Tecnología

Prueba Samsung Galaxy Buds 2: bonitos, ligeros y con un sonido sorprendente

  • Cuentan con cancelación activa de ruido
  • Aprovechan la plataforma de Samsung y otros dispositivos de la marca

Samsung ha mejorado sus auriculares inalámbricos en todos los sentidos, con un diseño minimalista pero que oculta dos altavoces en cada dispositivo.

Este producto llegó junto con la gran apuesta de Samsung por los smartphones plegables, con el lanzamiento del Galaxy Z Fold 3 y el Galaxy Z Flip 3; sin embargo, que eso no nos confunda. Estos no son auriculares de la gama más alta, y Samsung sigue ofreciendo los Galaxy Buds Pro como su opción más completa y potente, aunque es evidente que estos Galaxy Buds 2 adoptan su filosofía y líneas de diseño.

Con un precio de partida de 149 euros, los Galaxy Buds 2 se enfrentan directamente a alternativas muy potentes en el sector, como los OnePlus Buds Pro, que cuestan exactamente lo mismo. Pero los Samsung tienen varias ventajas, como comprobaremos a continuación.

Un diseño único

El diseño es el aspecto que primero nos llamará la atención. El estuche de carga es muy parecido al de los Galaxy Buds Pro, con una forma cuadrada con bordes redondeados que podemos llevar en el bolsillo sin problemas.

Es más pequeño de lo que parece en las fotografías, especialmente comparado con los estuches de otras marcas; pero eso supone que sólo puede ofrecer un máximo de 20 horas de autonomía, menos de lo que estamos acostumbrados en el sector. Tampoco tienen carga rápida ni carga inalámbrica, dos tecnologías que ya estamos viendo en este rango de precios.

Donde este estuche realmente me ha conquistado es en el diseño. Aunque tenemos cuatro colores diferentes entre los que elegir, todos los modelos parecen iguales con la caja cerrada; sólo cuando la abrimos nos damos cuenta de que el color se aplica sólo al interior de la caja y los auriculares, un detalle muy curioso que los diferencia de cualquier otro modelo.

Los auriculares en sí también tienen un aspecto curioso, Samsung continuando el estilo 'bulboso' que ya vimos en modelos como los Galaxy Buds Live. Curiosamente, eso no los hace difíciles de coger y sacar de la caja, gracias a la resistencia magnética justa.

Ponte los auriculares, y te darás cuenta del gran logro de Samsung: su ligereza. Con un peso de sólo 5 gramos, los Buds 2 se encuentran entre los auriculares más ligeros que he tenido la oportunidad de probar, y eso se nota en la experiencia. Además, en mi caso se han adaptado muy bien a mi oreja y no se mueven, aunque dependen en exclusiva del agarre de la almohadilla, por lo que es más importante que nunca escoger la correcta.

Sin el logotipo de la marca, completamente con un color plano, los Buds 2 tienen un diseño muy diferente al resto del sector, y creo que eso los hace más atractivos.

Sonido sorprendente

Confieso que, cuando noté lo ligeros que eran, mis expectativas sobre el sonido de los Galaxy Buds 2 cayeron en picado, pero Samsung ha conseguido superar todas mis expectativas. El sonido es mucho mejor de lo que esperaba, con una predominancia de los graves que en ningún caso resulta molesta, sólo ensalza las partes más importantes de nuestra música preferida.

La clave para conseguir este sonido está en el uso de dos altavoces, o 'drivers', en cada auricular. Normalmente, los fabricantes intentan meter 'drivers' más grandes para conseguir un sonido más amplio y potente, pero Samsung ha decidido usar una ruta diferente, con el uso de un altavoz dedicado a graves, y otro para agudos.

Es una solución muy ingeniosa, especialmente teniendo en cuenta la escala en la que estamos hablando, pero ha merecido la pena. El sonido resultante es impactante y ofrece una complejidad que no solemos encontrar en unos auriculares inalámbricos. Lo malo, es que este sistema no da la misma importancia a todo el rango auditivo; en concreto, los agudos salen perjudicados en el cambio, y no tienen la calidad de los graves, algo especialmente notable si subimos el volumen.

Con todo, es de agradecer que Samsung haya intentado algo diferente, y pronostico que los próximos avances en miniaturización de hardware hará que este esquema sea cada vez más común en la industria.

La cancelación de ruido también es decente, y si bien no es la mejor que he probado, es capaz de tapar los sonidos indeseados para que nos centremos en la música sin necesidad de subir el volumen.

La ventaja de usar Samsung

La marca de unos auriculares no suele ser un factor que tenga en cuenta a la hora de analizarlos, pero en este caso tengo que hacer una excepción. Si no fuesen unos Samsung, estos auriculares no serían tan buenos.

Y es que es sólo gracias a que son unos Samsung, que estos auriculares tienen tecnologías y funciones que no encontramos en otros sitios. Es la ventaja de formar parte de una plataforma tan extensa y completa, algo que sólo Apple es capaz de igualar. Por ejemplo, estos auriculares son compatibles con SmartThings Find, que nos permite encontrarlos si los perdemos usando una app.

Si tenemos un smartphone Samsung, estos auriculares serán reconocidos inmediatamente y los podremos controlar a través de la app Samsung Wear, junto con otros dispositivos de la marca.

Es una app muy completa, con una de las mejores opciones que he visto nunca: la posibilidad de desactivar los controles táctiles. Aunque los de los Galaxy Buds 2 no son los más molestos que he encontrado, pueden ser un problema a la hora de ponérnoslos y ajustarlos a la oreja; con esta opción, los podemos desactivar si realmente no los estamos usando, como suele ser mi caso.

Y la integración con otros dispositivos Samsung va más allá de los móviles. Por ejemplo, si tenemos un reloj inteligente Galaxy Watch, podemos usar el widget oficial para controlar las funciones de los auriculares, e incluso controlar la reproducción de lo que estemos escuchando; así que, realmente, no necesito los controles táctiles si puedo hacer lo mismo, pero mejor, en el reloj.

No los subestimes

Pese a no ser los más punteros de la marca, los Samsung Galaxy Buds 2 tienen muchos puntos a favor, que los hacen competitivos en un sector con muchas alternativas, tal vez demasiadas. La calidad de construcción, el diseño y la pertenencia a una marca son elementos que tienen mucho peso a la hora de elegir unos auriculares inalámbricos, y estos Buds 2 cumplen de sobra en todos esos aspectos. Que sean tan ligeros y aún así consigan este sonido es algo que no dejará de sorprenderme, y todo ello, con resistencia al sudor IPX2.

Donde los Buds 2 no salen tan bien parados es en aspectos como la duración de la batería, y la falta de funciones que se están convirtiendo en básicas, como la carga rápida o funciones avanzadas de cancelación de ruido.

Los Samsung Galaxy Buds 2 ya están disponibles en la página de Samsung, con un precio de 149,89 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.