueda también se puede mover a la izquierda y a la derecha y puede hacer clic, completando los 10 + 1 botones (contando con el botón inferior que nos permite cambiar entre 5 perfiles para cada aplicación o juego).

Completamente personalizable

Y como cada vez que hablamos de Razer, hay que tener en cuenta que todos estos botones que he comentado se pueden programar para que hagan lo que queramos; sólo he descrito las funciones que vienen por defecto, pero usando Synapse podemos hacer que pulsar un botón ejecute acciones como pulsar varios botones a la vez, ejecutar macros, e incluso ejecutar programas.

También desde Synapse podemos cambiar la iluminación integrada. El Basilisk V3 es el ratón de Razer con más iluminación RGB, incluyendo una tira que pasa por casi todo el borde inferior del ratón y da la sensación de que está 'flotando', además de la rueda y el logotipo. Como es habitual, es compatible con Razer Chroma para configurar las luces como queramos con toda una variedad de opciones, incluyendo la sincronización con el resto de dispositivos que usan la plataforma.

Todo al alcance de la mano

El Razer Basilisk V3 es uno de los ratones gaming más completos que puedes comprar. La implementación de la nueva rueda es todo un acierto que no podemos sino agradecer; la posibilidad de cambiar entre los dos modos, táctil o libre, es de esas cosas que te cambian la vida sin darte cuenta.

También es un ratón puntero, con 'switches' ópticos que garantizan la máxima velocidad, un diseño ergonómico que nos ayudará en las largas horas de uso, y todos los botones que podríamos necesitar normalmente. En su contra, el Basilisk V3 es más pesado, no sólo que muchos otros ratones gaming, sino también comparado con su antecesor; los 101 gramos pueden ser demasiados si buscamos algo ligero y que sea fácil de mover. Además, sólo está disponible con cable, algo que no molestará a los jugadores que prioricen la velocidad, pero a tener en cuenta si querías transportarlo.

El Razer Basilisk V3 estará disponible por 79,99 euros en la tienda de Razer.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.