Tecnología

Samsung Galaxy Z Fold 3: el plegable evoluciona con cámara bajo la pantalla y la vuelta del S Pen

  • Samsung quiere conquistar el creciente mercado de los plegables
  • Se ha centrado en escuchar las peticiones de los primeros usuarios

Samsung ha presentado la nueva versión de su móvil plegable estrella, el Galaxy Z Fold 3, que soluciona muchos de los problemas de los dispositivos anteriores.

Estamos aún en la infancia de los dispositivos plegables, pero en Samsung creen que es la tecnología que dominará el mercado en los próximos años. Es una categoría que ha venido para quedarse, afirman, y su papel es consolidarla con mejores dispositivos. En el 2021, se esperan unas ventas de 6,5 millones de dispositivos plegables, una cifra que se multiplicará en apenas unos años según las previsiones.

Samsung está en la vanguardia de esta tecnología, pero también es cierto que ha sido la que más ha sufrido las consecuencias de estarlo. Con el Z Fold 3, quieren responder a muchas de las peticiones que han recibido de los usuarios, y de ahí la introducción de estas novedades.

Por ejemplo, el Z Fold 3 será el primer dispositivo plegable resistente al agua, con IPX8; la resistencia al polvo aún no se ha podido conseguir, pero sólo esta novedad ya será algo que agradecerán muchos. Que este es un dispositivo más preparado para el día a día se confirma con el uso de un nuevo chasis de aluminio, llamado Armor Aluminum, y la adopción de la versión más resistente de Gorilla Glass, llamada Victus. Pese a todo esto, el Z Fold 3 en realidad es más ligero que el Z Fold 2, además de ser más pequeño gracias a la reducción de bordes en pantalla.

Cómo no, la pantalla plegable es la gran protagonista, una AMOLED 2x de 7,6 pulgadas con resolución 2208 x 1768 y frecuencia de refresco de 120 Hz. Aunque técnicamente no hay muchas diferencias (el Galaxy Fold 2 no es tan viejo), eso no significa que no tenga grandes novedades; la principal es la nueva cámara selfie bajo la pantalla, que permite ver una imagen sin interrupciones, tanto para disfrutar de contenido multimedia como para trabajar o navegar.

La segunda gran novedad, y algo que muchísima gente llevaba años pidiendo, es la compatibilidad con el S Pen. El destino del lápiz táctil de Samsung parecía unido a la gama Note, que este año no tendrá dispositivo, pero finalmente no ha sido así; la mayor pantalla del Z Fold 3 la hace ideal para dibujar y escribir notas con el lápiz. Habrá dos versiones: el S Pen Fold Edition sólo pesa 6,7 gramos al no usar batería, pero inicialmente sólo será compatible con el Z Fold 3 (aunque en Samsung nos confirman que próximamente más dispositivos ganarán compatibilidad); por otra parte, el S Pen Pro, con batería, será compatible con todos los dispositivos que ya lo son con el S Pen normal, y nos permitirá cambiar entre modos para el Fold y para el resto, a cambio de un peso superior de 13,8 gramos.

En cuestión de cámaras, el Z Fold 3 estrenará la nueva protección Gorilla Glass with DX, para conseguir lentes más claras y que dejen pasar mejor la luz sin aberraciones. Todas las lentes son de 12 MP, con una principal, una gran angular y una teleobjetivo con zoom óptico 2x. Samsung promete grandes avances en sus algoritmos para mejorar la calidad de las fotos con estos sensores. Una funcionalidad muy curiosa es el encuadre automático, capaz de seguir al sujeto de la foto; funciona con hasta cuatro personas al mismo tiempo, por lo que podemos poner un temporizador y hacernos la foto con nuestros amigos con la seguridad de que saldremos todos. La cámara frontal con el móvil cerrado será de 10 MP, mientras que la cámara interior será de sólo 4 MP; un sacrificio necesario al estar bajo la pantalla, pero Samsung afirma que permite conseguir selfies muy buenas.

La experiencia de uso será mejorada para aprovechar mejor la gran pantalla, con una barra de tareas lateral que nos permitirá cambiar entre apps de manera más rápida. Desde aquí, si deslizamos hacia la derecha podremos abrir otra ventana de la app, una funcionalidad que será compatible con todas las apps en multiventana, incluso con las que no han sido adaptadas. Es un sistema experimental que simula el efecto multipantalla, permitiéndonos tener varias apps abiertas al mismo tiempo.

También hay más apps adaptadas que nunca, con interfaz capaz de cambiar para adaptarse a los diferentes modos; por ejemplo, si dejamos el dispositivo medio cerrado, la app de cámara puede usar la parte inferior para los controles, y la superior para mostrar la imagen que está grabando. La pantalla exterior también se usa con la app de cámara, para mostrar lo que se está grabando o fotografiando, algo que puede ser ideal para hacer selfies.

En cuanto al resto del hardware, está basado en un Snapdragon 888, por lo que cuenta con conectividad 5G, y viene acompañado de 12 GB de memoria RAM con 256 o 512 GB de almacenamiento, y una batería de 4.400 mAh con carga rápida de 25 W.

El Samsung Galaxy Z Fold 3 tendrá un precio de partida de 1.809 euros, disponible en tres colores: negro, verde y plata.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin