Tecnología

Tony Jin Yong: "El mayor daño por el veto a Huawei lo tendrá la industria de EEUU"

  • "Percibo confianza de los clientes, aunque Huawei siempre se ha mantenido neutral"
  • "Me opongo a ciertas acusaciones que no están basadas en evidencias"
  • "Huawei es una compañía privada sin ningún vínculo especial con el Gobierno chino"
Tony Jin Yong, durante la entrevista con 'elEconomista'

En vísperas de que Estados Unidos cancele o refrende el veto a sus empresas para comerciar con Huawei, la compañía de redes y dispositivos de telecomunicaciones prefiere no adelantar acontecimientos con vistas al próximo 18 de noviembre. Si se levantan las restricciones, el sector respirará de alivio. Si, por el contrario, se mantienen las prohibiciones contra Huawei, el fabricante seguirá avanzando en su propio camino y fiel a su estrategia. Con ánimo explicativo y nunca amenazante, el primer ejecutivo de Huawei en España, Tony Jin Yong, ha apuntado en una entrevista con elEconomista que el mayor daño del veto de Huawei lo sufrirá la industria norteamericana, que en ese supuesto no podrá negociar con un líder global y gran cliente.

¿Qué espera que pueda decidir EEUU respecto al fin o la renovación del veto a Huawei?

No espero ni predigo cambios significativos. El asunto no va impactar en el desarrollo de negocio de la compañía tanto si produce una extensión del veto como si no la hay. Estamos confiados en mantener nuestra línea de crecimiento. El ánimo está muy calmado y la compañía se ha mantenido siempre neutral. Nuestra estrategia ha consistido en mantener la inversión en innovación y reforzar la tecnología que ofrecemos a los clientes. No obstante, percibo cierta confianza por parte de los clientes, de los 'partners' y también de la administración pública.

Pero entiendo que tendrán los dedos cruzados para que la decisión sea favorable...

Es extremadamente difícil predecir qué es lo que va a pasar. En cualquier caso, estoy en contra de ciertas alegaciones que no están basadas en hechos ni evidencias. La compañía se va centrar en sí misma, en lo que podemos hacer por nuestros medios. De hecho, Huawei ya tenía previsto un plan de contingencia desde hacía bastante tiempo con el propósito de seguir manteniendo esa línea de innovación y de inversión, para así asegurar la continuidad en el desarrollo de negocio y del cumplimiento de las implementaciones de los despliegues para los clientes.

Gran parte de la industria tecnológica de EEUU está de parte de Huawei...

Sí. Muchas empresas estadounidenses ya han pedido a su gobierno que finalicen los impedimentos para seguir suministrando equipamiento y software a Huawei. En el caso de que no se a así, seguiremos con vías alternativas. Es un largo camino en el que el mayor daño no lo tenemos nosotros, sino la industria estadounidense.

"Muchos países hayan tomado conciencia de la importancia de la ciberseguridad en el despliegue del 5G"

Como ya ha sucedido en Alemania y en el Reino Unido, ¿ha recibido algún apoyo por parte del Gobierno español o de la administración para respaldar a las 'telecos' a seguir trabajando con ustedes?

En los últimos meses se ha producido un debate significativo sobre Huawei en Europa. Eso ha permitido que mucha gente y muchos países hayan tomado conciencia de la importancia de la ciberseguridad en el despliegue del 5G, con un reconocimiento generalizado del sector europeo hacia Huawei. Asimismo aprecio el apoyo del Gobierno británico y alemán para operar en un entorno abierto y seguro de colaboración y de competencia. En el caso de España, me siento cómodo porque detecto la confianza del sector, de la industria y de la administración publica. El embajador de España en China, Rafael Dezcallar, ha asegurado recientemente que España está completamente abierta a la colaboración con cualquier compañía china.

Se ha hablado del peligro de presuntas puertas traseras en la tecnología de Huawei, pero ahora se alude al denominado riesgo país, por tratarse Huawei de una empresa China. ¿Qué opina?

De alguna manera, este tipo de especulaciones rezuman una mentalidad propia de la Guerra Fría, cimentada sobre factores geopolíticos. Ante esa situación, quiero recalcar que Huawei es una compañía privada y que no existen evidencias de actuaciones entre Huawei y el Gobierno chino, igual que sucede con otras firmas chinas que también son privadas. Huawei es una compañía privada y, salvo el pago de impuestos y el cumplimiento de las leyes del país, no existe ningún tipo de relación, vinculación y compartición con el Gobierno chino.

Pero ha percibido esa desconfianza en el pasaporte de la compañía...

No acepto este tipo de alegaciones, siempre exentas evidencias, que son contrarias al espíritu de libre comercio y cooperación que debe existir en la industria. En 30 años de actividad de Huawei en Europa hemos considerado la ciberseguridad como un elemento básico. Hemos investigado ampliamente en el diseño, en los estándares y en la implementación para que todos los componentes de la red sean seguros, con el beneplácito del gobierno inglés y alemán.

"La población china valora muy positivamente la calidad y el diseño de los productos europeos"

Ese libre comercio deseable no parece existir en China con las empresa extranjeras. ¿Está de acuerdo?

