Tecnología

Meta (Facebook) retrasa una importante medida de seguridad para Instagram y Messenger

  • Meta tiene que equilibrar la privacidad del usuario y la protección de menores
  • Ya implementa este tipo de cifrado en WhatsApp

Instagram y Messenger finalmente no recibirán cifrado de extremo a extremo en el 2022, y según un exempleado, refleja problemas internos en la compañía.

Facebook anunció en el 2019 que todas sus aplicaciones de mensajería adoptarían el mismo cifrado de extremo a extremo que ya se usa en WhatsApp, en un intento de mejorar la seguridad de sus usuarios. Con esta tecnología, sólo los participantes de una conversación tienen la clave de cifrado necesaria para leer los mensajes, y nadie puede interceptarlos ni leerlos; ni siquiera la propia WhatsApp.

Sin embargo, ahora Facebook, ahora llamada Meta, ha retrasado estos planes al menos hasta "algún momento en el 2023"; la explicación oficial es que el tiempo adicional le permitirá coordinarse con expertos para luchar contra el abuso, al mismo tiempo que se protege la privacidad del usuario.

Ante esta noticia, David Thiel, antiguo trabajador de la división de seguridad infantil de Facebook, ha publicado un hilo en Twitter en el que critica la implementación de esta tecnología que, según él, fue anunciada sin ningún tipo de plan.

El gran problema es que los sistemas de detección de abuso infantil y distribución de pornografía infantil funcionan a menos de un 10% de su capacidad cuando se activa el cifrado extremo a extremo; como no pueden leer el contenido de los mensajes, dependen de otros factores como los metadatos para encontrar ese tipo de contenido. Según Thiel, Facebook inicialmente ignoró este problema, lo que provocó la salida de varios empleados de la división de seguridad infantil. De hecho, Thiel acusa a Facebook de intentar meter este tipo de cifrado para evitar problemas legales, más que para otra cosa.

Por supuesto, Facebook ya implementa cifrado de extremo a extremo en WhatsApp; pero Thiel afirma que son dos casos diferentes, ya que WhatsApp es más personal y no funciona como una red social, así que es más difícil contactar con extraños. Cree que meter cifrado de extremo a extremo en Instagram y Messenger sin cambiar el modelo es una mala idea.

Sin embargo, esta decisión también se ha llevado críticas del lado contrario, de defensores de la privacidad que afirman que la seguridad infantil se está usando para socavar la privacidad de los usuarios, y que Meta no debería haber retrasado esta implementación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.