Tecnología

Musk tacha el confinamiento de "fascista" y Zuckerberg teme la reapertura prematura de la economía

Nueva York

La división en Silicon Valley sobre las medidas de confinamiento y los planes de reapertura de algunos estados quedó patente después de que Facebook, la red social más grande del mundo, y Tesla, el fabricante de vehículos eléctricos, presentaran sus cuentas trimestrales.

Durante sendas conferencias telefónicas para desgranar sus cifras, Elon Musk, el consejero delegado de Tesla, criticó duramente las medidas de confinamiento implementadas por el gobierno federal y estatal para frenar la pandemia del coronavirus. El directivo llegó a calificarlas como "fascistas".

"Es indignante en mi opinión encarcelar por la fuerza a las personas en sus hogares contra todos sus derechos constitucionales y romper las libertades de las personas de maneras horribles e incorrectas", aseguró. Al mismo tiempo hizo un llamamiento en Twitter para liberar América.

Al otro lado de la balanza se encontró Mark Zuckerberg, co-fundador y consejero delegado de Facebook. El multimillonario indicó que si bien los costes sociales por las restricciones actuales son masivos le preocupa "que reabrir ciertos lugares demasiado rápido antes de que las tasas de infección se hayan reducido a niveles muy mínimos, casi garantizará brotes futuros y peores resultados económicos y de salud a largo plazo".

Zuckerberg reconoció que el impacto de la crisis "ha sido significativa", advirtiendo que las consecuencias económicas de la pandemia pueden durar más de lo previsto. No obstante, de acuerdo a las cuentas presentadas, la caída en los ingresos publicitarios durante las primeras etapas del brote parecerían haberse estabilizado.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
jajaja...
A Favor
En Contra

Lo que es indignante es no comprender que el mayor derecho que existe es el derecho a la vida. En el momento que se inicia un confinamiento, con unas normas para proteger a la población de una pandemia como último recurso, no se está produciendo un recorte de derechos o de libertad. En todo caso lo que se produce es un cambio normativo que regula la actividad para proteger un bien mayor en beneficio de toda la comunidad. No hay fascismo cuando lo que se defiende es la vida de todos y a los más desprotegidos especialmente, todo lo contrario, es promulgar una solidaridad necesaria. Recientemente un apóstol de esa mal llamada libertad, uno de los que realizaba manifestaciones insolidarias en EE. UU., uno de los que se proclamaban activistas anticuarentena, McDaniel ha muerto víctima del coronavirus. Me pregunto: ¿Ha conseguido su ansiada libertad? ¿Ha conseguido una caja de pino? Bueno creo que todos somos conscientes de lo que ha conseguido, una caja de pino y sobre todo dejarnos en paz a los demás. Lamentablemente este tipo de gente es como los terraplanistas, los antivacunas, los antidarwinistas, los antitodo y Elon Musk es más de lo mismo.

Puntuación -3
#1