No soy político y no quiero hacer juicios de valor relacionados con asuntos políticos. No es mi manera de actuar, pero mi percepción es que hay una tendencia a la mejora. Así hay un importante incremento de empresas extranjeras y, en concreto europeas, que están invirtiendo y desarrollando sus negocios en China. Tampoco soy un experto en asuntos de libre comercio, pero le aseguro que la población china valora muy positivamente la calidad y el diseño de los productos europeos. Asimismo, hace apenas dos semanas, en una importante conferencia sobre importación y exportación celebrada en Shanghai, muchos países europeos -incluido el Gobierno español- acudieron para buscar oportunidades de negocio en China. En ese foro se ha recalcado a las empresas extranjeras que el país está abierto para comprar. Más o menos se ha venido a decir algo así como "vengan, prueben y díganos que tienen que vendernos".

¿Quién le parece más intervencionista, China o EEUU?

Me planteo en muchas ocasiones el intervencionismo empresarial del Gobierno chino a través de la China Inteligence Law frente al de EEUU con su Cloud Act. En el caso chino, la ley no tiene efecto extraterritorial, al solo afectar a las empresas chinas en China. Por el contrario, no se puede decir lo mismo de la Cloud Act, de obligado cumplimiento para cualquier firma norteamericana, tanto en EEUU como fuera del país.

Huawei estaría a tiempo de incorporar los servicios de Google al smartphone 'Mate 30 Pro' antes de Navidad si EEUU así lo permitiera la próxima semana?

El Huawei Mate 30 Pro, que está a punto de salir a la venta, podría actualizarse con los servicios de Google vía online de forma inmediata, por lo que eso no es problema. Bastaría una actualización de software por la que los usuarios no tendrían que realizar ninguna actuación más que admitir la nueva versión. Asimismo, también disponemos de 'contact center' para resolver las dudas. Al margen de esto, lo que realmente resulta lamentable es que se produzca esta reducción de las oportunidades de elección para el consumidor.

¿Cómo se plantean rebatir a EEUU y despejar los recelos sobre la ciberseguridad de sus equipos?

Huawei es la única compañía que ha anunciado que está dispuesta a abrir el código fuente de su equipamiento. De hecho, en nuestros centros de ciberseguridad -como el recientemente abierto de Bruselas- tenemos el propósito de que las empresas privadas y la administración pública puedan dirigirse allí y revisar el código fuente del equipamiento de Huawei. Muy pocas empresas pueden hacer eso. Por lo tanto, la ciberseguridad no solo es algo que tengamos claro sino que, además, es una prioridad que ponemos a disposición del sector.

Les he escuchado decir que en las redes de telecomunicaciones existen múltiples componentes de muchos fabricantes, por lo que el riesgo no solo es un jugador.

Así es. Huawei es un proveedor de infraestructuras que diseña componentes que conforman la red , pero no es el único actor. También participan otros jugadores, como empresas de software o los propios los operadores, por ejemplo. Con esto quiero decir que Huawei tiene un acceso limitado y restringido en los despliegues.

¿Es buen momento para comprarse un móvil 5G en España?

¿Por qué no? Aquí tengo el mío. Funciona perfectamente sobre 5G, pero también puede simultanear con el resto de las bandas y tecnologías. Por lo tanto, cuando viajas a otros países donde existen conexiones de 5G, el terminal se conecta al nodo compatible para así disfrutar de esas velocidades.

"En España atravesamos por un buen momento, mantenemos una trayectoria al alza"

¿Cuándo espera alcanzar el liderazgo en móviles en España?

Creo que sucederá, pero no sé cuándo. Llegaremos a ser el número uno. Eso es seguro. Y será en los próximos años, en el futuro cercano. No obstante, hay que tener en cuenta la multitud de factores exógenos que no están en nuestra mano y que añaden imprevisibilidad del sector.

¿Qué previsiones maneja para el mercado español?

La situación en España va a estar muy marcada por el despliegue de la telefonía de 5G. Ahora bien, de la cuantía total del negocio de la nueva generación tecnológica, el 70% repercute e impacta en los despliegues para su utilización en sectores verticales. En cualquier caso, en España atravesamos por un buen momento. Estoy contento y satisfecho por cómo van las cosas. Está claro que se mantiene la búsqueda de la excelencia que marca el día a día de la compañía. También percibimos una tendencia al crecimiento -no con el mismo nivel en consumo que en empresas-, pero en general mantenemos una trayectoria al alza, en línea con los datos que manejamos.

¿Qué opina Huawei España de la propuesta de la denominada 'tasa Google' que obligará a las grandes tecnológicas a pagar una tasa adicional por tributos que presumiblemente eluden por otras vías?

No entiendo tanto la tasa pero resulta comprensible que la Administración pública evalúe este tipo de decisiones y analice sus actuaciones en función de un entorno cambiante, diferente al que existía hace cinco o diez años. Entiendo que se evalúen los cambios regulatorios cuando se producen movimientos significativos en el sector digital. Es natural, inteligente y útil que exista ese debate, pero las tasas deben ser justas, equilibradas y consistentes en el tiempo. Es decir, no pueden aplicarse criterios cortoplacistas o temporales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Manuel
A Favor
En Contra

Le podian haber preguntado por el robo de tecnologia a empresas europeas por parte del gobierno Chino y las restricciones a las empresas europeas en China.

Puntuación 7
#1